Tiempo en Capital Federal

21° Max 14° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 65%
Viento: Suroeste 22km/h
  • Sábado 19 de Octubre
    Cubierto15°   21°
  • Domingo 20 de Octubre
    Cubierto15°   18°
  • Lunes 21 de Octubre
    Nubes dispersas14°   20°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

La inflación de junio fue 3,7%: la más alta de los últimos dos años

En el primer semestre, el Indec informó un aumento general de precios del 16%, mientras que la medición interanual saltó al 29,5%; las mayores subas en alimentos, educación  y transporte.

Email This Page
comedor

 

En el primer semestre, el Indec informó un aumento general de precios del 16%, mientras que la medición interanual saltó al 29,5%; las mayores subas en alimentos, educación  y transporte.

Según el Indec,  en junio se registró una variación de precios de 3,7%. Es la mayor suba desde mayo de 2016.

La inflación acumulada durante el primer semestre fue de 16%, mientras que el registro interanual llegó a 29,5%. Al haber superado el 29%, el Banco Central tendrá que dar explicaciones sobre la gestión de política monetaria, según el acuerdo con el FMI.

La inflación núcleo -que no tiene en cuenta precios regulados ni estacionales- tuvo una variación de 4,1%, aún mayor que el índice de precios general.

Las principales subas de precios estuvieron en los sectores de transporte (5,9%), alimentos y bebidas no alcohólicas (5,2%), salud (4,3%) y equipamiento y mantenimiento del hogar (4%).

«La inflación núcleo subió más que la general porque aumentaron más los precios de los bienes no regulados. A diferencia de otros meses, el principal impacto en la variación fue el salto del tipo de cambio y no el incremento de tarifas», explicó Martín Alfie, economista jefe de Radar Consultora. Según el informe del Indec, los productos estacionales variaron 3,4%, mientras que los regulados aumentaron 2,9%.

«El dato más preocupante es en alimentos, que en general está relacionado directamente con la cotización del tipo de cambio, porque tiene un componente transable [que se puede comerciar con el exterior] mayor que el resto de los sectores. Es decir, para que esos productos se vendan en el mercado doméstico en lugar de afuera se piden más pesos y por eso suben los precios», agregó Alfie.

Transporte, que fue el sector que más aumentó, sufrió la suba de tarifas, la del precio de los combustibles y la de los servicios de mantenimiento y reparación de vehículos.  De esta forma, el primer semestre finalizó con las principales subas en transporte (22%), comunicación (20,4%), educación (20,2%), alimentos y bebidas no alcohólicas (17,3%), y vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (16,1%).

La inflación acumulada en el primer semestre, del 16%, tuvo un especial impacto en los productos de consumo masivo. La harina, la lechuga y los huevos se encuentran entre los que más subieron .

 

Por ello, quien iba con $340 al supermercado a inicios de este año, podía llevarse 11 productos esenciales, entre los que se encontraba un kilo de asado, una docena de huevos, un kilo de harina y un litro de lavandina. Hoy, esa misma cantidad de dinero alcanza para cuatro productos menos. Ni pan francés, ni arroz, ni harina ni fideos secos.

«El Gobierno ha perdido todo control sobre el tema inflación, aunque no sé si en algún momento la tuvo. El tipo de cambio está pegando en un contexto económico difícil. Si no tuviéramos las tasas tan altas, el traslado a precios sería aún mayor. Esto se va a mantener. Tal vez julio baje un poco, pero va a seguir en torno al 3% y hace muy difícil cualquier planificación económica en la Argentina», indicó el analista financiero Christian Buteler.

El consumo masivo lleva dos años de caída (4% en 2016 y 1% en 2017) y este año los últimos datos indican que se registró una caída de 0,5% en el acumulado de los primeros cinco meses del año.

Fuente Diario Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario