Tiempo en Capital Federal

10° Max 8° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 71%
Viento: Sureste 25km/h
  • Miércoles 8 de Julio
    Muy nuboso  11°
  • Jueves 9 de Julio
    Muy nuboso  13°
  • Viernes 10 de Julio
    Parcialmente nuboso  14°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

La historia de nunca acabar

Por Juan CArlos Kusnetzoff

Por Juan Carlos Kusnetzoff
Email This Page
sexourbano

Esperar que la depresión se manifieste con tristezas o llantos evidentes, falta de sueño o de apetito –tanto general como sexual– es lo clásico. Sin embargo, atención: casi no sucede así actualmente.
Los hombres que fallan en la erección, tienen eyaculación precoz o, en algunos casos, no pueden eyacular, en general suelen tener apenas una suave pena.

Un problema sexual más equivalente a la depresión es el que se denomina “anhedonia eyacuatoria” y se refiere a la incapacidad para experimentar placer. Más concretamente, es eyacular, pero sin sentir o tener un orgasmo. O sea: el afectado no goza. Es como si la persona estuviera anestesiada.

El término “anhedonia” lo usó por primera vez el psicólogo francés Théodule-Armand Ribot en 1896, cuando publicó su libro La psicología de los sentimientos (La Psychologie des sentiments). Ahí definió que la anhedonia es la incapacidad para experimentar placer, la pérdida de interés o satisfacción en casi todas las actividades de la vida.

Esto quiere decir que algunas personas que padecen anhedonia son incapaces de experimentar placer y/o disfrute en ninguna circunstancia. Por otro lado, en otros casos, el problema se enfoca en falta de placer en aspectos concretos de la vida. Como por ejemplo en el apetito por la comida, el interés por las relaciones sociales, las actividades de ocio o, y acá es donde nos interesa, el sexo.

Curiosamente, este tipo de padecimiento puede y suele pasar inadvertido para los especialistas, ya que los pacientes no lo manifiestan o, incluso, muchas veces lo ocultan. Por eso, los tratamientos suelen ser inadecuados y en algunos casos hasta prolongan el problema al confundirlo con algo aparentemente urológico o sexológico.

En las últimas décadas, se ha evidenciado la importancia de la anhedonia como síntoma fundamental en diversos trastornos neuropsiquiátricos. Entre los más comunes, la depresión y, en los casos más raros, la esquizofrenia.

Por eso, lo más indicado en estos casos de apatía y sexo sin orgasmos masculinos son los tratamientos antidepresivos con medicamentos apropiados, acompañados por psicoterapia.

DZ/sc

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario

Columnistas
Diario Z
Médico sexólogo clínico. Director del Programa de Sexología Clínica del Hospital de Clínicas. Jefe de Cátedra Libre Sexología Clínica.