Tiempo en Capital Federal

24° Max 18° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 64%
Viento: Sureste 27km/h
  • Sábado 4 de Diciembre
    Cubierto con lluvias19°   23°
  • Domingo 5 de Diciembre
    Parcialmente nuboso con lluvias19°   22°
  • Lunes 6 de Diciembre
    Nubes dispersas18°   24°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 07/12/2021 20:35:12
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

La guerra de los changuitos

La Ciudad se transformó en territorio de disputa entre supermercados chinos y grandes cadenas.

Por Patricio Eleisegui
Email This Page

Como pocas veces en su historia, Buenos Aires es tierra de disputas y enfrentamientos en el ámbito de las góndolas. Sucede que de un tiempo a esta parte, la pelea por la clientela no ha hecho más que ampliarse, y a la competencia que ya mostraban los hipermercados con el tradicional comercio de barrio ahora se sumó el surgimiento de nuevas opciones impulsadas por las grandes cadenas. El objetivo: minar la fuerte expansión que muestran las cámaras que aglutinan a los supermercados chinos a lo ancho y largo de la geografía porteña.

El surgimiento de alternativas en formatos reducidos como Carrefour Express, Changomas, y las ya conocidas eki y Best, pone en claro que el consumidor a captar es el que compra en los autoservicios. Este cliente, lo reconocen cadenas y súper chinos, pesa cada vez más en la balanza comercial de la Ciudad, y es el que consagra la propuesta de cercanía y precios baratos que proponen los comercios asiáticos.

La facturación cercana a los 4 mil millones de pesos que muestran los supermercados chinos, de acuerdo con datos aportados a Diario Z por Cedeapsa y Casrech, las entidades que nuclear a estos emprendimientos, ha motivado que cadenas como Carrefour concreten desembolsos de hasta 250 millones de pesos sólo este año para expandir en la Capital Federal su opción Express.

Algo similar puede aplicarse a Walmart, que en 2010 puso en marcha cuatro locales Changomas en Liniers, Flores, Pompeya y Mataderos. Las aperturas no pasaron inadvertidas para cámaras como Cedeapsa, que delineó un proyecto de ley orientado a regular la aperturas de bocas de venta. ¿El motivo? La falta de una normativa que fije criterios de proximidad entre supermercados.

«En muchas zonas se abrieron Changomas prácticamente frente a nuestros locales. Eso para nosotros roza la provocación. Y es curioso cómo el gobierno de la Ciudad no toma ningún tipo de intervención para hacer más clara la competencia. Trabajamos en un futuro proyecto de ley que ponga límites a estos movimientos», comentó a Diario Z Yolanda Durán, presidenta de Cedeapsa.

«Hace pocas semanas inauguramos nuestro primer Chinxpress, otra variedad de autoservicio, y a los pocos días nos comentaron que se venía un Changomas en el mismo área», agregó. Precisamente Chinxpress es una nueva cadena ideada por los orientales para fortalecer su presencia en Buenos Aires. Durán anticipó a Diario Z que este año la flamante red sumará otros 100 puntos de venta en la Capital Federal.

Durante 2010, los súper chinos jugaron fuerte no sólo con las aperturas. Así, Cedeapsa rubricó un acuerdo con el Banco de la Provincia de Buenos Aires mediante el cual comenzó a permitir pagos con tarjetas de crédito Diners, Visa y Mastercard.

Por su parte, Casrech fue más allá: lanzó, a mediados de 2010, su tarjeta de crédito «Red Economía». Para este año, la entidad prepara el lanzamiento de 26 productos -entre fideos, harinas y otros secos- también bajo la etiqueta «Red de Economía».

El secretario de Casrech, Miguel Calvete, también deslizó que en los próximos meses se librará con mayor potencia la batalla por seguir ganando volumen de ventas frente a los nuevos autoservicios que impulsan los hipermercados. «Se está trabajando para proponer marcos que fijen un radio de acción. La idea es limitar a los grandes grupos económicos extranjeros. Restringir las bocas de proximidad es la única barrera contra la concentración y la cartelización en la Argentina», manifestó a Diario Z. También, a los ojos de Casrech, la ausencia de normativas municipales que definan el caudal de comercios que puede poseer cada cadena por barrio, aparece como la causa básica que alienta esta competencia en ascenso.

Sumados los emprendimientos asiáticos hoy concentran el 50 por ciento de las ventas de comestibles que se realizan en la Capital Federal. Casi la totalidad de la mitad restante del mercado es propiedad de las grandes cadenas, mientras una porción ínfima todavía es controlada por los comercios de barrio montados con capitales ciento por ciento argentinos.

Según datos de la Cámara Argentina de Supermercados (CAS), en Buenos Aires sobreviven apenas cien autoservicios pertenecientes a dueños locales.

DZ/km

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario