Tiempo en Capital Federal

21° Max 19° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 97%
Viento: Nordeste 29km/h
  • Domingo 11 de Abril
    Cubierto con lluvias15°   20°
  • Lunes 12 de Abril
    Despejado15°   22°
  • Martes 13 de Abril
    Despejado16°   21°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

La ganadora del Bafici: una película actual y a la vez situada en los 70

Francisco Márquez, co-director, charló con Diario Z sobre el film que, dice, invita a preguntarse si se es parte de la «mayoría silenciosa» o un «ser político».

Por Valentina Herraz Viglieca
Email This Page
La -larga-noche de Francisco-Sanctis

«No es una película sólo sobre los 70, sino sobre el compromiso», dice Francisco Márquez, director junto a Andrea Testa de La larga noche de Francisco Sanctis, que ganó los premios a Mejor Película y Mejor Actor en la Competencia Internacional del 18º Bafici y acaba de ser seleccionada para participar en la sección Una cierta mirada del próximo festival de Cannes. Se le adivina en la voz, aún no lo puede creer: esta es la primera producción de ficción de ambos, que actualmente están preproduciendo el documental El comunismo después del comunismo.

Márquez nació en Buenos Aires en 1981 y estudió cine en la ENERC. Antes de La larga noche… realizó, además de varios cortometrajes, el documental Después de Sarmiento, en 2014. Gracias a este trabajo participó del 27º Festival de Cine Latinoamericano Rencontres de Toulouse, en Francia, y en el 32º Festival de Cine de Bogotá, entre otras competencias internacionales.

La larga noche de Francisco Sanctis está basada en la novela homónima de Humberto Costantini  (1924-1987). El protagonista (Diego Velázquez) es un padre de familia que trabaja en una empresa. Transcurre el año 1977 cuando le cuentan que dos jóvenes, a quienes no conoce, van a ser secuestrados. El  eje de la película es el dilema que atraviesa este hombre de clase media, entre ayudar o no. Un dilema que lo obliga a salir de la comodidad de vivir la dictadura de costado.

¿Cómo eligieron a  Diego Velázquez para el papel de Francisco Sanctis?
Necesitábamos un muy buen actor porque era difícil lo que tenía que hacer. La película está contada desde el punto de vista del protagonista, pero a la vez muestra, de algún modo, el contexto, así que el desafío era llevar todo el tiempo el equilibrio entre lo que se ve y lo que no se ve. Si bien teníamos claro que no queríamos hacer la típica película sobre la dictadura, el Ford Falcon verde adelante de todo, también teníamos cierto temor de que no se viera nada.

¿Qué les interesó de la novela de Costantini?
El libro nos pareció muy actual, aunque la historia suceda en los 70. Nos hizo pensar que el tema no es qué hizo la historia con nosotros, sino que se trata de qué podemos hacer nosotros con lo que la historia nos hizo.  ¿Cómo nos podemos involucrar? Por eso decimos que no es una película sólo sobre los 70, sino también sobre el compromiso.

La película es muy actual en el sentido de que aún hay situaciones que la sociedad prefiere no mirar: las personas durmiendo en la calle, los pibes con hambre, los femicidios…
La larga noche… es una película política que intenta pensar de qué forma todos somos sujetos políticos y cómo esa llamada «mayoría silenciosa» jugó un rol clave en la consolidación de la dictadura. Como directores no lo planteamos desde un lugar para juzgar, pero sí de problematizar: ¿cómo nos vinculamos con la sociedad que nos circunda? Y eso tiene que ver con lo que nos interesa a Andy a mí más allá del cine, lo que todo el tiempo nos está conmoviendo.

¿Cómo creés que va a impactar esa cierta incomodidad en el público?
Nunca pensamos la película como naturalista. Lo que sucede es la percepción que tiene el protagonista de la realidad que va viviendo. La apuesta que hacemos es tener una línea narrativa fuerte y clara, que pueda comprender cualquier espectador. Quisimos que la gente pudiera vivenciar lo que está transitando el personaje. Por eso está contado desde el punto de vista de él, y se escucha como él escucha; se ve lo que él ve.

¿Todo esto cobra otra dimensión a 40 años de la dictadura?
Sí, claro, es una marca muy grande que nos sigue interpelando hasta el día de hoy. Por ejemplo, están las declaraciones del ministro de Cultura de la Ciudad, Darío Lopérfido, que ponen en duda la cantidad de desaparecidos. Hay que seguir hablando sobre la dictadura porque hay gente que vuelve a plantear cuestiones que ya creíamos superadas, como la teoría de los dos demonios.

DZ/dp

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario