Tiempo en Capital Federal

24° Max 18° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 64%
Viento: Sureste 27km/h
  • Sábado 4 de Diciembre
    Cubierto con lluvias19°   23°
  • Domingo 5 de Diciembre
    Parcialmente nuboso con lluvias19°   22°
  • Lunes 6 de Diciembre
    Nubes dispersas18°   24°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 04/12/2021 11:13:20
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

La columna de Zabo: Miedo e identificación

Por Nicolás Zabo Zamorano
Email This Page

Miedo. Son pocas las cosas que nos acompañan desde el día que salimos al mundo hasta el momento en que nos despedimos de él. El miedo es una de ellas. Siempre tememos algo, aunque este algo vaya cambiando sus formas.

De chicos, podíamos jurar que alguien estaba esperando para salir por debajo de la cama o de adentro del ropero. Monstruos que aparecían apenas se apagaban las luces, sombras que dejaban de ser amistosas. Los adultos, carentes de imaginación, nos calmaban diciendo que nada de eso era real… todo producto de nuestras cabecitas. Tal vez el hombre de la bolsa no era real, pero mi miedo sí.

Con los años, los miedos -podríamos decir- se volvieron más racionales, hasta quizás un poco superficiales. Ya más grandes, empezamos a ver diferentes tipos de miedos. Por ejemplo: Georgina está aterrorizada con que el tercer «amor de su vida» la deje por otra. Juan tiene pánico a crecer, a abandonar la inocencia y la excitación por hacer las cosas mientras que Guido, por otro lado, tiene miedo a no encajar y por eso se obliga a ir construyendo diferentes personalidades ¿Que a qué le tengo miedo yo? No sé. Creo que al olvido. A no dejar una huella. No quiero ser alguien intrascendente, no quiero ser la persona común y corriente que vivió de la manera que es correcto vivir. No me interesa la familia, la casa, el auto, el perro, los hijos, el trabajo ideal y la supuesta felicidad que se encuentra en la armonía aburrida de la cotidianeidad. Prefiero ir a ver qué hay. Siempre. Y así resaltar para poder ser un poco menos olvidable. Qué se yo.

Mientras escribo comienzo a entender por qué todos estamos obligados a pasar por la juventud. Algunos creen que esta edad es una tortura. Yo, en cambio, prefiero disfrutar cada segundo, ya que uno de los propósitos más interesantes en esta etapa es encontrar a alguien que te entienda o algo que te identifique.

Alguna cosa que nos diga que no estamos tan solos en este mundo donde todo parece estar siempre en contra. Hasta inconscientemente, buscamos en las expresiones de arte, como la música o literatura, seres que hayan podido plasmar en sus obras cosas que nos estén pasando hoy. ¿O acaso soy el único que cuando escucha «Don’t Speak» de No Doubt piensa: «Esta hija de puta de Gwen Stefani lo escribió pensando en mí»?
Identificación. Tan inevitable como necesaria, es la que nos rescata de nuestros miedos.

 

DZ/sc

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario