Tiempo en Capital Federal

31° Max 24° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 49%
Viento: Nordeste 27km/h
  • Viernes 29 de Enero
    Cubierto20°   28°
  • Sábado 30 de Enero
    Cubierto con lluvias20°   26°
  • Domingo 31 de Enero
    Cubierto con lluvias20°   23°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

La columna de Zabo: Los anormales

http://yo-adolescente.com.ar

Por Nicolás Zabo Zamorano
Email This Page

Anormal. El discapacitado emocional está acostumbrado a que se lo llame de esa manera. Es una persona carente de expresiones que se consideran básicas en una sociedad.
El convaleciente no puede demostrar a los amigos lo importantes que son y tampoco cuánto quiere a su pareja. Frente a un abrazo o a cualquier muestra de cariño se presenta frío y distante y casi que puede presentar un cuadro de presión baja si el acto de amor es desmedido. Por esto último, cada vez que el discapacitado emocional genera accidentalmente una actitud afectuosa frente a alguna situación, ésta es festejada por su entorno como si se hubieran recuperado las Islas Malvinas o si Radiohead hubiera confirmado que vuelve a la Argentina. Y que toca gratis. En Cemento.
El discapacitado emocional es llamado anormal desde la infancia, pero recién con los años entiende que no es un insulto sino un adjetivo calificativo. Se siente anormal y no lucha contra el término. Al no poder entender sobre sentimientos, la lógica se impone y supone que una reacción química es lo que tiene que suceder para que dos personas se enamoren entre sí. Sólo una respuesta científica tendría sentido ante ese millón de situaciones que ve en la pantalla de su computadora todos los días: desde dedicaciones de canciones de Tan Biónica en Twitter a álbumes de fotos que se llaman «Con mi gordo» en Facebook. El discapacitado emocional se siente Sheldon Cooper la gran mayoría de las veces.
En la adolescencia, ser el anormal se vuelve un orgullo. Porque claro: las bandas más populares y los artistas melosos jamás podrían hacer sentir identificado a un discapacitado emocional. ¿Cómo este enfermo espiritual podría cantar cosas que no entiende? No entiende por qué Alejandro Sanz jode tanto con esa amiga suya ni por qué Ricardo Montaner cree en él, si él no lo conoce. Sólo el vacío existencial que bandas como Nirvana pueden hacer tener sentido a esa edad son aceptadas en su reproductor de música y llevan al discapacitado emocional a vestirse de manera poco convencional. Lo que lo vuelve el anormal. Otra vez.
Pero a nadie le gusta hacer el mismo papel por mucho tiempo. Bah, a Nicolás Cabré quizá, pero no es el punto. Lo importante es no aceptar que estamos hechos para cumplir ciertas funciones dentro del grupo de amigos, sino que podemos ocupar el lugar que queremos.
Sólo cuando entendamos eso, los discapacitados emocionales podremos ser aquello que siempre soñamos y jamás admitimos: un pelotudo enamorado que no se cansa de demostrarlo.

DZ/LR

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario