Tiempo en Capital Federal

30° Max 21° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 71%
Viento: Sur 30km/h
  • Domingo 17 de Enero
    Despejado18°   28°
  • Lunes 18 de Enero
    Despejado20°   29°
  • Martes 19 de Enero
    Muy nuboso21°   31°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

La columna de Zabo: Las listas

http://yo-adolescente.com.ar

Por Nicolás Zabo Zamorano
Email This Page

¿Te pasó? Seguro que sí. Todos llegamos alguna vez al supermercado y puteamos fuerte y parejo cuando nos dimos cuenta que nos habíamos olvidado la lista de las cosas que necesitamos para nuestra casa. Esa lista que nos tomó una bocha de tiempo hacer mientras revisábamos que nos faltaba y con que cosas ya nos estamos quedando sin. Y ahora estamos
en ese lugar tan inmenso, lleno de cosas que no necesitamos pero que por algún segundo nos convencerá de que sí. Llevaremos marcas en lugar de precio. La cantidad la pondremos sobre la calidad. Nos olvidamos de la lista.
Yo me olvido de la lista casi todas las noches de los fines de semana. Aunque últimamente los días hábiles parecen no estar tan prohibidos para mí como antes. Supongo que eso lo 
analizaré más tarde. 
La lista deja de existir en cuanto me apoyo sobre la barra. Uno cuando entra al supermercado lo primero que hace es recorrer góndolas para ver si recuerda algunas de las cosas anotadas, pero al toque nos confundimos y nos preguntamos «¿Cuál fue el que llevé la última vez?», es ahí cuando agarramos cualquiera. En la noche pasa lo mismo, miramos aspectos y actitudes esperando que nos recuerden algo. Bah, a alguien. A alguien
que nos hizo bien en algún momento. Después de un par de vasos vacíos es difícil recordar a quien nos hizo bien. ¿Por qué que tanto bien nos pudo haber hecho habiendo terminado
nosotros acá? Dejá de tener sentido la lista. Nos obligamos a que deje de tener sentido necesitar algo para convencernos de tomar lo que queremos. Por ahora sólo queremos más alcohol.
¿Y esos productos medios vacíos que quedaban en casa? ¿Compramos nuevos o esperamos a que se acaben? ¿Los exprimimos hasta la última gota? En la noche los amigos ya nos
evitan. A veces están enojados por algo que hicimos, a veces están tristes porque sienten que no pueden hacer nada. Al principio queremos amigos nuevos, sería lo más simple. Después
pensamos que si son nuestros amigos tendrían que bancársela y estar hasta el final. Pero para cuando nos dimos cuenta ninguna de las dos opciones siguen siendo viables. Así nos llenamos de productos nuevos que jamás anotamos en la lista. Ponemos la cantidad sobre la calidad.
Estoy yendo demasiado al supermercado quizás. Y demasiadas
son las veces que me olvido la lista. O que me hago creer que me la olvido, no sé. Hay una pequeña adrenalina en esto de ir a ciegas. ¿Pero vale más que no saber si te va a aguantar el límite de la tarjeta? Mejor voy a casa y vuelvo otro día.
Estoy volviendo a casa. 

DZ/LR

 

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario