Tiempo en Capital Federal

24° Max 16° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 73%
Viento: Suroeste 29km/h
  • Martes 30 de Noviembre
    Nubes dispersas16°   26°
  • Miércoles 1 de Diciembre
    Cubierto17°   22°
  • Jueves 2 de Diciembre
    Despejado18°   25°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 29/11/2021 05:22:34
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

La columna de Zabo: Homero

.

Por Nicolás Zabo Zamorano
Email This Page

«¿Sabías que hay dictadores que también son drogadictos?» Una presen­tadora de la ultraconservadora cadena Fox de Estados Unidos lanza la pregun­ta a sus compañeros de piso que sonaría preocupante si no fuera por el hecho de que esos dictadores son nada menos que Hugo Chávez y Evo Morales, presidentes elegidos democráticamente.

Esta mujer logra que uno se irrite e indigne a una velocidad que la mismísima diputada Hotton sentiría envidia (¡¿calle o Pepe?!), pero la situación entra en un absurdo que enseguida provoca la carca­jada al momento en que comienzan a ha­blar de pasta de cacao al querer referirse a la coca.

Oliver Stone estuvo en nuestro país presentando su nuevo documental Al sur de la frontera donde entrevista a varios de los importantes líderes en Latinoamé­rica poniendo de eje la visión que tienen los Estados Unidos sobre lo que está pa­sando en la región y en cómo demonizan a Chávez. Haciendo uso de mi mejor ma­nipulación afectiva y poniendo los ojitos como el gatito de Shrek conseguí que mi encantadora y sexy jefa en la redacción me consiguiera entradas para el evento que se hacía en su honor en el Centro Cultural Caras y Caretas (mis vecinos de hoja en el diario) y para el estreno de la película en el Gaumont.

Leí muchas críticas a favor y en con­tra, pero una de las definiciones que más me gustó fue la que utilizó Juan Pablo Ci­nelli para referirse a la obra: en un balan­ce final se debe decir que el documental de Stone es entonces algo así como La­tinoamérica explicada a Homero (Simp­son). Durante la proyección del filme se escucharon aplausos, abucheos y más de un snif de gente que se vio emociona­da. La gran mayoría de las malas críticas atacaban por el lado de que Oliver venía a contarnos algo que nosotros ya sabía­mos y que no tenía valor en nuestras tie­rras, pero creo muy por el contrario que el problema está en que tenga que venir alguien al norte de la frontera a recor­darnos las cosas buenas en una sociedad donde los medios tratan de homerizar­nos todo el tiempo.

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario