Tiempo en Capital Federal

18° Max 14° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 72%
Viento: Este 24km/h
  • Viernes 25 de Septiembre
    Cubierto con lluvias15°   19°
  • Sábado 26 de Septiembre
    Cubierto con lluvias16°   18°
  • Domingo 27 de Septiembre
    Cubierto13°   17°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

La columna de Zabo: El Club de los Amigos Muertos

La columna de Zabo. El Club de los AMigos Muertos.

Por Nicolás Zabo Zamorano
Email This Page

Cuando tenía catorce años co­nocí a Paulo, creo que él ya tenía dieciséis en esa época. Fue durante un recital de Cadena Perpetua en zona sur. Me dijo que le gustaba mi remera de Fun People y me dejó un fanzine que hacía él que se llamaba Adolece Adolescente.

Después del show lo volví a cruzar en el tren mientras regresaba con mis amigos y le dije que era un bruto, que adolece no ve­nía de adolecer pero él me explicó que según su visión sí, que había demasiadas similitudes entre esta etapa de la vida y ese término. Para él, eso no era casualidad.

Un año y monedas después… Pol se suici­dó. Tranquilos, no todas fueron pálidas: con eso logré mi membresía al CAM (Club de los Amigos Muertos).

El CAM es algo que se creó una noche en la casa de Juan, cuando sólo que­dábamos siete después de su cumpleaños. Tirados en la terraza de ese caserón antiguo en Caballito y afectados por la cantidad de alco­hol, se me ocurrió preguntar cuál era la historia más triste de cada uno.

Fue la primera vez que lo hacía en ese entonces, acababa de termi­nar de escribir Yo, adolescente y no sabía de qué hablar en una segunda novela.

Por alguna razón, la costumbre se me quedó y cada vez que alguien está con las defensas bajas aprove­cho para preguntarle esas cosas, así pueden darme un relato más crudo y «andreadelbocadizado» (dícese de la persona que dramatiza situa­ciones ya de por sí dramáticas) del hecho.

¿A qué iba? Ah, sí… la creación del grupo.
Bueno, resultó que todos tenía­mos algo en común: un contem­poráneo muerto.

Los reunidos ese día gozamos de un humor negro bastante particular, por lo que no nos pareció desubica­do ni morboso ponerle nombre a la reunión. Sabíamos que salíamos de esa casa siendo todavía más unidos que antes.

La muerte joven es algo que no se explica fácilmente y que dudosamente pueda entender alguien a quien no le pegó de cerca.

El otro día me llamó Manuela para preguntarme si podíamos agre­gar una membresía y fue triste. Es algo para lo que uno no está prepa­rado, ¿saben?

Transcurre sólo en un segundo, y en ese lapso sabés que algo mu­rió dentro tuyo: la seguridad.

No hay nada que superar, es un fantasma que permanece al lado y te mantiene alerta… la muerte de un amigo es la
más inexplicable de todas.

Uno siempre tiene presente que tarde o temprano no va a tener más a los padres, tíos o abuelos, pero con los pares de nuestra edad eso no sucede.

Quizá sea porque si comen­záramos a preocuparnos por la desaparición física en este pla­neta de ellos, también debería­mos hacerlo por la nuestra.

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario