Tiempo en Capital Federal

13° Max 8° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 68%
Viento: Norte 20km/h
  • Domingo 1 de Agosto
    Despejado  13°
  • Lunes 2 de Agosto
    Despejado  14°
  • Martes 3 de Agosto
    Cubierto  14°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

La columna de Zabo: El blogger

La columna de Zabo. El blogger

Por Nicolás Zabo Zamorano
Email This Page

Si me llamas desde un número privado no te voy a atender. Me parece un juego psicológico macabro el querer obligar a una persona a contestar sin saber quién está del otro lado en una época donde existe el identificador de llamadas. El tema es que esa mañana de enero yo había vivido una clásica noche en la costa y el ringtone de mi celular era tan penetrante frente a mi resaca y la de mis amigos que todos comenzaron a revolearme zapatillas hasta que atendí sin importar que en la pantalla figuraba el temible «desconocido». Llamaban de la redacción.

Hice un esfuerzo sobrehumano para sonar como una persona decente y arreglamos juntarnos a los pocos días, cuando yo volviera a Baires. Lo anoté sobre una caja de pizza para no olvidarme y le permití a mi cuerpo volver al estado de knock out.

Cuento esto porque la semana pasada el diario cumplió su número treinta y yo mi vigésima columna en él (creí que antes de llegar a la quinta algún estudiante de periodismo buscando un lugar en el medio iba a gritarme: ¡Es un afano, juez! ¡Suspéndanlo!). El día que caí por primera vez en la redacción enseguida me dijeron ¿vos sos el blogger?, debe ser que tengo pinta de tal. Pensé que querían hacer una nota porque era la época en que Yo, adolescente empezaba a tener unas repercusiones interesantes en ciertos medios que me apodaron como el Cumbio de culto, odioso karma con el que sigo cargando, pero en realidad ellos tenían pensado darme una columna en el diario.

En un principio lo tomé como «no te mandes cagadas Nicolás, acá no podes borrar un posteo si escribís borracho», después pude poner cualquier cosa que se me cruzara por la cabeza. ¿Por qué les cuento esto? Porque estaría bueno que los que laburan en los medios se quiten la solemnidad que creen que les da el ser comunicadores sociales y empiecen a comentar sin pensar en quiénes son los dueños de esos medios, ya que si de verdad aman la tarea que cumplen van a poder encontrar rápido otro lugar donde difundir su pensamiento.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario