Tiempo en Capital Federal

21° Max 14° Min
Cubierto con llovizna
Cubierto con llovizna

Humedad: 57%
Viento: Suroeste 40km/h
  • Jueves 29 de Octubre
    Parcialmente nuboso12°   18°
  • Viernes 30 de Octubre
    Parcialmente nuboso10°   17°
  • Sábado 31 de Octubre
    Nubes dispersas13°   18°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

La clave está en el plan maestro

Por Roberto Mandolesi. Ingeniero civil. Ex subsecretario de Obras y Mantenimiento (2005-2006). Ex director del Ente de Mantenimiento Urbano Integral (2003-2005).

Email This Page

En 1918 se diseñó el nuevo sistema de aguas pluviales de la ciudad, por la Administración Nacional de Obras Sanitarias de la Nación, para las condiciones prevalecientes en esa época, es decir, lluvias de diversa magnitud registrada, diversa duración y escorrentía adoptada (cuánto se absorbe de lo que cae del cielo por el suelo del lugar y cuánto sigue por el campo o terreno ). Esas condiciones eran, para hacerlo simple, 1 milímetro de altura de agua por minuto de duración de la lluvia, y el suelo o territorio absorbía el 50% de lo que caía y, desde la provincia de Buenos Aires donde se aportaba a las cuencas naturales de esa época, ingresaba el 25% de la lluvia caída. Así se diseñaron todos los conductos pluviales de la ciudad y los del denominado aglomerado bonaerense.

A casi 100 años del diseño del saneamiento hidráulico de la Reina del Plata, qué tenemos: casi lo mismo en obras existentes, salvo las obras de La Boca-Barracas y la conclusión parcial a la fecha del arroyo Maldonado en la ciudad. En la provincia, algunas obras concluidas en 2006, como los aliviadores Holmberg (arroyo Medrano) y Cildáñez (arroyo Cildáñez) ejecutadas por la Nación, y también el Plan Maestro del Saneamiento de la Ciudad desde 2006.

Por lo tanto, todo es insuficiente en la actualidad, ahora tenemos casi 2 milímetros de altura de agua por minuto de duración de la lluvia, y el suelo o territorio absorbe el 5% de lo que cae y, desde la provincia de Buenos Aires se aportan a las cuencas naturales, ahora entubadas, casi el 95% de la lluvia caída.

Por lo que tenemos que asumir que lo diseñado por el Plan Maestro es prioritario y se debe construir en el menor plazo, dado que está demostrado no solo por los hechos de la naturaleza, sino por la ingeniería, que planteó una solución parcial dado que la total es físicamente imposible de materializar: qué debe hacerse y en dónde.

De tener que asumir una prioridad, deberá evaluarse la incidencia que sin obras se producirá en la población afectada, las redes de tránsito que quedan fuera de servicio, los hospitales y servicios educativos afectados, etcétera, y así tendríamos una prioridad notoria hacia una cuenca: la del arroyo Medrano, dado que abarca entre Ciudad y Provincia casi 5.000 hectáreas y más de un millón de habitantes, afecta a la avenida General Paz y la Panamericana, además de escuelas e impide el rápido acceso a hospitales. Las tecnologías actuales de administración o gestión urbana demuestran lo afirmado fácilmente. Pero esta cuenca es una de las más afectadas en la última lluvia, no lo fue tanto en la anteriores, salvo en la provincia, por el aliviador construido, por lo que a igualdad de precipitación, la prioridad pasa por el arroyo Vega, cuya cuenca ocupa casi 1.900 hectáreas y afecta a 300.000 habitantes.

En tercer orden en igualdad de condiciones climáticas, deberá intervenirse en las cuencas del Riachuelo, Cildáñez, Ochoa- Erezcano y Escalada en Flores.

Cuando se sabe lo que se tiene, ante un problema, se sabe lo que debe hacerse. Se demuestra por las herramientas de gestión urbana, qué pasa con obras y sin obras, es decir cómo varían las zonas que se inundan, cuál es la población afectada y cuánto patrimonio esta pierde: el más importante, el afectivo y el económico.

Lo que debemos hacer, en consecuencia, es no perder más tiempo y ejecutar lo que se planificó en el menor plazo posible, dado que se ha perdido mucho tiempo, con las consecuencias por todos conocidas.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario