Tiempo en Capital Federal

18° Max 13° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 63%
Viento: Nordeste 16km/h
  • Lunes 23 de Mayo
    Cubierto13°   17°
  • Martes 24 de Mayo
    Muy nuboso con lluvias15°   18°
  • Miércoles 25 de Mayo
    Cubierto con lluvias11°   16°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 22/05/2022 20:24:03
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Kuropatwa, a través de la bruma

Se exhibe uno de los primeros ensayos fotográficos de Alejandro Kuropatwa,  realizado a principios de los años 80 y compuesto de imágenes fuera de foco.

Por Julia Villaro
Email This Page
fuera_de_foco

 

Píldoras sobre una rosa, sobre una cuchara, sobre una lengua. Seguramente lo primero que viene a nuestras cabezas, cuando escucha­mos el nombre de Alejandro Kuropatwa, sean aquellas fotografías –imágenes ascéticas de colores saturados y una prolijidad obsesiva– de los primeros cócteles de drogas para combatir el VIH. Acaso podamos conectarlo con esos retra­tos bien ochentosos de Charly García, Fito Páez, Fernando Noy y el resto de las figuras que pobla­ron el under porteño posapertura democrática. Difícilmente pensemos en las obras que hoy in­tegran Fuera de foco, la muestra de este artista que se presenta en el marco del Festival de la Luz.

En esta hermosa serie de fotografías senci­llas, Kuropatwa le da a la desenfadada alegría que identificó los ochenta otra vuelta de tuerca. Imágenes en blanco y negro cuya característica principal –técnica y estética– es un total y abso­luto fuera de foco. Tal como señala Valeria Gon­zález en el texto de sala que acompaña la mues­tra, nada tiene que ver la “borrosidad radical” de estas fotografías con aquel “recurso elegan­te, tan aceptado como insípido” que significó el desenfoque leve –o “soft focus”– que otorgó a cientos de fotografías un, digamos, sutil aire me­lancólico. No. En las fotografías de Kuropatwa el fuera de foco es absoluto y, como la niebla, lo abarca todo. Atrás de esa bruma quedan los rostros y cuerpos de sus modelos –y el suyo pro­pio– donde la única certeza es la luz.

No deja de ser una paradoja que ésta sea una de las primeras series de un artista que po­cos años después realizaría fotografías de la niti­dez y precisión de un relojero. Tampoco que la Parsons School of Desing de Nueva York, donde un joven Alejandro realizaba una maestría en be­llas artes con especialización en fotografía, haya rechazado la serie, justamente por estar fuera de foco. Como si forzar las herramientas técnicas de las que el arte se nutre para hacerlas decir lo que uno necesita expresar fuera un error técnico y no una decisión estética deliberada. Si lo que diferencia a un fotógrafo –en este caso de un artista– es la búsqueda constante de la ruptura creativa, las obras que hoy se exponen en Vasari son para el caso de Kuropatwa y otra vez en pa­labras de González, “una obra iniciática, el testi­monio artístico de una experiencia decisiva”.

Algo en el orden de la tristeza y de lo espec­tral se juega en la atmósfera que suscitan estas fotos. El contrapunto perfecto del resto de su producción: el vacío después de la fiesta. O la alegría corroída por el tiempo.

Fuera de foco en Galería Vasari, Esmeralda 1357. Lunes a viernes de 11 a 20. Hasta el 8 de septiembre. Entrada gratuita.

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario