Tiempo en Capital Federal

22° Max 15° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 73%
Viento: Oeste 15km/h
  • Jueves 1 de Octubre
    Cubierto15°   19°
  • Viernes 2 de Octubre
    Nubes dispersas  14°
  • Sábado 3 de Octubre
    Muy nuboso  12°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Juegos de seducción: El encanto de ser otros

Un juego de rol para subir la temperatura de la pareja. 

Por Paola Kullock
Email This Page
sexo parejas roles

S i querés mostrar una maravillosa variante de vos misma y te entusiasma la idea de ser otra por un rato… ¡puede ser muy divertido!
OBJETIVOS DEL JUEGO
Calentarse y reírse mucho.
Enriquecer el juego erótico en la pareja.
Salir de la rutina.
Las propuestas pueden ser muy variadas:
Que te invite a pasear y te seduzca.
Que caigas en sus brazos en la primera cita… y te sientas una mujer muy sexy y sensual.
Que hagas cosas que no hacés habitualmente.
Que redescubran los dos el placer de la conquista.
REGLAS
Hacelo con alguien predispuesto, con sentido del humor y ganas de jugar y pasarla bien.
Estudiá y practicá tu personaje. Tratá de elegir rasgos de carácter distintos a los tuyos. Pensá en qué te hubiera gustado ser cuando eras chica o en tus más locas fantasías: azafata, ladrona de guante blanco, profesora de educación física, hippie, domadora de leones, acróbata, bailarina clásica, dama multimillonaria y famosa… Cada uno de estos personajes se viste, actúa y habla de manera diferente. Elegí sin límites, ¡es un juego!
Él tampoco va a ser él. Si vas a invitarlo por email, escribile siempre desde tu dirección de correo. ¡Que no haya dudas, ni malos entendidos!
¡A JUGAR!
Primero que nada, le avisás que va a recibir un email “especial”.
Le escribís desde tu casilla de correo a la suya.
“¡Hola! Soy Carolina (no debe ser tu nombre real; elegí uno de acuerdo a tu personaje) y soy azafata. Estaré durante tres días en la ciudad y me recomendaron que te contacte para que me guíes. Me dijeron que sos extraordinario en eso de guiar… y me encantaría conocerte.
PD: También me dijeron que estás en el negocio de la venta de jugadores a Europa. ¿Es así? (¡Nada que ver con la realidad, por supuesto!)
De esta manera, abriste el juego, y él ya entendió de qué se trata.
Él te va a responder. Se escriben algunos emails, cada vez más interesantes para “conocerse mejor”… y al fin, se citan en un bar.
Para ir a la cita, vestite de acuerdo al personaje elegido.
Cuando ya están juntos, charlan, toman algo y una cosa lleva a la otra…
Negate un poquito… ¡pero no mucho! Y al final, terminan pasando la noche juntos.

IR A BAILAR
Pueden hacerlo de dos maneras. Una variante “arriesgada”, en la que cada uno va por su lado y se encuentran en el lugar que hayan acordado. De esta manera, es posible que otra persona se acerque a vos o a él, así que tienen que saber que puede pasar. A veces, eso puede sumar o restar a la situación.
La otra variante es más sencilla, pero no por eso, menos efectiva.
Vos le enviás un mensaje de texto a tu hombre, invitándolo. Puede ser algo así:
“Hola, soy amiga de Pao, acabo de separarme, quiero ir a bailar y me habló de vos, ¿vamos?” (Acordate de que él no es él, ¡no te está metiendo los cuernos a vos!).
Entonces, arreglan algo y él te pasa a buscar y van los dos juntos a bailar como si recién se conocieran. Obvio que si hacen bien las cosas, ¡van a terminar en la cama!

LEVANTE CALLEJERO
¿Hace falta que te lo explique? Seguro que no. Usá tu imaginación, queden en algún lugar para cruzarse, en el bar o el sitio que les parezca, y anímense a jugar.

IR A UN LUGAR PARA SOLOS Y SOLAS
Sólo si te gusta “jugar con fuego”. A vos seguro se te acercan… y a él también. La gente está ahí para buscar y encontrar a alguien con quien pasarla bien. A algunas parejas, ese juego de seducción con otros, aunque sea sólo para verse con otro u otra, los excita mucho y terminan escapándose juntos, porque les aumentó las ganas de estar con su propia pareja. Si eso los calienta… ¡adelante!

IR A UN BAR DE FRANELA
Si no los conocés, te preguntarás de qué estoy hablando.
Un bar “de franela” es un bar con luces bajas, donde los mozos pasan cada tanto y se puede franelear, apretar o acariciarse sin que nadie te eche por eso.
¡Pero sólo eso! Besarse y tocarse por horas sin “consumar el acto”, como cuando éramos chicas. Seguro que te acordás… ¡porque estaba buenísimo! Y lo bueno es que todavía quedan lugares así.

 

dz/lr 

Fuente Especial para Diario Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario

Columnistas
Diario Z
Asesora en juegos eróticos. Me nutro de historias. Creo en el humor como elemento esencial ante las dificultades.