Tiempo en Capital Federal

32° Max 17° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 47%
Viento: Noroeste 18km/h
  • Miércoles 27 de Octubre
    Despejado20°   29°
  • Jueves 28 de Octubre
    Cubierto20°   28°
  • Viernes 29 de Octubre
    Parcialmente nuboso19°   26°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Juego de manos…

El juego previo es uno de los factores principales para tener relaciones sexuales placenteras. La clave: estimular los cinco sentidos.

Email This Page
Naked young couple in bed Germany --- Naked young couple petting on bed, woman lying on man, preparing to kiss --- Image by © Edvard March/Corbis

Uno de los factores más importantes a la hora de tener relaciones sexua­les es la previa. Exista o no penetración (ya que no es imprescindible para llegar al clímax) lo im­portante para que ambos estén igual de deseosos y tengan un encuentro placen­tero y agradable es la excitación y estimulación sexual. Hay algu­nos consejos básicos que se de­ben tener en cuenta para que el juego previo cumpla la función que deseamos. El sexo se trata mayormente del contacto con un otro que excita, del placer de la intimidad, lo que implica utilizar todos y cada uno de los sentidos: mirarse, olerse, tocarse, escuchar­se y saborearse.

Tacto. Caricias de todo tipo. No hay que quedarse en que acariciar es estimular únicamente los geni­tales y mucho menos hacerlo sólo para tener sexo. En todo el cuer­po tenemos zonas erógenas que merecen ser estimuladas y, sobre todo, producen excelente resulta­dos que quien hace las caricia se predisponga a disfrutar del ritual.

Gusto. Saborearse. Besar cue­llo, espalda, muslos, boca y por qué no sexo oral. La clave de la previa es no abalanzarse sobre el paso subsiguiente con apuro. Hay que disfrutar de todos los pasos y hacerlo con lentitud.

Oído. Puede ser sutil o con po­tencia, eso depende de los gustos de los involucrados. Pequeños so­nidos, gritos o palabras susurradas al oído. Todo puede funcionar.

Olfato. Perfumarse es clave en la estimulación. Percibir que el otro se preparó para nuestro encuentro y que lo hizo con un rico aroma, puede derretir hasta al más frío.

Vista. La iluminación del cuar­to, la lencería, todo lo que entra por los ojos es igual de importan­te que lo que tocamos o sentimos. La clave: no descuidar ningún sen­tido y disponerse al placer.

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario

Notas Relacionadas