Tiempo en Capital Federal

10° Max 7° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 62%
Viento: Sureste 18km/h
  • Jueves 17 de Junio
    Muy nuboso  11°
  • Viernes 18 de Junio
    Nubes dispersas  10°
  • Sábado 19 de Junio
    Cubierto  11°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Juanma Guilera: ‘Es muy loco ver a las chicas en la puerta del canal’

Con 26 años, trabajó ya en ocho telenovelas. Actualmente, es uno de los actores de Los únicos.

Por Camila Bretón
Email This Page

Es uno de los jóvenes con superpoderes en la tira Los únicos y desde el año pasado se sube al escenario del Teatro N/Artaza con la obra Chicos católicos, apostólicos y romanos.
Seductor y espontáneo, Juan Manuel Guilera además de trabajar hace ocho años en televisión es un ferviente coleccionista de películas y artista plástico. Cuando puede, agarra los pinceles y pinta con acrílicos en su departamento de Palermo, donde alquila hace unos meses luego de una corta convivencia con su novia, la actriz Paula Morales, hija del conductor Víctor Hugo Morales. Con sólo 26 años este nuevo galán ya trabajó en más de ocho telenovelas como Patito feo, Niní y Un año para recordar, pero confiesa tener ganas de dejarse «la barba y hacer escenas más jugadas».
¿Siempre supiste que querías dedicarte a la actuación?
No, yo no quería ser actor, era muy tímido. Pensaba estudiar pintura o dedicarme al turismo aventura y organizar viajes de supervivencia y adrenalina. Pero como de chico había hecho algunas publicidades, me llamaron para ir al casting de Rebelde Way y fui. Más de caradura y cholulo que otra cosa porque nunca me imaginé que iba a quedar. Me acuerdo de que al principio fue muy difícil la adaptación porque sentía una presión horrible, nunca había hecho una escena. Después empecé a estudiar en el Instituto Universitario Nacional de las Artes (IUNA), estuve tres años en la escuela de Augusto Fernandes y nunca más deje de trabajar.
¿Qué es lo que más te gusta de trabajar en la televisión?
Para empezar es un laburo increíble que me permite vivir de la actuación. Es una suerte y una recompensa de la vida. Después lo que más me gusta es que es re dinámico y hay mucho espacio para la improvisación, ya que hay que tener la capacidad de resolver situaciones rápido, porque lo que manda es el tiempo. Ser parte del elenco de Los únicos es muy divertido, hay muchas escenas de acción, tiros, peleas. Sin embargo me gustaría que mi carrera continúe más por el lado del cine y el teatro.
¿Cuál es tu papel en la obra Chicos católicos, apostólicos y romanos?
La obra fue escrita por Juan Paya y junto a Nicolás Maiques, Darío Barassi y Emmanuel Arias interpretamos a nenes de diez años en una clase de catequesis. Es una comedia y el disparador son las preguntas lógicas que se le pueden ocurrir a estos chiquitos sobre la religión, como por ejemplo si Jesús tiene sexo y ese tipo de cosas. Es una obra ágil, divertida y estamos muy contentos de hacerla porque empezó el año pasado como un proyecto superindependiente y no nos esperábamos el éxito que está teniendo.
La gran mayoría de tus trabajos fueron en programas infantiles o tiras para adolescentes, ¿cómo te llevás con ese tipo de público?
Bien, pero hay cosas que me sorprenden porque yo nunca fui fanático de nada. Por ejemplo, que los días de lluvia haya un montón de chicas esperando en la puerta del canal sólo para saludarnos es muy loco, pero en definitiva uno labura para la gente y cuando te dicen que te fueron a ver nueve veces al teatro, que se murieron de risa o que les levantaste el ánimo es lo mejor que te puede pasar como actor.
¿Qué hacés después de cada función?
Casi siempre me como una pizza cerca del teatro y me voy a dormir, porque a las 8 de la mañana tengo que estar en el canal para grabar Los únicos. Antes me cocinaba más. Mi especialidad es la tarta de atún y las pastas, pero últimamente estoy muy delivery.
¿Te gusta vivir solo?
Sí me encanta. La primera vez que me fui de mi casa me mude con dos amigos. Fue una experiencia muy rockera, sucia y desastrosa, pero superdivertida. Después conviví algunos meses con mi novia hasta que me alquile este departamento. Creo que necesitaba vivir un poco en soledad.

DZ/LR

 

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario