Tiempo en Capital Federal

16° Max 12° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 65%
Viento: Noroeste 10km/h
  • Domingo 16 de Mayo
    Cubierto13°   17°
  • Lunes 17 de Mayo
    Cubierto11°   16°
  • Martes 18 de Mayo
    Cubierto12°   15°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Juan Sebastián Verón: más que un jugador

El capitán de Estudiantes trabaja desde hace años para presidir el club de sus amores.

Por Agustín Colombo
Email This Page

En el country de City Bell, comar­ca pincha, templo místico, la tran­quilidad se había interrumpido: un camión descargaba máquinas ca­rísimas, todas importadas, que tenían como destino equipar con la última tec­nología el gimnasio de Estudian­tes. Los aparatos ha­bían sido comprados y enviados desde Ita­lia por Juan Sebastián Verón, que preparaba así su retorno al club con el que unos meses después saldría campeón del Apertura 2006.

A partir de ese episodio, inicial y emble­mático, la Bruja fue acumulando poder hasta convertirse en lo que es hoy, una especie de rey sin corona en Estudiantes. «Trato de me­terme en todos los temas relacionados con el club, pero lo que no hago es echar técnicos y decir quién viene y quién no», explicó hace poco, cuando algunos medios le apuntaban por la renuncia de Alejandro Sabella.

Los que merodean con frecuencia el ba­rrio cerrado de City Bell coinciden en que a Verón le importa más la parte institucional que la futbolística. «Sebastián pinta más para dirigente que para técnico, de eso no hay du­das», asegura Oscar Malbernat, campeón del mundo en 1968 y actual entrenador de las di­visiones inferiores del club platense.

Eduardo Abadie, el presidente con el que la Bruja acordó su vuelta a Estudiantes en 2006, está seguro de que la participación de Verón en la actualidad institucional tiene un único objetivo: el aprendizaje. «Él es muy inteligente. No quiere fracasar y por eso está preparándose. tengo dudas de que será presidente de Estudiantes en un tiempo no muy lejano. Tiene la capa­cidad para serlo», remarca Abadie, quien condujo al Pincha entre 2005 y 2008.

Para el presidente actual, Rubén Filipas, la relevancia de Verón no admite discusiones: «Sebastián es la figura más importante de nuestra historia; podría tranquilamente ser el presidente de Estudiantes», remarcó.

La Bruja recorre el club y conoce casi todo lo que pasa: desde hablar con los pibes de las inferiores hasta colaborar eco­nómica­mente en la remodelación de las instala­ciones del country. Fue él quien aseso­ró a la dirigencia para que agrandara el espa­cio para la concentración del plantel, mejorara el sector de prensa y cons­truyera un espacio don­de el equipo pueda en­trenarse los días de lluvia. La ayuda de Verón tam­bién es indirecta. Cuan­do firmó el contrato con La Serenísima para una publicidad junto a su padre, Juan Ra­món, y su hijo Deian, la Bruja exigió que la empresa les proveyera lác­teos a los jugadores de las divi­siones inferiores. Por eso, desde hace más de un año, cada mes, dos camiones de La Serenísi­ma abastecen con leche larga vida, chocolatada, yogures y postre a las pensiones de la calle 7 y del country.

Pero no todos son halagos. Por ir tanto a los entrenamien­tos de las divisiones inferiores, Verón -y principalmen­te su representan­te, Miguel Pires- empezaron a ser sospechados de influenciar en el ascenso de los chicos a cambio de su representa­ción. «No te voy a decir que nunca es­cuché ese comenta­rio porque te men­tiría, pero sí puedo decirte que durante mi gestión nada de eso pasó. Es más, en mi presidencia, creo que el único jugador que llegó de Hidal­go-Pires fue Sebastián Domínguez, que encima vino a préstamo», manifestó Abadie.

Verón también se involucra en las deci­siones vinculadas al fútbol profesional. Fili­pas, y toda la comisión directiva, lo consul­tan en cada incorporación y también cuando surge una posible venta. Ningún directivo da el sí definitivo sin su anterior aprobación. Las palabras de Abadie a Diario Z lo dejan en claro: «Con Verón hablaba de fútbol, pero nunca me dijo ‘no traigas a tal jugador’. Me acuerdo de que una vez nos comentó que el equipo necesitaba un dos y un nueve, pero a modo de sugerencia, no mandando. Más allá de su personalidad, que reconozco que es fuerte, su participación fue siempre posi­tiva», remarcó el ex presidente.

En esa misma línea, antes del inicio del Clausura, Verón se encargó de disipar cual­quier duda sobre su injerencia. «soy nadie como para decir ‘llega tal o cual jugador’. Sí creo poder interceder para que llegue alguien de jerarquía al club», sostuvo la Bruja.

La prueba que homologa el poder real que ostenta Verón aconteció en el arribo de Eduardo Berizzo como reemplazante de Sa­bella. Antes de la firma de su contrato, el di­rector técnico se reunió con Filipas, el vicepre­sidente Marcelo Malaspina, el secretario de fútbol profesional Eduardo Vera, Juan Ramón Verón y, por supuesto, Juan Sebastián.

DZ/km

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario