Tiempo en Capital Federal

24° Max 18° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 64%
Viento: Sureste 27km/h
  • Sábado 4 de Diciembre
    Cubierto con lluvias19°   23°
  • Domingo 5 de Diciembre
    Parcialmente nuboso con lluvias19°   22°
  • Lunes 6 de Diciembre
    Nubes dispersas18°   24°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 07/12/2021 03:10:46
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Jorge Marrale: «El teatro es el espacio más adrenalínico»

Conocido por sus papeles de malo, interpreta a un psicólogo en Historias de diván. En Los elegidos, hace de maestro cruel y dice que le hubiera gustado tener un docente así.

Email This Page
jorge marrale jorge marrale

Víctor irrumpe en escena. Está borracho, putea, se tira en un sillón y cada palabra que pronuncia es sincericidio. Porque Víctor no tiene filtro, dice todo como es. No titubea en insultar a sus alumnos. Tampoco duda en acostarse con una aprendiz, ni siquiera se inmuta al defenestrar el trabajo de otra. Así arranca Los elegidos, la obra que dirige Daniel Veronese y que protagonizan Jorge Marrale, Benjamín Vicuña, Vicky Almeida, Manuela Pal y Lautaro Delgado.
Le volvieron a encomendar un papel incómodo y duro pero que a la vez cae simpático. ¿Quién es este Víctor que no calla nada?
Es alguien que no puede escapar a la verdad, la verdad con filtro no sirve mucho. A veces está un poco edulcorada, a algunos le sirve, a otros no. Él es un tipo que juega con el impacto también, es que su vida está atravesada por la dureza, como un modus vivendi.
Es brutal.
De alguna manera lo es, pero también es dual. Mirando a un animal uno puede decir ¡qué brutal que es un león! y sin embargo es ciento por ciento protector de sus crías. Me parece que él tiene algo de eso. Ser brutal para proteger mejor. Cree que no hay que filtrar la realidad, no hay que filtrar la verdad que él siente en la devolución del trabajo de sus alumnos. Esa forma resulta dolorosa al comienzo, él dice “puedo ser un poco duro, pero eso es lo que esperas de mí. Y espero que no te comportes como un bebé malcriado”. Mi personaje tiene mucho que ocultar, es un ser dañado. Está atravesado por la vida y sigue doliente.
¿Qué sensación tuvo cuando leyó la obra?
De entrada la matriz de la obra me parecía jugosísima y consideraba muy válido meter a un personaje así en la historia. Me gustaron los roles de cada personaje, todo lo que les pasaba a aquellos jóvenes, todos tenían intereses y una vida propia y ganas de llegar. Ese juego que se ve ahí, esa competencia me gustó, porque se parece mucho a lo que nos pasa a todos.
¿Y qué nos pasa a todos?
Todos estamos vírgenes cuando empezamos, por eso el dolor es más crudo. Pero en este caso, el rol del maestro que ya tiene una prefiguración desde el alumno, de autoridad, conocimiento y demás. Y es tanto el hambre de aprender que el aprendiz hace cualquier cosa. Pero él les da posibilidades a todos, dentro de lo que cada uno puede. Los ayuda a todos, pero desde un lugar menos dañino para ellos. A mí, en lo personal, me hubiera gustado tener un maestro así.
¿Cómo es trabajar con actores jóvenes siendo usted un maestro?
Yo doy clases de teatro con Osvaldo Santoro, tenemos nuestra escuela que se llama Ensayo sobre la mentira, y nos está dando muchas satisfacciones, ya llevamos seis años de continuidad. Trabajar con los jóvenes es muy nutritivo, no vampírico, porque de alguna manera los veo con una actitud tan entregada, con tanto talento, veo que la cosecha de actores y actrices no para, y eso es una suerte. Cuando uno empezó y veía a los grandes que respetaba, uno se preguntaba si estaría a la altura de ellos en algún momento.
Cuando empezó su carrera, ¿a la altura de quién quería estar?
Siempre tuve una gran admiración por Alfredo Alcón, me parece un actor fascinante, al igual que Lautaro Murúa, Ernesto Bianco, tenía una profunda admiración por ellos. Amaba a Bárbara Mujica, y no era mucho mayor que yo, pero me parecía brillante. Juan Carlos Gené me parecía un maestro de la actuación.
Hizo de psicoanalista en Vulnerables (1999) y ahora en Historias de diván (2013), ¿va a terapia?
Creo que me va a acompañar hasta la tumba, es un lugar de reflexión, de conocimiento, de información. Y me gusta ese rol que hice; en ambos programas la pasé muy bien. Estoy muy feliz con ese trabajo. Es un material muy noble el de Historias de diván, porque ése es el tipo de televisión que añoro hacer, es el que quiero hacer, con esa calidad de imagen, de edición, con una forma precisa de trabajo. Es una experiencia que me reconcilia totalmente con la televisión.
¿Trabajó con Gabriel Rolón para componer el personaje?
Gabriel se dio la libertad de elegirme para que hiciera ese papel. Mi desafío era no ser Guillermo Segura, el psicólogo de Vulnerables, y Manuel Levín no es Segura. Hablé mucho con Gabriel y además admiro al productor por persistir con la idea del programa. No fue sencillo y tuvimos que esperar mucho para hacerlo, hasta el punto de tener que hacerlo en Uruguay porque fue él quien bancó ese trabajo. Es un programa revelador, profundo y educativo. Tiene mucha información y se puede llegar al espectador con fundamento, sin idiotez, ni chimento, ni sensacionalismo, ni miedo, ni masacre. Llega para revelar algo. Para descubrirlo. La televisión es un medio fantástico para dar a conocer los conflictos que a todos nos aquejan. Es un programa muy noble y di todo para hacerlo. Si me dijeran de hacer una segunda temporada, me metería de cabeza de nuevo. Además está avalado por el comité de proética de la Unesco.
¿Dónde se siente más cómodo? ¿En la TV, en el cine o en el teatro?
La paso bomba en los tres escenarios, la paso bien donde creo que soy útil y me siento bien y pueda hacer un personaje que me inquiete, me guste y me motive. Además de estar en un proyecto que sea artísticamente válido. Todos los lugares me gustan, pero el más adrenalínico es éste, el teatro.

En pocas palabras

• Nació el 30 de junio de 1947.
• Ganó numerosos premios, entre ellos dos Martín Fierro.
• Es profesor de Arte Dramático y da clases junto a Osvaldo Santoro.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario