Tiempo en Capital Federal

17° Max 11° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 65%
Viento: Noroeste 10km/h
  • Sábado 15 de Mayo
    Cubierto12°   16°
  • Domingo 16 de Mayo
    Cubierto13°   18°
  • Lunes 17 de Mayo
    Cubierto11°   17°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Jorge Iribarne: Nuevos usos del microcentro

Edificios construidos para vivienda y convertidos luego en oficinas regresan a su función original.

Por Federico Raggio
Email This Page

Se desempeñó como miembro del Consejo de Planificación Urbana que elaboró la primera versión del Plan Urbano Ambiental (PUA), y de la comisión asesora que lo aprobó hace tres años. Profesor titular de la Cátedra de Arquitectura I-IV de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo (FADU-UBA), y asesor de la Dirección General de Fiscalización y Control (DGFyC) del GCBA, el arquitecto Jorge Iribarne, especialista en espacios públicos y privados sostiene que se puede mejorar la calidad de vida en el centro: «Con más población, más transporte y mejor espacio público».

¿Cuáles son los problemas del área central?
Los problemas del macro y microcentro no son exactamente los mismos. El deterioro del área central es un tema propio de las ciudades latinoamericanas, porque esa área era habitualmente la de mejor calidad. Hasta hace sesenta años tenía una mezcla bastante razonable de actividades administrativas y, también, de viviendas. Con la especialización como centro administrativo, bancario y de gobierno, las viviendas comenzaron a desaparecer, con lo cual el centro se transformó en un «área de día», de trabajo. Y muchas de esas construcciones pensadas para residir se transformaron en oficinas. A partir de los últimos veinte años se especializa la función del área de servicios, donde los espacios de oficinas tienden a requerir de plantas más grandes, mejor nivel de servicios en términos de climatización e informática. Por ese motivo, los edificios empiezan a ser abandonados por las empresas importantes, que se mudan a edificaciones nuevas en la City, como puede ser todo el eje de Puerto Madero o algunos desarrollos nuevos que se están haciendo en la avenida 9 de Julio.

¿Es un proceso exclusivo de Buenos Aires o se da en otras ciudades globales?
Pasa en muchas ciudades, como Nueva York, que tiene actividades muy internacionalizadas, donde en los últimos años se ha tendido a una vuelta a la vivienda en las áreas centrales. Se está dando un proceso muy interesante donde edificios de oficinas se transforman en viviendas de mucha calidad, es decir, el proceso inverso. Para que las áreas centrales se mantengan bien, tienen que atraer nueva población. Si uno analiza los datos del último censo, por la cantidad de familias unipersonales, es una buena opción para matrimonios sin hijos o para personas que viven solas, porque vivirían en el Centro. Y durante el horario de trabajo, que es el más ruidoso, no estarían en sus viviendas. Además, a la noche es un lugar de gran tranquilidad. En ese sentido, ha sido muy bueno el proceso de peatonalización de la calle Reconquista, ya que se ubicaron nuevas actividades: bares, negocios de ropas, etcétera. Le da vida en distintos horarios.

¿Y el transporte público cómo se inserta en estas modificaciones?
Es importante llevar el transporte público a las avenidas, esto favorece a las calles angostas que empiezan a recuperar una escala más atractiva. Yo creo que es muy sensato sacar los colectivos de Suipacha y llevarlos a la 9 de Julio, así como sería bueno sacar las dos o tres líneas de colectivos que circulan por 25 de Mayo. Es fundamental para mejorar la calidad de vida. Creo que la crisis más importante de Buenos Aires es la del transporte público. Hay una conciencia bastante grande sobre lo que hay que hacer. La vuelta a las avenidas doble mano me parece bien, pero el subterráneo es fundamental, tiene que ser una política de Estado. Tendría que haber una coordinación entre el gobierno nacional y el de la Ciudad para lograr la inversión necesaria y darle un empuje a la red de subtes.

¿Dónde se reubican las oficinas que necesitan mayor espacio?
No sólo en Puerto Madero, también en todo el eje norte de la Panamericana, en Olivos, Pilar, etcétera. Necesitan espacios de plantas libres porque tienen mucha cantidad de empleados. Y una planta tipo vivienda con módulos de un dormitorio son muy poco prácticas para ubicar a mucho personal. Puede funcionar para estudios o empresas chicas, pero para organizaciones que cuentan con 50 personas ya no sirven. Las plantas tienen que ser más flexibles porque los tabiques se mueven, y más con los servicios de comunicación que se necesitan.

¿Qué proyectos urbanos se podrían efectuar para crear espacio público en el Centro?
Una posibilidad sería armar espacios públicos a pequeña escala sobre el Casco Histórico, en los pocos terrenos que quedan sobre esquinas, y que se obligue a ochavas mucho más grandes, por lo cual se crearían una suerte de pequeñas placitas en las esquinas.

DZ/km

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario