Tiempo en Capital Federal

29° Max 21° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 67%
Viento: Noroeste 22km/h
  • Martes 19 de Noviembre
    Nubes dispersas22°   26°
  • Miércoles 20 de Noviembre
    Cubierto23°   30°
  • Jueves 21 de Noviembre
    Cubierto con lluvias21°   26°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Jorge Higuaín: «Los argentinos siempre critican a los número uno»

El ex futbolistas de Boca y River explica lo que significó para los jugadores de la Selección perder la final del Mundial y habla de la FIFA. «Ya no me sorprende nada», dice.

Por Agustín Theodorou
Email This Page
higuain

Jugó al fútbol en la Argentina y Francia, en el Stade Brestois 29. Vivió, además, en España e Italia. Y es representante de sus hijos Federico y Gonzalo, el delantero de la Selección. Jorge “Pipa” Higuaín es muchos hombres dentro de uno solo y desde ese lugar, que le permite tener una vasta experiencia, opina sobre la corrupción y el exitismo alrededor de la pelota.

¿Qué opinás sobre lo que está ocurriendo en la FIFA con los casos de corrupción y la situación de Blatter?
Obviamente sorpresa no me genera, porque ya no me sorprende nada, pero sí me crea mucha tristeza, porque siempre se critica a los jugadores y no se mira ni para los costados ni para arriba. El jugador, finalmente, es lo más sano que hay: es el que pone la cara, el que siempre está y el que no sabe nada de lo que pasa más arriba. De repente, ves los millones de dólares que desaparecen en la FIFA y un pibe que se muere por una pared que no tiene protección y está a medio metro de la línea de cal. Historias como ésas, en mis años de fútbol, vi muchas.

Pero los altos dirigentes de la FIFA no son los únicos que viven de forma fraudulenta del fútbol. ¿Qué relación tenían los jugadores con los “barrabravas” en tu época?
Desde que entré al fútbol hasta hoy, cambió todo de forma radical. Antes el hincha no era barrabrava. Era hincha y paraba en la barra, pero no tenía nada de brava. Me acuerdo que nos venían a pedir una ayuda para tener la bandera más larga o un bombo más. O para el asado cuando viajábamos a algún lugar del interior. Y uno lo hacía de forma solidaria, porque después nos gustaba que nos alentaran desde la tribuna y gritaran fuerte. Pero ahora es distinto: son barras, son bravos y, encima, cuando se juntan de a muchos arman sus propios negocios (los trapitos, reventa de entradas, seguridad en espectáculos).

Javier Cantero, en su momento, trató de dar batalla a quienes tenían negocios vinculados a los clubes…
Cuando vi lo que quería hacer Cantero, como presidente de Independiente, para sacar a los barras, pensé: “Pobre hombre en la que se metió”. Al año se tuvo que ir con una patada en el culo. Al tipo lo dejaron solo y la pagó; quiso dar pelea y nadie lo bancó en la represalia. Encima, cuando llegás a tu casa y te enterás de que llamaron a tu mujer, que amenazaron a tu hijo, obviamente empezás a recular, a irte para atrás con tus decisiones y negociando una salida del club de la mejor manera.

Jugaste y viviste en Francia. ¿Influiste sobre la decisión de Gonzalo a la hora de elegir a qué país representar?
La duda no existió nunca. El problema es que la prensa muchas veces no sabe nada y opina. Gonzalo era apátrida, no era ni argentino ni francés. Lo que esperábamos era que él tuviese la nacionalidad francesa para que formase parte de la comunidad europea y fuese más sencilla una posible transferencia. Una vez conseguido eso, la nacionalidad argentina la tenía por adopción.

Jugó poco “Pipita” en la Argentina y emigró a España, a uno de los clubes más importantes del mundo. ¿Por qué se fue mal de allí?
Gonzalo se marchó del Real Madrid porque al presidente, Florentino Pérez, no le gustan los argentinos; por eso se fueron Redondo, Cambiasso, Solari, Gago, Higuaín y Di María. Él nunca te ataca de frente, no da la cara. Tiene a toda la prensa comprada y a la directiva; por eso lo sacó a Ancelotti. Así opera; ésa es su modalidad.

Hablando de argentinos, ¿creés que esta Selección no es valorada como se merece?
El problema de esta camada de jugadores es que no ganaron nada; entonces la gente es pesimista y ve las cosas malas, como los tres goles que erramos con los alemanes. No se ven los logros o los momentos que están atravesando los jugadores: los goles de Agüero, de Messi, que es supersónico. Así somos los argentinos; no es de ahora. Siempre critican a los número uno. Hay que entender que para estos pibes no hay nada más lindo que ponerse la camiseta de la Argentina.

¿Cómo se sale del bajón anímico que se genera tras haber estado a un paso de conseguir la Copa del Mundo?
Perder una final es un dolor que le queda a todos y, fundamentalmente, a los que erraron los goles. Son cosas que no se te olvidan más. Yo me sigo acordando de los errores que hice en mi carrera, hace no sé cuántos años. Estos pibes están a un nivel tan alto que tienen que seguir, no se pueden quedar. La tristeza la tenés de por vida. Ni Gonzalo, ni Messi, ni Palacio se van a olvidar de los goles que erraron contra Alemania. Tienen que seguir jugando y tratar de superar esa angustia.

DZ/sc

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario