Tiempo en Capital Federal

21° Max 14° Min
Cubierto con llovizna
Cubierto con llovizna

Humedad: 57%
Viento: Suroeste 40km/h
  • Jueves 29 de Octubre
    Parcialmente nuboso12°   18°
  • Viernes 30 de Octubre
    Parcialmente nuboso10°   17°
  • Sábado 31 de Octubre
    Nubes dispersas13°   18°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Jinete de su propio apocalipsis

Lilita Carrió, ‘tan sola como Adán en el Día de la Madre’.

Por Daniel Capalbo
Email This Page

Perdió 3,3 millones de votos desde 2007. Como vino ocurriendo con todas sus predicciones, nada de lo que anticipó en su eterna llamada al desastre resultó como lo creía. Lilita Carrió apenas obtuvo el 3,24 por ciento de los votos en las Primarias. Y se quedó en absoluta soledad, tan sola como Adán en el Día de la Madre, para usar una apelación más o menos bíblica.

Herida por el baño de realidad, la noche del domingo ni siquiera tuvo la entereza de enfrentar a la prensa en el búnker partidario. «No ha sido una buena elección de la Coalición Cívica«, admitió perplejo Adrián Pérez, su candidato a vicepresidente. Un día después, la doctora Carrió asumió el «papel sin relevancia» que le había asignado el veredicto popular.

Todo lo cual representa un problema para el sistema democrático. Porque Carrió jugó un papel muy importante desde el Congreso como control del poder; en poco menos de cuatro años había logrado construir una fuerza política cuya fórmula presidencial logró ser en 2007 la segunda más votada a nivel nacional y, sin embargo, dilapidó ese capital en un mar de contradicciones, intolerancias y desprecio institucional. Carrió, vale recordar, fue una de las dos voces decisivas en el Parlamento cuando en tiempos de la Alianza denunció, junto con la actual Presidenta, ambas en la comisión bicameral antilavado, los enjuagues económicos de políticos y empresarios que hicieron su agosto en la década del 90.

Con su primera ruptura -se fue de la UCR escandalizada por la Banelco de De la Rúa- concitó el entusiasmo de muchos, de socialistas y ex Frepaso, y con ellos, y a partir de un discurso duro e inflamado, perfectamente mediático, se lanzó a la construcción de la misma CC que acaba de inhumar. La pregunta es por qué una fuerza política que mostró tanta vitalidad puede desaparecer súbitamente.

Es probable que el personalismo de Carrió haya cumplido un papel en el asunto, pero más aún, fueron sus tremendos augurios los que les restaron credibilidad. Lilita vaticinó la catástrofe económica del modelo K cuando todos los números, oficiales y no oficiales, incluyendo la realidad de la calle, indican lo contrario. Lilita denunció una y otra vez la formación de un régimen autoritario, pero aun así, más de la mitad del electorado del país avaló a Cristina, desde el campo y el empresariado hasta los sectores más humildes.

Es cierto que el pez por la boca muere. Un año después de asumir CFK la presidencia, Carrió proclamó: «Lo mejor que la puede pasar a Cristina es un buen divorcio. También podría quedar viuda, sería divino».

No hay credibilidad que sobreviva a esos excesos.

 

DZ/sc

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario