Tiempo en Capital Federal

18° Max 13° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 82%
Viento: Suroeste 28km/h
  • Lunes 28 de Septiembre
    Despejado11°   19°
  • Martes 29 de Septiembre
    Muy nuboso14°   20°
  • Miércoles 30 de Septiembre
    Cubierto13°   21°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Jey Mammon: «Gerardo es el papá de la televisión»

Imparable, ahora estrena su propia adaptación de El champán las pone mimosas, el clásico de Sofovich.

Email This Page
JEYMAMMON

Logré robarle un rato a la vertiginosa rutina de Jey Mammon. No es poco: el último año lo encontró haciendo radio y televisión y, en el verano, formará parte –en realidad, su personaje Estelita– del elenco de la reedición de El champán las pone mimosas, la mítica obra de Gerardo Sofovich que ahora producirá su hijo, Gustavo, y podrá verse a partir del 25 de enero en el teatro Premier.

“Siempre estoy haciendo algo distinto, ¿viste? Acordate que una vez que hablamos estaba por hacer el doblaje de los pingüinos en la película Madagascar“, dice divertido.

Es fabuloso tener la capacidad de variar.
Yo siempre digo que hago todo. Me divierte cambiar, ser versátil y adaptarme a nuevos desafíos. Lo del teatro está buenísimo porque tuve la posibilidad, además, con toda la admiración que tengo, de haber adaptado el texto de Gerardo Sofovich.

Debut por partida doble, como adaptador y con Estelita arriba del escenario. ¿Qué te pasa cuando ves El champán las pone mimosas?
Me remonta a mi infancia, te diría que es cinematográfico. Gerardo hizo todo, es el papá de la televisión. Una vez le pregunté –en realidad, no yo sino Estelita– a quién no había descubierto. Trabajó hasta el final.

¿Cómo llegó Estelita a Gerardo?
Cuando yo hacía radio por internet, Estelita llamaba por teléfono y un día llamó a Gerardo. Había doce personas escuchando, creo. Lo divertido es que él atendió y Estelita quería saber cuánto tiempo tardaba en cortar… Gerardo le terminó diciendo que vaya a la oficina para hacerle un casting. ¡Eso era Gerardo!, tenía la capacidad de parar una cena con amigos para escuchar y pensar que por ahí esta Estelita que lo llamaba servía para algo.

De chico ¿veías televisión, cine?
Me parecía de otro planeta, no por estrafalario sino por lo lejano, era como hollywoodense. Por las películas de Porcel, de Olmedo, los programas de televisión como Polémica en el bar, se paraba el país. Gerardo generaba eso y también que una obra como El champán las pone mimosas fuera siempre distinta. Porque, si bien yo no la vi, sé que no fue lo mismo con (María Rosa) Fugazot que con Florencia (de la V) o con Nazarena (Vélez).

Ahora no sos vos el que sube al escenario
No, va a ser Estelita. Cada mucama en la obra aportó su impronta y Gerardo le buscaba la vuelta. Ahora, es una especie de homenaje porque él ya no está, aunque sí tendrá la figura de Gustavo (Sofovich) como veedor, si se puede decir.

Pero Estelita ¿va a estar mejor vestida en la obra?
La última vez que fue a Showmatch se la vio más refinada, está un poco más Teté ahora (risas). Hubo que hablar mucho con ella para convencerla, había que estar a la altura de un escenario y de Gerardo.
El título de la obra lo es todo, ¿te diste cuenta?
¡Y el conflicto también! El cuentito… por más que uno lo adapte o lo que sea, la idea de lo que pasa es tremenda, Gerardo fue un genio.
Y mientras tanto… ¿fiel a la radio?
Voy a seguir haciendo radio.

Te lo dije un día, la radio no es para dejarla: es para toda la vida.
Y también me hablaste del público de la radio y eso me quedó. Por ejemplo, los feriados siempre trabajo, a veces está la opción de no hacerlo pero yo digo que sí, porque mientras haya un oyente de los que te escucha todos los días, que vos estés es buenísimo. ¡A propósito! ¿Sabés qué me hizo Pochulu un día? (se refiere a Fernando Bravo).
¡Este Fernando!, contame.
Nosotros siempre jodíamos con su verdadero apellido (Pochulu) y un día llamó al programa y se hizo pasar por un oyente. Casi me muero cuando descubrí que era él. ¡Eso es la radio, también!

La radio te hizo descubrir otra faceta tuya seguramente.
Descubrí que soy conductor. Ni siquiera es algo que tenga que ver con el humor o con la versatilidad de los personajes. Me encontré haciendo notas tremendas de las que me sorprendo de mí mismo… historias de vida, o cuando entrevisté a los candidatos a presidente en Crónica (se refiere al debut junto a Rocío Marengo en la conducción de Dec15ión por Crónica TV).
¡La cantidad de cosas que hacés! Sos muy Teté en eso. Con Crónica te metiste en política, que es un tema difícil.
Fue difícil y descubrí otra faceta que tenía que ver con entrevistar a políticos desde otro lugar. El desafío era conseguir sacarles el cassette.

¿Te cruzás con ex alumnos de catequesis y te preguntan cómo terminaste acá?
Eso me acompaña hasta el día de hoy. Fui catequista y también cantaba y componía canciones para las misas. Todo lo que sabía hacer estaba al servicio de la religión. Siempre aparecen alumnos míos, tienen un buen recuerdo de las clases.

¿Y cómo llegó tu pasión por este mundo?
Yo creo que hacía lo mismo, mis clases eran como el programa Intratables, eran sus problemas desde distintas visiones, el debate, el saber escuchar y el humor como herramienta… Lo primero que hice, en la etapa en la que ya estaba encontrando el camino, fue radio por internet. Era para la comunidad gay y un día armé una fiesta para que vengan todos los que escuchaban y ahí nació Estelita, porque la querían conocer. Por eso tiene barba, me puse un vestido y fui.
Algo tenías, porque hasta Susana Giménez te contestaba el teléfono… y ahora seguís.
Porque yo soy bastante movedizo, no estoy incómodo pero necesito moverme. Fui catequista y hoy soy Estelita, en todos los lugares encuentro algo distinto y eso me divierte y me gusta.
Le dije a Jey que me agotaba escuchar todo lo que hacía, se rió estridentemente con esa risa que lo caracteriza. Se lo dije: tenés una risa contagiosa. “A veces la gente se guarda la risa por pudor”, me respondió y terminamos la nota hablando de risas horribles, porque siempre hay una que llama la atención.

Jey, y ¿cuál es tu lugar favorito en Buenos Aires?
Qué difícil… creo que mi lugar favorito es mi casa, ahí estoy desconectado de todos y de todo.

DZ/sc

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario