Tiempo en Capital Federal

21° Max 15° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 56%
Viento: Suroeste 24km/h
  • Martes 27 de Octubre
    Despejado15°   19°
  • Miércoles 28 de Octubre
    Cubierto con lluvias14°   19°
  • Jueves 29 de Octubre
    Parcialmente nuboso11°   15°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Jazmin de Grazia: Un minuto de silencio para la bella durmiente

La modelo murió a los 27 años. Se investigan las causas de su muerte.

Por Cristina Civale
Email This Page

O mejor, silencio absoluto. Ocurrió una tragedia y la tragedia puede generar estupor e impotencia. Murió una chica de 27 años, relativamente famosa, conocida por haber ganado un concurso para ser modelo, conductora de un programa de tevé, una chica que hacía desfiles, muy bonita y dotada de un cuerpo envidiable.

Dicen que le gustaba la marcha, ella lo reconocía en las redes sociales; dicen que era alegre e inteligente. Dicen mucho y se dice más de lo que se debe porque no se sabe aún nada con certeza. Ante su muerte trágica, ahogada en su propia bañera, programas de chimentos y sitios webs ídem empiezan a conjeturar cómo ocurrió la tragedia.

Tratan de ponerla en contexto. Un contexto equivocado. Hurgan en las fuentes judiciales que según las agencias DyN y Télam confirmaron que en su casa se encontraron restos de una sustancia blanca que podría ser cocaína, que había un plato con una tarjeta de plástico y un canuto, más concretamente una birome BIC sin el cartucho; hablan de hipertermia y delirio producido por el consumo excesivo de cocaína.

Siguen buscando contexto y van por más: ¿murió de lo mismo que Juan Castro? ¿Sintió un calor y una confusión insoportables en el medio de su cuadro delirante y en vez de tirarse en la cama, arriesgan, se metió en la bañera para bajar la temperatura de su cuerpo ardiente? Buscan contexto y en un programa de tevé invitan a otra joven modelo, según ella menos salidora y más recatadita, que se manda con muchas indiscreciones y afirma que vio a la chica, que en ese mismo momento estaban enterrando, numerosas veces consumiendo por la noche en baños de boliches. Todo por el contexto, el marco para explicar al público lector, televidente, oyente, por qué se murió alguien tan joven, tan tristemente.

El contexto cierto hasta este momento es que hay unos padres que perdieron a una hija, una banda de amigos que asiste con dolor a la pérdida de alguien de su entorno, un novio que tuvo el shock de encontrar su cuerpo sin vida en una situación sumamente confusa. Lo cierto es la tragedia.

Todo intento de explicación en el mientras tanto de la espera de la comprobación de cómo llegó a esa bañera y a ahogarse en ella es pura especulación y alimento del morbo, es imprudencia, falta de respeto en el tratar de pescar en falta a quien pagó con su vida sea lo que fuere que le haya sucedido.

La situación quizá merece una análisis más pausado y más serio, reflexionar sin tanto apuro ni tanta sanción y verdadera preocupación, por qué una chica así muere de ese modo tan inexplicable, ese modo de comedia negra.
Hubo una tragedia. Eso es lo único cierto hasta ahora. La curiosidad mata al hombre y también mata su dignidad. Tragedia, silencio, pobrecita inesperada bella durmiente con un cuerpo en permanente estado de autopsia mediática, una práctica ejercida fuera de todo contexto ético. De eso habría que hablar.

DZ/rg

 

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario