Tiempo en Capital Federal

31° Max 24° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 66%
Viento: Este 26km/h
  • Domingo 24 de Enero
    Despejado25°   33°
  • Lunes 25 de Enero
    Despejado27°   35°
  • Martes 26 de Enero
    Cubierto con lluvias21°   30°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Javier Corcuera: ‘El peatón también es un elemento valioso’

Desde su despacho en la AGC, el especialista piensa cómo descomprimir el tránsito en Retiro.

Por Romina Calderaro
Email This Page

Biólogo y titular de la Agencia de Control Ambiental, Javier Corcuera tiene que lidiar hoy con un par de temas de la cotidianeidad que ponen los pelos de punta a los porteños, entre ellos el tránsito y los ruidos molestos. Todo esto matizado con el contacto directo con los vecinos, en caso de tener que llevar a cabo proyectos que requieren de audiencia pública previa. Lejos quedaron los tiempos en que presidió la Fundación Vida Silvestre, con una problemática no tan pegada a los conflictos urbanos. El próximo 14 de mayo los vecinos podrán opinar y preguntar sobre el próximo proyecto en el que la Agencia tiene responsabilidad: el Centro de Transbordo del Nodo Retiro, una obra que supone la construcción de dos enormes túneles en ese barrio con el fin de aliviar el tráfico. Corcuera es el encargado de convocar a esa audiencia.

¿Qué es el Centro de Transbordo de Nodo Retiro?
Es la búsqueda de una solución a un problema histórico que tiene la zona de Retiro, que es el tránsito muy complejo: camiones, colectivos, autos, el giro a la izquierda desde Libertador, una serie de temas que hacen que, teniendo en cuenta el aumento del parque automotor, se va transformando en una zona que cada vez presenta más urgencia para ordenarla y que también forma parte, a mi entender, de una visión de la necesidad de ordenar toda la zona de microcentro y ésta es una de las zonas anexas a esa área.

Estamos hablando de la construcción de dos grandes túneles.
Son dos túneles: uno más corto y otro más largo. El más largo está previsto que se realice en trinchera, es decir abierto, y que permita que gran parte de los colectivos que hoy en día forman el caótico aspecto de la zona de Retiro puedan ser ordenados de un modo distinto y permitan el ascenso y descenso de los pasajeros sin interrumpir los espacios verdes que hoy en día están interrumpidos, porque de algún modo lo que creo que tiene de interesante la obra o el proyecto que se plantea es que por fin permite conectar los tres espacios verdes las tres plazas y hacer entonces un gran continuo que le da más fuerza al peatón, que también es un elemento valioso.

El 14 de mayo está prevista la audiencia por el nodo. ¿Puede opinar cualquiera?
Así es, pero se tiene que registrar, se tiene que inscribir y sólo en algún caso en particular el presidente de la audiencia tiene la facultad de darle 4 o 5 minutos para que se exprese alguna persona que no estaba inscripta pero va a tener que explicar por qué no alcanzó a inscribirse.

¿Cuál cree, en virtud de su experiencia y de lo que ya le deben haber acercado como críticas, que pueden ser los planteos contra el nodo?
Creo que nadie va a estar en desacuerdo con ordenar el tránsito allí. Sobre el cómo, sin duda que puede haber muchos proyectos distintos y también puede aparecer la mirada de un arquitecto que puede ser distinta de la de un paisajista o de un urbanista o de otro estudio de arquitectura que compita. Esas cosas se han visto a lo largo de la historia de la ciudad y puede volver a pasar, pero independientemente de eso yo valoro en todo caso que haya un proyecto que aspire a reconectar espacios verdes para el peatón, me parece muy importante eso. La plaza donde está emplazada la Torre de los Ingleses no es suficientemente visitada por los porteños porque hay barreras de tránsito para acceder a ella. Pero la segunda y la tercera plaza aledañas a ella son de peor acceso, están menos visitadas y menos utilizadas porque uno se siente en una isla rodeada de tránsito pesado. Este proyecto sin duda puede tener cosas a mejorar como cualquier proyecto, pero creo que apunta a dar ese continuo que me parece bien interesante. Ahora claro, en la audiencia pública pueden surgir preocupaciones especialmente sobre el período de obra, porque como es un proyecto importante seguramente va a durar bastante en relación con lo ideal. Con una obra de esta magnitud es de imaginar que tiene una duración que excede el año y por lo tanto puede haber una necesidad de manejar especialmente la sensibilidad del conductor y el tema del tránsito durante la obra.

¿Se tendrá en cuenta la participación de los vecinos en la audiencia?
La gente habla en la audiencia y ésta muchas veces es filmada, grabada y taquigrafiada de modo de asegurar que el vecino tenga la posibilidad de que su opinión no se pierda. Ese taquigrafiado, esas grabaciones, las realiza el Servicio de Atención al Ciudadano, y es ese sistema el que después nos pasa todos los documentos de la transcripción. Sobre la base de esa documentación se elaboran desde la Agencia algunas recomendaciones o condiciones adicionales. Mi papel durante la audiencia es presidirla como un árbitro imparcial y siempre he cumplido, asegurando que todo el mundo pueda expresarse, que se esté grabando. A veces los vecinos traen sus propias máquinas para grabar las audiencias y yo siempre les doy la bienvenida, no hay ningún problema en que graben. Mi papel también es asegurar que se mantenga el orden de la audiencia. En algunos casos no ha sido fácil, pero diría que éste no va a ser el caso, porque creo que vamos aprendiendo todos en la práctica ciudadana. Claro que nunca ha faltado aquel participante de una audiencia que me ha dicho «tenés mucha suerte de salir ileso», pero no es la mayoría.

¿Qué posibilidades tiene esta Agencia de medir el sonido de la ciudad y de establecer en qué casos hay contaminación auditiva?
Buenos Aires es muy ruidosa, no cabe ninguna duda, como todas las grandes ciudades. También es cierto que los latinos tenemos ciudades más ruidosas. El ruido básicamente tiene algunos componentes que son muy fáciles de detectar. Uno importantísimo es el de los colectivos. En nuestra ciudad se sobrepasa el nivel máximo general de 70 decibeles y en algunas zonas residenciales, los 65 decibeles a la noche, por ejemplo. Hay dos maneras de medirlo. Se puede poner medidores fijos instalados o hacer mediciones móviles que van persiguiendo de algún modo a los culpables. En la ciudad de Buenos Aires tenemos los dos sistemas. En cada comuna tenemos por lo menos una torre de medición de ruido, que nos empieza a permitir armar un futuro mapa de ruidos de la ciudad, pero que va a requerir más de estas inversiones de torres fijas que miden el ruido ambiente genérico de toda una zona. En este momento tenemos funcionando dieciséis torres.

¿Y se sabe cuáles son los barrios más ruidosos?
Sin duda una de las zonas más ruidosa es el Microcentro. Por eso también tiene sentido esta política que se ha empezado a implementar desde el Gobierno de la Ciudad de empezar a tratar de impedir el ingreso de vehículos a esa zona en determinados horarios, también de ir peatonalizando o semipeatonalizando cada vez más calles del Microcentro. En todas las grandes ciudades del mundo estamos en la misma discusión de que necesitamos hacer el hábitat más humano, menos dirigido hacia el automóvil y más dirigido hacia el peatón y hacia otras formas de moverse, como la bicicleta o los medios públicos de transporte. El ruido es uno de los elementos a tener en cuenta en estos nuevos diseños, pero para esto hay que tener un mapa de ruidos cada vez mas refinado. Nosotros realizamos la medición en el transporte público sobre caño de escape. Detenemos el colectivo aproximadamente durante un minuto y medio para no generarle problemas al público que está siendo transportado, y cuando se lo detiene se le pone un aparato al caño de escape para medir los gases y se le obliga al conductor a que acelere tres veces y en diferentes tiempos, y se hace lo mismo para medir el sonido al lado del caño de escape. El problema del ruido al lado del caño de escape se ha reducido mucho, pero esto no significa que se haya reducido todo el que produce el colectivo, porque también es ruidoso en la frenada. Es un ruido que escucho de y no me lo banco, y los vecinos tampoco tienen por qué bancárselo. Todavía hay mucho trabajo por hacer en los vehículos de carga, los camiones, que producen mucho ruido con el caño de escape. Las empresas de colectivo mal que mal van renovando sus unidades. Hoy en día estamos en una vida media entre 7 y 9 años. Las nuevas unidades vienen con mejores sistemas, menos ruidosos. En cambio hay camiones de los años 70 y 80 circulando en la ciudad, que vienen de provincia. Hay una política que nosotros siempre tratamos de ir acordando con el Estado Nacional de apoyo a la renovación al sistema de colectivos que incide en la mejora del ruido. Hay muchas cosas en las que Nación y Ciudad trabajan juntos aunque no parezca. Lo que sale en los medios son sólo los gritos.

Perfil

Es licenciado en Ciencias Biológicas por la Universidad de Buenos Aires, con estudios de posgrado en Barcelona. Trabajó en el Conicet y en el Museo Argentino de Ciencias Naturales. Fue director ejecutivo de la Fundación Vida Silvestre entre 1997 y 2006. Es el único latinoamericano miembro del Directorio Mundial del Consejo de Certificación de Productos Responsables.

DZ/km

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario