Tiempo en Capital Federal

17° Max 11° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 65%
Viento: Noroeste 10km/h
  • Sábado 15 de Mayo
    Cubierto12°   16°
  • Domingo 16 de Mayo
    Cubierto13°   18°
  • Lunes 17 de Mayo
    Cubierto11°   17°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Jaime Durán Barba: El pez por la boca…

La valoración de Hitler puso al asesor de Macri al borde del despido.

Por Laura Mendoza
Email This Page
3045150-duran_barba_390.jpg

La mayor esperanza de Mauricio Macri, quien desde el contundente triunfo en las elecciones de octubre no para de hablar de su candidatura, es llegar al 2015 con un escenario político tan segmentado que sus chances queden a expensas de un eventual ballotage presidencial.

Está convencido que la búsqueda de consensos será inevitable, y repite a propios y ajenos que allí está para examinar el caso de Néstor Kirchner en 2003, una muestra de lo que puede suceder en un par de años. Sin embargo, la candidatura de Macri es tan frágil como el zapatito de cristal de Cenicienta.

Si uno se ajusta al discurso que enarbola en estos días, el jefe de Gobierno de la ciudad cuenta para empezar su cruzada con 70 concejales –fruto de su acuerdo con Sergio Massa en la provincia de Buenos Aires–, su fuerza en la Legislatura, una veintena de diputados nacionales, tres senadores y un ramillete de celebridades en algunos puntos del interior: Javier Baldassi en Córdoba, Miguel Del Sel en Santa Fe, Alfredo de Ángelis en Entre Ríos, el colorado Carlos Mac Allister en La Pampa, simpatía de Ramón Puerta en Misiones y… la lista es corta.

El problema es lo imprevisible y la dependencia del marketing político, una verdadera religión PRO que encarna desde 2007 el ecuatoriano Jaime Durán Barba, hoy convertido en un bocón devaluado puertas adentro del partido. Como se sabe, el bueno de Jaime ensayó una apología de Hitler y Stalin, dos genocidas a quienes calificó de personas “espectaculares”. Para defenderse de esas declaraciones a la revista Noticias, Durán echó mano de un recurso clásico. “Me sacaron de contexto”, desmintió, aunque con poca convicción.

La revista publicó el audio completo de la entrevista del periodista Federico Mayol y allí estaban las declaraciones en su contexto. Durán mintió. El diputado electo Sergio Bergman, un rabino, puso el grito en el cielo. El sábado a primera hora se reunieron 17 voceros de distintos políticos del PRO y llegaron a la conclusión de que no había defensa alguna para Durán Barba. Es más, once contra seis votaron por la desvinculación del gurú. Macri calificó de inaceptables las declaraciones de su máximo asesor y la cosa quedó ahí. No hay, al menos hasta el cierre de esta edición, una idea clara de qué hacer con este asunto que quema en las manos.

Más allá de la decisión que se tome, si Macri resuelve actuar con indulgencia en el caso –como actuó defendiendo a Del Sel cuando insultó a la Presidenta– cometerá el mismo error que cuando intentó sostener a dos ultraderechistas como el comisario antisemita Jorge “El Fino” Palacios al frente de la Metropolitana; y al ex embajador especial Abel Posse, un videlista declarado, al frente del Ministerio de Educación porteño. Cabría preguntarse: ¿Por qué se repiten estas casualidades en el PRO?

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario