Tiempo en Capital Federal

11° Max 8° Min
Parcialmente nuboso
Parcialmente nuboso

Humedad: 42%
Viento: Suroeste 23km/h
  • Martes 14 de Julio
    Despejado  11°
  • Miércoles 15 de Julio
    Despejado  12°
  • Jueves 16 de Julio
    Despejado  11°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

IRSA y el gobierno insisten con el shopping en Caballito

El gobierno porteño envió a la Legislatura por quinta vez un proyecto para autorizar la construcción de un megacentro comercial de 64 mil m2. Los vecinos se oponen.

Email This Page
predio_nuevo_shopping_caballito 2

La idea del eterno retorno se instaló en Caballito en forma de shopping. El Ejecutivo porteño y el holding IRSA intentarán, por quinta vez, conseguir la autorización de la Legislatura para construir un megacentro comercial de diez pisos y 64 mil m2 de locales comerciales, cines y estacionamiento.

La jugosa inversión propuesta por la empresa –que además es dueña de prácticamente todos los shoppings porteños- alcanza unos 150 millones de dólares. Sin embargo, el proyecto chocó una y otra vez con la resistencia de los vecinos agrupados en SOS Caballito.

También se topó con la falta de apoyo de la oposición, que nunca habilitó el tratamiento en el recinto de la iniciativa para rezonificar el predio de 2,4 hectáreas ubicado entre Avellaneda, Fragata Sarmiento, Olegario V. Andrade y las vías del Ferrocarril Sarmiento.

IRSA llegó a ofrecer, en el último intento realizado en 2014, una serie de contraprestaciones para torcer la suerte del proyecto. Propuso construir una sala de primeros auxilios y un jardín maternal, además de un puente aliviador para el tránsito.

“Estamos preparados para pelearla otra vez”, dijo a Diario Z Mario Oybin, integrante de SOS Caballito. “Sabemos que es difícil, hoy los planetas se le alinearon a IRSA: tienen el aval del gobierno nacional y de la Ciudad, pero de los vecinos no”, advirtió.

En un documento, la agrupación vecinal enumeró posibles perjuicios ambientales que generaría la construcción del shopping: afectación de la calidad del suelo y el agua; impacto negativo de la napa freática por las excavaciones; contaminación del aire durante el período de obra producto del acarreo de materiales, camiones y máquinas; contaminación sonora; tala de los álamos plantados por el club en el predio, entre otras cuestiones.

Actualmente, en el terreno en cuestión funciona un centro de logística de containers, que el año pasado fue clausurado por no cumplir con las normas urbanísticas. Además, existe una larga disputa judicial por la titularidad de los terrenos, que eran de Nación y fueron cedidos al club Ferro con la condición de que no fueran vendidos, cosa que finalmente hizo.  IRSA pagó por ellos 6,5 millones de dólares.

dz / fs

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario