Tiempo en Capital Federal

12° Max 9° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 78%
Viento: Nordeste 11km/h
  • Martes 22 de Junio
    Nubes dispersas11°   14°
  • Miércoles 23 de Junio
    Cubierto con lluvias11°   13°
  • Jueves 24 de Junio
    Cubierto12°   16°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Internas en el PRO: el futuro de Emilio Monzó

Algunos sostienen que ‘no cumplió con lo que se le pidió’, pero Macri no le suelta la mano.

Por Romina Calderaro
Email This Page

Durante un año trabajó por fuera de la estructura formal y hace unos meses se lo premió con el Ministerio de Gobierno. Desde allí, Emilio Monzó, un peronista muy bien conectado con el mundillo político, debía encarar el desafío de «armar» la estructura del PRO a nivel nacional para que Mauricio Macri pueda presentarse en 2015 como candidato a presidente con una base territorial sólida.

Pero dentro del PRO, muchos creen que hasta ahora Monzó no cumplió con lo que se le pedía y, para colmo de males se peleó con demasiada gente importante de la tropa propia en poco tiempo. «Apenas acercó a algunos intendentes radicales. En el medio se enemistó con Jorge Macri (intendente de Vicente López), con Néstor Grindetti (ministro de Hacienda porteño y aspirante a conducir el Municipio de Lanús en 2015) y con su segundo, Álvaro González. Tenía que mover el tema «Gabriela Michetti candidata en la provincia» y hasta ahora no hizo demasiado. No le veo mucho futuro», dijo a Diario Z un hombre cercano al jefe de Gobierno porteño que, obviamente, no mira con cariño al flamante ministro y quiere que le vaya mal, como ocurre tantas veces en el impiadoso mundo de la política.

El segundo de Monzó, Álvaro Gonzalez, también tuvo cortocircuitos con su jefe. González, que como legislador porteño fue titular de la Comisión de Presupuesto, está pensando en que sus funciones pasen a la órbita del jefe de gabinete Horacio Rodríguez Larreta.

A pesar de la resistencia interna de algunos, Macri aún no le soltó la mano a Monzó y tal vez no se la suelte nunca. De hecho, su ministerio absorberá la Subsecretaría de Justicia que encabeza Javier Buján, un hombre del Tano Angelici que, dicen, es resistido por varios jueces y camaristas. De esta manera, la cartera de Monzó controlará el Registro Civil y la Dirección de Infracciones. Esto supone, obviamente, controlar la caja. De esto modo, y por presión del flamante presidente de Boca Juniors, se materializa un viejo rumor PRO: la fractura del Ministerio de Justicia y Seguridad que encabeza Guillermo Montenegro.

El tiempo dirá quién gana y quién pierde espacio en el entorno de Macri. El líder del PRO quiere ser presidente de la Nación, varios funcionarios suyos quieren ser intendentes y a su vez se va a desatar la pelea por la sucesión del jefe al frente de Bolívar 1. Todo esto sucede en paralelo a la gestión cotidiana, que ya bastantes conflictos genera y que no se puede descuidar sin correr grandes riesgos.

Porque todos en el PRO saben que las ambiciones presidenciales de Macri están atadas a su desempeño estos cuatro años. Y la pelea cotidiana con la Casa Rosada no alcanza en sí misma para conseguir gobernar los destinos de los argentinos.

DZ/km

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario