Tiempo en Capital Federal

17° Max 11° Min
Parcialmente nuboso
Parcialmente nuboso

Humedad: 51%
Viento: Sureste 21km/h
  • Sábado 31 de Octubre
    Despejado13°   19°
  • Domingo 1 de Noviembre
    Despejado15°   20°
  • Lunes 2 de Noviembre
    Despejado16°   22°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Industria discográfica: recitales para poder sobrevivir

Estrategias de los sellos locales ante la piratería y las descargas ilegales.

Por tomas-canosa
Email This Page

La industria de la música fue uno de los sectores que más mutó en los últimos años a partir del aumento de la piratería y las descargas ilegales. Pero los sellos se reinventaron: comenzaron a organizar más shows en vivo y a ofrecer otros productos para compensar un mercado discográfico en caída. Las ventas de discos alcanzaron los 7,7 millones de unidades durante el año pasado, mientras que en 2008 habían sido de 14,2 millones. Aun así, el negocio mueve más de 200 millones de pesos anuales y les da empleo a dos mil personas.

En la ciudad de Buenos Aires existen 82 sellos discográficos, según estadísticas del Observatorio de Industrias Creativas del Ministerio de Desarrollo Económico porteño. Sin embargo, la composición no es homogénea. Existen cuatro que pertenecen a los grandes productores internacionales, distribuyen las obras de los artistas más famosos del mundo y tienen arreglos con las grandes tiendas que venden discos. El resto está compuesto por pequeños y medianos sellos locales que ofrecen un catálogo más acotado y pueden estar dirigidos por los mismos artistas.

«La industria de la música fue la primera en sentir el cambio tecnológico y la piratería, que obligaron a las empresas a no basar su modelo en el soporte físico y virar hacia el show en vivo u otros formatos», sostiene el director de la Dirección de Industrias Creativas y Comercio Exterior del Ministerio de Desarrollo Económico porteño, Enrique Avogadro. Las estrategias de los sellos discográficos estaban abocadas a la venta del soporte físico durante la década de los 90. Sin embargo, el panorama cambió durante los últimos años a partir del incremento de la piratería y las descargas ilegales.

Aguante el pogo
Con una caída de casi el 50% en ventas, la principal estrategia de los sellos se centró en la organización de recitales porque el vivo es la única experiencia que no se puede reproducir y representa una fuente de ingresos tanto para el artista como para la productora. Las ventas de DVD con shows exclusivos y clips inéditos también representan una alternativa para las discográficas y es un nicho que no para de crecer. En 2005 se vendieron 675 mil unidades, mientras que en 2008, 1,6 millones.
«El soporte físico puede estar llegando a su fin, pero la música está más fuerte que nunca porque actualmente las personas están rodeadas por la música cuando ven televisión, viajan en el colectivo, van al cine o utilizan consolas de videojuegos», sostiene Avogadro. El funcionario del gobierno porteño asegura que el principal reto está en ver cómo logran readaptarse los sellos.

Por ejemplo, Art Menú realiza todo tipo de contenidos audiovisuales. Se encarga de la producción de bandas como Cabernet o Cruz Maldonado hasta la realización de publicidades. El músico Fabián «Pelu» Romero es uno de los titulares de la firma y en diálogo con Diario Z manifestó que «la diversificación del negocio habilita que sea más llevadero». El artista sostuvo que en el caso de la música independiente «no hay una crisis con respecto a la piratería sino que hay una crisis con las industrias culturales, que no abarca sólo a la musical sino también al teatro o al cine».

Romero explicó que para los productores independientes es difícil difundir a sus artistas porque no cuentan con los recursos que tienen las grandes corporaciones, y que si bien pueden recibir ayuda del gobierno porteño, no hay una estructura de planificación a largo plazo a nivel nacional que permita fomentar nuevos artistas.

Jazz y cumbia
«Durante los últimos años hemos estado haciendo una especie de sobrevivencia como la mayoría de las discográficas», aseveró el dueño de Barca Discos, Elio Barbeito. La principal estrategia de la firma consistió en ampliar el catálogo de artistas. Actualmente va desde el músico de jazz uruguayo Hugo Fattoruso, hasta la banda de cumbia Jambao pasando por el grupo de reggae Mensajeros Reggae.
Una de las grandes dificultades de los pequeños y medianos sellos es la etapa de difusión. Sin embargo, Barbeito destacó el papel que cumplen las redes sociales como Facebook, Twitter o Myspace que permiten difundir fechas de recitales y lanzamientos de discos.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario