Tiempo en Capital Federal

21° Max 15° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 56%
Viento: Suroeste 24km/h
  • Martes 27 de Octubre
    Despejado15°   19°
  • Miércoles 28 de Octubre
    Cubierto con lluvias14°   19°
  • Jueves 29 de Octubre
    Parcialmente nuboso11°   15°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Incógnitas financieras: AUSA, un polirrubro

La empresa de las autopistas interviene en muchas obras públicas esquivando las leyes de control.

Por Laura Mendoza
Email This Page

Mientras el gobierno porteño sigue cabildeando la idea de aceptar o no el traspaso de la gestión de los subtes, pelea por monedas en la paritaria docente y enfrenta denuncias cruzadas dada la proliferación de prostíbulos y mano de obra esclava en la ciudad, un grupo de legisladores de la oposición intenta descifrar por qué Macri estaría derivando hacia la estatal Ausa (Autopistas Urbanas S.A) recursos para el desarrollo de obras públicas casi con exclusividad.

La oposición, básicamente, investiga una supuesta transferencia de 70 millones de pesos y también un especie de fideicomiso oficioso de 400 millones de pesos depositados en el Banco Ciudad destinado a financiar obra pública. Y se pregunta si están ante un caso de excesiva discrecionalidad o frente a un fraude sencillamente.

El grupo interbloque que rastrea el asunto no alcanza a explicarse por qué Ausa se alza con la casi totalidad de los contratos. Por caso, se hace cargo de la construcción de los pasos bajo nivel (sapitos) que encaró con energía Macri en lo últimos dos años. Pero también participa en licitaciones para la construcción o refacción de viviendas, escuelas y hospitales. Ausa, como empresa estatal, al igual que Subterráneos de Buenos Aires, se rige por su propio estatuto que, entre otras cosas, le permite esquivar la ley de de compras y contrataciones. La ley que ampara su funcionamiento fue sancionada en 2007 a instancias de la entonces legisladora Gabriela Michetti. Esa ley dotó a la empresa de recursos técnicos y legales que agilizaron en la práctica su participación en las licitaciones. «Todo lo cual le permite al gobierno porteño acomodar los pliegos de licitación de acuerdo a su real conveniencia», se indignan en la Legislatura.

El embrollo, sin embargo, no parece tan lineal. Y tal vez haya que concluir, con el macrismo, que todo es en beneficio del bolsillo de los vecinos. Desde el Ministerio de Desarrollo Urbano que conduce Daniel Chaín se explica el asunto: «¿Sabe por qué Ausa se queda con los contratos? Porque es más rápido y barato. Sencillamente porque desde AUSA no se paga el IVA, contribución de la que está exenta, con lo cual las obras suelen costar de movida un veinte por ciento menos. Y además, los pagos a los proveedores, desde AUSA, se canalizan en pocos días. Si pagara el gobierno porteño, por el enjambre de leyes que rige la obra pública, los pagos tardarían en efectivizarse varios meses». De todas maneras, la oposición sospecha de que allí hay una caja negra de uso múltiple, a pesar de que la empresa estatal está sujeta y obligada a dar cuenta a una decena de organismos de control. Habrá que esperar.

DZ/km

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario