Tiempo en Capital Federal

21° Max 15° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 70%
Viento: Nordeste 12km/h
  • Miércoles 14 de Abril
    Despejado17°   21°
  • Jueves 15 de Abril
    Despejado18°   22°
  • Viernes 16 de Abril
    Despejado18°   23°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Identidades: África en casa

Música, vocablos, comidas: la cultura negra está vigente pese a los esfuerzos de “blanquización”.

Email This Page
iyakerere_afro_tambores_san_telmo

Así como se suele invisibilizar a los indios cuando se habla de la conquista del desierto y de las comunidades aborígenes como cosas del pasado –una estrategia para seguir despojándolos de sus tierras y de sus derechos– también se afirma que en Argentina no hay negros. ¿Cómo es entonces que hay documentos que certifican no sólo la presencia sino la fidelidad de las tropas de afrodescendientes al general Belgrano en la lucha por la independencia? Se sabe que desde 1700 comenzaron a llegar los ominosos barcos esclavistas a las costas de América del Sur. Pero es poco lo que se sabe, o lo que creemos saber, de una historia vieja que palpita su urgencia de hacerse novedad. Afortunadamente, mediante la Ley 26852, el 8 de noviembre se instituyó como el Día Nacional de los Afroargentinos/as y de la cultura afro. El mismo día, se presentó la guía didáctica Afroargentin@s, elaborada por alumnos del Profesorado de la Escuela Normal Mariano Acosta, desarrollada por la CTERA junto a la Agrupación Afro Xangô.

Carlos Álvarez es el presidente de Afro Xangô, por la Inclusión y la Justicia Social. Uruguayo que vive en Buenos Aires desde hace más de 8 años, dice que su historia “tiene que ver mucho con el tránsito de los afrodescendientes de Uruguay a Buenos Aires. La Argentina ha sido una histórica receptora de afrodescendientes: afro uruguayos, afro peruanos, afro brasileros, afro haitianos, afro dominicanos, afro venezolanos y colombianos, muchos de Cabo Verde, de Senegal, de distintos puntos de África. En la historia argentina hay una diáspora histórica y superpuesta que hace que haya una riqueza afro que no se da en otros países de América latina”.

En Montevideo parece más evidente la herencia afro.
En Uruguay no hubo ese proceso racista de aniquilamiento e invisibilización que hubo en Argentina y no solamente en términos físicos. Hubo una ingeniería racista para eliminar de la historia argentina la presencia afro. Y fue una política eficaz: el común de la gente piensa que no hay afrodescendientes y por eso en la calle nos preguntan de dónde somos. Nadie piensa que un afrodescendiente pueda ser argentino.

Es raro porque, a riesgo de sonar absolutamente incorrecto, hay gente que tiene una boca que no puede no tener algún origen africano
El mestizaje, el proceso de blanqueamiento, es fundamental de la historia afro. Por eso es importante decir que cuando hablamos de afro argentinos no necesariamente hablamos de personas negras. La cultura no se ha blanqueado para nada: el candombe, las comidas, el lenguaje.

Pero ¿dónde está toda esa historia?
Además de que fueron carne de cañón en las luchas independentistas, hubo una merma de la población negra durante las epidemias de fiebre amarilla, sobre todo la última, de 1871. Las familias acomodadas lograron escapar del foco en el centro de la ciudad pero cuando las familias negras quisieron hacerlo, el Ejército las cercó para impedir que se fueran; después de eso fue enterrarlos por centenas. Pero gracias a la resistencia de nuestros ancestros y ancestras, que pusieron el cuerpo y transmitieron la memoria oral, hoy podemos recuperar toda esa riqueza cultural. Por eso reivindicamos a María Remedios del Valle, una mujer negra a la que Manuel Belgrano le dio el cargo de Capitana en las luchas independentistas. Para nosotros, María Remedios del Valle, mujer negra, es la madre de la patria.

Parda María, Madre de la Patria

La elección del 8 de noviembre como Día Nacional de los Afro Descendientes no es casual. Ese mismo día, pero del año 1847, una época en la que la patria empezaba a cuajar su identidad diversa y libertaria, moría María Remedios del Valle, la capitana del Ejército independentista del general Manuel Belgrano.

Asomarse a la historia de esta mujer, a la que muchos nominan como la verdadera madre de la patria, conmueve. Nació en Buenos Aires y combatió en las Invasiones Inglesas como auxiliar del tercio de Andaluces. En 1810 partió a la primera expedición al Alto Perú en compañía de su marido y de sus hijos, que fueron muertos en las batallas en que la misma “Parda María” luchó, curó y alimentó heridos, alentando en la primera línea a los soldados.

Por su papel descollante en la batalla de Hauqui. Belgrano la ascendió a sargento del Ejército patrio aunque los soldados la llamaban ‘capitana’ y ‘madre de la patria’. En 1813, durante la batalla de Ayohúma, María del Valle fue herida y tomada prisionera. Como ayudó a la fuga de algunos oficiales patriotas, los realistas la sometieron a tortura y la condenaron a latigazos en la plaza pública. Llevaría toda la vida esas cicatrices. María logró escapar de sus captores para volver a la lucha a las órdenes de Martín Miguel de Güemes.

Regresada a Buenos Aires, la parda María quedó en la miseria. Vivía en la zona de quintas y vendía pasteles y tortas fritas en los atrios de las iglesias. El ministro de Guerra de la Nación, general Francisco Fernández de la Cruz, en 1827, rechazó condecerle la pensión a la que tenía derecho por su cargo militar. Recién un año después, el general Viamonte reconoció en una anciana mendicante a la capitana de la Independencia que lo había asistido. Así obtuvo una módica pensión.

 

 

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario