Tiempo en Capital Federal

16° Max 12° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 63%
Viento: Noroeste 10km/h
  • Domingo 16 de Mayo
    Cubierto12°   17°
  • Lunes 17 de Mayo
    Cubierto11°   17°
  • Martes 18 de Mayo
    Muy nuboso11°   15°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Huracán: un club al borde del abismo

En un clima de desmoralización y denuncias, la oposición quiere la renuncia de Babington.

Por Leandro Balasini
Email This Page

Clausura 2009. Huracán se quedó en la puerta de un nuevo título. Un error arbitral a siete minutos del final del partido le otorgó a Vélez un nuevo torneo local. Aquel equipo que tuvo a Mario Bolatti, Javier Pastore y Matías Defederico como intérpretes del tiki tiki y a Ángel Cappa como director de orquesta, quedó en el recuerdo. El club, entonces, tuvo la oportunidad de sentar las bases para construir un nuevo camino. Sin embargo, se eligió desarmar el plantel y descapitalizarse. El resultado es evidente: un equipo que pelea el descenso y una institución sumida en la incertidumbre y envuelta en constantes conflictos políticos y económicos que, en poco tiempo más, podría llamar a elecciones anticipadas.

Carlos Babington, ex futbolista y entrenador de Huracán, asumió como presidente en 2006 y fue reelecto en 2009. Tomó al equipo en la B Nacional y lo condujo a primera en sólo un año de gestión. En coincidencia con el título obtenido, también comenzó una enmarañada historia que se repite, en la que futbolistas y técnicos abandonan el club enfrentados con el «Inglés». Ejemplos sobran: Paolo Goltz, Defederico, Joaquín Larrivey, Gino Clara, Antonio Mohamed, Cappa. Cuando fue transferido, Cristian Cellay, al que alguna vez le negaron la ropa de entrenamiento, dijo en vos alta «Babington le miente a la gente». Aunque resulte increíble, los propios futbolistas tuvieron que comprarse los botines que les habían robado luego de un entrenamiento, con la promesa de que les iban a reintegrar el dinero. No se cumplió.

Los jugadores se alejan pero el club no se capitaliza. A Pastore no le compraron el pase y por Mario Bolatti se cobró apenas un 20 por ciento del total de la venta. Marcelo Simonian, amigo del presidente, representa a ambos jugadores, como a otros tantos que vistieron la camiseta del Globito. Por ese motivo, la oposición posó la lupa en el manejo de las finanzas. Es que la Comisión Directiva aprobó los últimos dos balances a libro cerrado y no informó a los socios cuál es el pasivo. «Se especula con que la deuda sería de 60 millones de pesos. Pero nadie sabe», explica Claudio Varela, socio y ex miembro de la Subcomisión del Hincha. El club está en concurso de acreedores desde hace varios años. Quienes reclaman el dinero son la Asociación del Fútbol Argentino (AFA); Boca, por la venta de Hugo Romeo Guerra, y Juan José Zanola.

Todo puede suceder en Huracán. Incluso que Babington no termine su mandato. En las últimas elecciones para asambleístas, el oficialismo sufrió una dura derrota. Huracán está en zona de promoción y solo tres puntos lo separan del descenso. El Globo está nuevamente al borde del abismo.

DZ/km

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario