Tiempo en Capital Federal

18° Max 16° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 89%
Viento: Este 36km/h
  • Sábado 26 de Septiembre
    Cubierto con lluvias14°   17°
  • Domingo 27 de Septiembre
    Cubierto14°   17°
  • Lunes 28 de Septiembre
    Despejado10°   18°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Hugo Haime: «En octubre va a haber una muy fuerte polarización nacional»

El destacado consultor considera que las elecciones de octubre tienen un final abierto, y que su resultado depende de cómo evolucione la campaña y de la capacidad de enamorar al electorado. 

Por Diego Sasturain
Email This Page
Hugo Haime Hugo Haime

A la cabeza del estudio que lleva su nombre, Hugo Haime es uno de los consultores, encuestadores y estrategas electorales más solicitados por los políticos argentinos. Así lo atestiguan las más de cien campañas en las que se ocupó de la imagen y los números de muchos aspirantes a presidentes, gobernadores e intendentes. Sociólogo egresado de la UBA, trabajó en publicidad y más tarde se especializó en comunicación y análisis de tendencias de opinión pública. En 1999 fue elegido el mejor encuestador de América Latina por el Centro Interamericano de Gerencia Política. Haime combina el trabajo en su agencia con la cátedra universitaria y la escritura. Acaba de publicar el libro Qué tenemos en la cabeza cuando votamos, texto en el que analiza las motivaciones a la hora de sufragar.

¿Quién tiene más motivos para festejar después de las PASO?
UNEN hizo una excelente elección y me parece que, en teoría, tendría motivos para festejar. Pero hay que ver cómo se desarrolla esto posteriormente. Si logran armar una propuesta general que les permita dar pelea al PRO o no. Eso va a depender de la campaña, y básicamente de la capacidad de hacer campaña de Elisa Carrió, más que de Pino. Porque Pino es un candidato ubicado en la centroizquierda y me parece que mucho del voto de UNEN es de centro, pensando en el voto a senador de Prat-Gay de Terragno.

¿En qué medida incidirán las PASO en octubre?
No tenemos experiencia, son las primeras PASO para legislativas. En las presidenciales de 2011 la oposición quedó tan congelada con los 50 puntos de las PASO que prácticamente el cuadro se reprodujo en octubre. Me parece que si el oficialismo no cambia, va a haber una muy fuerte polarización nacional. Hay que ver si el oficialismo conserva los resultados que tiene.

¿Esa polarización se podría dar en la ciudad?
Sí. La única discusión que yo veo, es si el kirchnerismo tiene o no su senador. Y creo que esa discusión se va a dar ahora. La gente va a ir a octubre con esa discusión instalada. Además, el voto de la Capital es un voto muy pragmático. Entonces Filmus va a tener que defender los 19 puntos que sacó contra el voto de UNEN. Descontamos que el PRO gana su senador, pero no sabemos si uno o dos. Lo que está en discusión es el senador del Frente Para la Victoria.

¿Cómo se explica que Carrió haya sacado 1,8 puntos en 2011 y, dos años más tarde, haya trepado a 17?
Carrió siempre fue la misma. Cuando no importó la economía y hubo un fuerte aval al proceso que llevaba adelante Cristina Kirchner, su prédica, básicamente anticorrupción, no servía. Las elecciones presidenciales son para gente con capacidad de gestión, y no creo que nadie le reconozca a Carrió capacidad de gestión. Pero nadie le niega capacidad legislativa. Me parece que son dos elecciones distintas y en un momento totalmente distinto del país. Entonces la Capital, que siempre es esquiva al peronismo, en todas las elecciones, en este momento protesta por las políticas del Gobierno hacia los sectores medios.

¿Por qué le escapa al peronismo el electorado porteño?
La idea de que fue Perón el que dividió a la sociedad argentina, y de que la oligarquía no dejaba integrarse, en principio a los sectores medios y, después, a los sectores populares, es como dar vuelta la historia. La Capital Federal es el centro de la Argentina, centro del mundo, donde atiende Dios. El porteño es individualista, piensa mirando a Europa o a Estados Unidos y tiene una idea de progreso individual. La ciudad es un lugar donde los liderazgos carismáticos y autoritarios no pueden funcionar nunca. Lo peor que uno le puede plantear a un porteño es que tenga un jefe. Necesita un garante que le permita generar su desarrollo individual. Y vota de manera muy pragmática. Votó a Menem en 1995 por la convertibilidad y la posibilidad de acceder al Primer Mundo. Votó a Cristina en 2011 porque veía que la economía florecía. Y ahora no la va a votar porque siente que atenta contra sus valores. Porque la gente vota por sus valores. Porque si siempre votara por sus intereses, ¿por qué la Capital votó contra Menem, una vez que terminó el romance de la convertibilidad, si se quedó con todos los dólares que quería? Porque hay un momento en que se siente que eso no tiene nada que ver con uno. Entonces, lo aprovecha por un momento y después lo abandona. El peronismo tiene el tema de la tumultuosidad, del liderazgo y el caudillismo que hace muy difícil que pueda ser tomado por los porteños. Es una especie de voto útil que dice: “Te voté una vez, pero no me pidas mucho más”.

¿Cree que hay un voto de rechazo al PRO que fue para UNEN?
Sí. El PRO no hizo una buena elección, con 32 puntos. Hay un “no enamorar” del PRO. Tampoco se puede decir que hizo una mala elección, porque Macri en las elecciones legislativas había hecho 35 o 36 puntos, y me parece que tiene dividida a la ciudad por su gestión. Una parte de los porteños está pidiendo un cambio y no lo ve como un líder político que los represente. ¿Cuántos votos obtuvo Macri contra Filmus en la última elección a jefe de Gobierno? 45 puntos. Sólo en segunda vuelta llegó a 60. Yo creo que en el fondo el porteño es socialista o radical y después se va acomodando, sobre todo porque se había quedado sin representación. La Capital, cuando tuvo que canalizar a través del PRO el voto antikirchnerista, lo hizo. Pero también hay un resurgir del pensamiento que podríamos llamar de centro progresista que es lo que podría representar el radicalismo. Lo estamos viendo en todo el país. El partido que representa a la clase media es, históricamente, el radicalismo. No es el peronismo. Yo veo desplazamientos, me parece que Carrió puede representar tranquilamente un pensamiento de los sectores medios.

¿Qué cree que pasará con los votos de UNEN en octubre?
Depende de la campaña. Si uno medía hace 20 días, esos votos no se sumaban. Entonces era muy probable que Filmus pudiera entrar. Pero depende de cómo UNEN unifique su discurso, que no se peleen, que se unan, y de cómo prende este llamado al voto útil que empezó a hacer Carrió. Hoy lo veo como un escenario abierto, porque, en la previa, esto terminaba 40 puntos para el PRO, Filmus segundo y UNEN tercero, pero campañas son campañas y hay que ser capaz de seducir al electorado.

¿El Frente para la Victoria puede recoger parte de este descontento con Macri?
El Frente para la Victoria puede recoger una parte del voto progresista que no se sienta contenido por UNEN. Hay que ver qué pasa con los votos de Claudio Lozano, de los partidos de izquierda. La gente les dio la chance de estar en octubre y hay que ver si los vota de nuevo. También hay que ver cuál es la propuesta final que va a hacer el FpV al electorado de la capital, si entiende qué es lo que pasó el domingo. El oficialismo está obligado a entender qué pasó en el país. Porque la Capital es el lugar donde repercuten las cosas que pasan en todo el país.

¿Es un voto que mira lo nacional y lo local?
Sí, es una mezcla. Aunque vote por un legislador también está pensando en el presidente. Por eso hay un microclima en Buenos Aires: el porteño es muy centralista.

¿Qué cree que van a hacer los candidatos de acá a octubre?
Creo que UNEN va a llamar al voto utilitario contra el kirchnerismo. El PRO le va a dar pelea, porque el crecimiento de UNEN lo afecta. Si yo fuera el FpV trataría de maniobrar en la situación para intentar salir segundo mientras el primero y el tercero se pelean.

¿Arriesga un pronóstico?
No, pero sí puedo decir que si el FpV no replantea sus políticas, le va a ser difícil la elección de octubre. El PRO va hablar de su gestión. El día que ganaron empezó la segunda parte de la campaña. Como dijo Gabriela Michetti: “Vamos a seguir haciendo metrobuses y túneles”. Me parece que van a hacer eso y más gestión, porque es donde se pueden apoyar. Y UNEN va a hablar de unirse contra el kirchnerismo y como una alternativa política al PRO.

dz/lr

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario