Tiempo en Capital Federal

19° Max 15° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 47%
Viento: Suroeste 18km/h
  • Sábado 19 de Septiembre
    Despejado11°   15°
  • Domingo 20 de Septiembre
    Despejado10°   18°
  • Lunes 21 de Septiembre
    Parcialmente nuboso12°   17°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

“Hoy más que ayer y menos que mañana”

La sexualidad es el magma que suelda el vínculo amoroso.

Por Juan Carlos Kusnetzoff
Email This Page
4091379

La frase remite al sentimiento de amor y reconoce su origen en la literatura de finales del siglo XVIII. Pero en verdad, pocas cosas han dado lugar a mayor cantidad de novelas, cuentos, poemas, dramas, partituras –y cuanta expresión artística del espíritu haya creado la humanidad– que el sentimiento de amor.

En la historia universal, su motivo se repite hasta el cansancio. Como amor romántico o como amor platónico. Como amor incierto, no correspondido, o posesivo. Amor comprometido o narcisista. Amor ideal, amor divino, amor sensual. 
El amor inmediato… y el amor sin tiempo.

Eurípides, en alguna de sus tragedias, define al amor como “lo más dulce y, al mismo tiempo, lo más amargo”.
Muchos de los jóvenes, que a su edad se dedican frenéticamente a los llamados “juegos sexuales”, cuando se enamoran sienten que todo lo ocurrido en el pasado es nada, y que ante el amor, aquello no ha sucedido nunca.

Se ha dicho que el hombre ama con poca intensidad, pero muchas veces; y que la mujer, en cambio, ama mucho, pero en pocas oportunidades. Refiriéndose a esto, Balzac dice en una de sus obras: ”El amor es una religión y, en este caso, yo soy devoto”.
Es enorme la cantidad de frases referidas al amor. Las hay para todos los gustos. Veamos una escéptica, atribuida a Oscar Wilde: “El amor hace pasar el tiempo, y el tiempo, hace pasar el amor”.

Casi siempre, el amor hace impacto en el término sexo, o sexual. Una antigua tradición, netamente conservadora, los muestra como dos cosas completamente diferentes. La visión contemporánea, en cambio, los muestra soldados.
 Hoy, siglo XXI, sexualidad es sinónimo de comunicación. Por lo tanto, el enamoramiento, el vínculo sexual, es un “magma” que suelda; sea con lenguaje verbal o con lenguaje no verbal. Sea diciendo “te amo” o proporcionando una caricia. Tanto en uno, como en otro, se funden en el mismo instante.
Instante fusional, que actualiza lo que fue ayer, y anticipa lo que será mañana.

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario