Tiempo en Capital Federal

14° Max 12° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 53%
Viento: Sur 25km/h
  • Martes 23 de Julio
    Cubierto10°   13°
  • Miércoles 24 de Julio
    Cubierto  12°
  • Jueves 25 de Julio
    Cubierto  12°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Hora de felicidad para la hinchada azulgrana

Por Alejandro Fabbri. El Ciclón festeja el avance del proyecto de Restitución Histórica del predio de Boedo. Dirigentes e hinchas trabajan para reunir los 94 millones de pesos, el precio en que fueron tasados los terrenos. 

Por Alejandro Fabbri
Email This Page
Marcha por San Lorenzo Télam Buenos Aires, 08/03/2012 Los hinchas de San Lorenzo marcharán hoy hacia la Plaza de Mayo para pedir por la restitución histórica de San Lorenzo de Almagro al predio de Avenida La Plata, ubicado en el barrio porteño de Boedo. Foto: Julian Alvarez/Télam/cf

No hace falta buscar demasiado en los archivos para comprender que en los últimos años no debe haber llegado un fin de año más feliz para la gente de San Lorenzo que este 2012. Es que en las últimas semanas se han producido dos hechos decisivos que marcan el rumbo del cuadro azulgrana para el nuevo año.

El cambio de entrenador ha generado un nuevo equipo. Juan Antonio Pizzi asumió con el pleno conocimiento de la desconfianza que tenían muchos hinchas del Ciclón, debido a su ciclo negativo en Rosario Central en la última temporada. Sin embargo, tras sumar dos empates y una derrota en los primeros tres partidos, enderezó el rumbo y San Lorenzo sumó cuatro victorias en cinco jornadas. Con más resultados a su favor, como el festejado éxito ante Independiente y el empate con Lanús, acumuló puntos para la tabla de los promedios. Como para respirar mucho mejor, claro.

Además de la recuperación deportiva, San Lorenzo encontró el 15N en la Legislatura porteña la llave para sumar un apoyo político decisivo en la búsqueda de conseguir nuevamente asentarse en el predio de avenida La Plata al 1700. Allí existió el Gasómetro durante 63 años, entre 1916 y 1979 cuando el 2 de diciembre el Ciclón y Boca cerraron la historia del mítico escenario con un pálido empate sin goles. Hace pocos días se aprobó el proyecto de Restitución Histórica, que contempla la habilitación de un fideicomiso para que los dirigentes e hinchas del club puedan juntar alrededor de 94 millones de pesos, el valor en el que fue tasado el predio.

Impulsados por el incansable Adolfo Resnik (simplificado a Res) y un grupo heterogéneo, el Ciclón le fue dando forma al apoyo popular, con varias movilizaciones que hicieron historia y en los últimos meses, con un esfuerzo singular para comprar metros cuadrados del predio gracias a que la ley fue aprobada por unanimidad y los aportes fueron muchísimos. Así, por ejemplo, Marcelo Tinelli compró 500 metros cuadrados, el actor Viggo Mortensen hizo lo mismo con 150m2 y suman cientos quienes han arrimado desde los 2.650 pesos que cuesta un metro cuadrado hasta las contribuciones más altas de varios ex futbolistas del club.

La primera ley de Reparación Histórica había sido aprobada en 2007, gracias a una idea del diputado Miguel Talento y, tras ser vetada por el jefe de Gobierno Jorge Telerman, tuvo que seguir un camino de audiencias públicas y nuevo tratamiento, para ser finalmente aceptada. En aquel momento se consiguió el apoyo político para el predio contiguo al viejo estadio, ubicado en la calle Salcedo al 4200. Impulsado por el bloque de Proyecto Sur y con el lento pero paulatino apoyo de los demás sectores políticos, la idea final de declarar de utilidad pública el espacio donde se asienta el supermercado Carrefour fue ganando terreno hasta hoy.

Vale la pena recurrir a un libro excepcional, escrito por el periodista Enrique Escande y cuyo título explica todo: Memorias del Viejo Gasómetro. En esa larga investigación sobre la mítica cancha de San Lorenzo, Escande explica que “durante 1979 se disparó desde la Municipalidad una tanda de presiones: la ‘inminente’ apertura de la calle Avelino Díaz, que cortaría el predio del club en dos desde la entrada principal de la avenida La Plata, pero que jamás se abrió. El apriete se produjo durante la gestión del brigadier Osvaldo Cacciatore como intendente de Buenos Aires, en aquellos años oscuros y trágicos”.

Continúa detallando Escande que “eran los tiempos de Moisés Annán como presidente del club y de Juan José Passo como vicepresidente, quienes habían asumido sus cargos en el segundo semestre de 1978. En la comisión directiva había miembros que impulsaban la vuelta del predio, otros que no querían irse, unos pocos que ponían cara de póquer y varios que cambiaban de color según la ocasión y las circunstancias. Fuera del club había de todo, hasta populares periodistas que hicieron de portavoces de Cacciatore en llamadas telefónicas a los dirigentes, para comunicarles la firme decisión del brigadier-intendente de disponer de las instalaciones”.

Según el vicepresidente Passo, fue el propio José María Muñoz, el relator más popular de aquel entonces y líder de Radio Rivadavia, quien lo llamó personalmente para decirle que “el señor brigadier está muy disgustado con el club” por la reticencia a abandonar el predio. En San Lorenzo no había una moneda, los directivos todavía no habían podido escriturar el predio del Bajo Flores y la situación se fue deteriorando lentamente. Dos años después y durante la presidencia de Héctor Habib se desmanteló el estadio y se vendió el terreno al Banco Mariva.

Muy pronto y cuando todavía no habían cesado las amenazas desde la propia intendencia, una empresa fantasma con sede en Montevideo traspasó la propiedad a Carrefour. San Lorenzo cobró alrededor de 920 mil dólares, aunque los dueños del hipermercado de origen francés habían abonado ocho millones de la moneda norteamericana.

Han pasado 33 años desde que San Lorenzo fue desalojado de avenida La Plata, a pesar de conservar su sede social junto al hipermercado. Gracias a la aprobación de la Legislatura, los impulsores del regreso a Boedo ya han conseguido reunir una enorme suma de dinero y confían en completar lo que falta en los primeros meses de 2013. Como se observa, el esfuerzo y la unidad de quienes confiaron en torcer la historia turbia e injusta que nació en 1979 pudo realizarse en la existencia de mecanismos democráticos y una férrea voluntad de juntarse ante la adversidad, algo que San Lorenzo no había tenido nunca, por sus innumerables problemas políticos.

A veces, la fe puede mover montañas. Sobre todo, cuando se unifican posturas, se busca la adhesión hasta de los enemigos políticos en busca de una causa superior. Así lo entendieron los visionarios que encontraron en un argumento irrefutable el arma necesaria para convencer a miles y hacerles entender a los representantes del pueblo, que la dictadura no fue solamente el robo de la democracia, el robo de la vida de muchos argentinos y el robo de los miles de millones de dólares que configuran nuestra deuda externa. También se robaron una cancha y se está empezando a devolver. Será justicia.

Fuente Especial para Diario Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario