Tiempo en Capital Federal

29° Max 23° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 66%
Viento: Sur 23km/h
  • Domingo 17 de Enero
    Despejado19°   28°
  • Lunes 18 de Enero
    Despejado20°   28°
  • Martes 19 de Enero
    Despejado22°   31°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Homenaje a Arjona: baldosa triste

La canción elegida por Macri para honrar al cantante embellece la prostitución.

Por Olga Viglieca
Email This Page

El jefe del gobierno porteño y sus segundos promovieron un emotivo homenaje al cantante guatemalteco Ricardo Arjona, que consistió en colocar una baldosa en su honor. Se podría hacer la lista de los artistas populares a los que el Gobierno no ha honrado, hablar del veto a la ley que otorgaba una modesta jubilación a los músicos, del reclamo de que se abran lugares donde puedan tocar sin que les cobren, como ocurre en la Buenos Aires pos-Cromañón.

Pero, con permiso del lector, me referiré a otro tópico. En la baldosa oficial quedó esculpido un tema de ¿amor? de Arjona, «Marta», que integra la larga lista de las canciones que pretenden embellecer la prostitución, mostrar la explotación sexual como una opción libre, un trabajo como cualquier otro. Marta es una «stripper de Recoleta»: «Un taxi la esperaba en la esquina/ sin preguntar nos llevó a un sitio de strippers/ le pregunté: ¿estás segura?/ ella me dijo: «boludo aquí es donde laburo».

Arjona puede cantar a lo que se le cante, sin duda conoce el tema: su personaje siguió a la chica hasta Río «trabajamos en el mismo bar,/ ella vendía su silueta/ yo tocaba la guitarra/ en una banda de blues». (No hace falta mucha lírica para saber quién de los dos paraba la olla, ¿no?) Finalmente, Marta terminó en la zona rosa del DF, afecta a «manías que iban desde el polvo hasta las pastillas» que la llevaron a la muerte.

En 2008, una stripper argentina, Vanesa Martínez (27) fue reconocida por los estudiantes en la morgue de la Facultad de Medicina del DF. Como Marta, «eligió» su trabajo; como Marta, los proxenetas la llevaron a la zona rosa; como Marta, le dieron drogas para maximizar su productividad y para que, endeudada, quedara cautiva en el cabaret. Como ella, murió en un hospital mexicano.

No hace mucho, Lorena Martins contó cómo funcionan las mafias. Y trascendió una foto de Macri y su esposa en un cabaret del DF acusado de proxenetismo. ¿Hacía falta más, señor jefe de Gobierno?

DZ/km

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario