Tiempo en Capital Federal

21° Max 15° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 69%
Viento: Nordeste 12km/h
  • Miércoles 14 de Abril
    Despejado17°   21°
  • Jueves 15 de Abril
    Despejado18°   22°
  • Viernes 16 de Abril
    Despejado18°   23°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Hipólito Vieytes, intelectual de Mayo

El Bicentenario invita a revisitar la historia de la Ciudad.

Por victoria-camarasa
Email This Page

La revolución del 25 de mayo de 1810 no hubiera nunca llegado a gestarse en el territorio del Río de la Plata si no hubiesen exis­tido hombres capaces de interpretar los hechos acontecidos en España para lo­grar conducirlos hacia sus propios ob­jetivos de liberación. Entre estos hom­bres se destacó Juan Hipólito Vieytes. Nació en San Antonio de Areco el 12 de agosto de 1762, hijo de Don Juan Vieytes y de Petrona Mora Fer­nández de Agüero. Su vivienda fami­liar se hallaba en la calle Real N° 133 (hoy Ruiz de Arellano) frente a la pla­za céntrica. Su familia decidió trasla­darse a Buenos Aires para que Hipóli­to pudiera obtener una buena educación formal. Así, se graduó en filosofía y juris­prudencia en el Real Colegio de San Carlos.

En 1802 fundó el Semanario de Agricultu­ra Industria y Comercio. Desde este periódico pudo dar a conocer las nuevas ideas políticas y económicas de la época. sus artículos se destacaba la defensa del libre comercio y la im­portancia de la industrialización en una región que naturalmente respondía al modelo agrí­cola ganadero. Como recordaría Juan María Gutiérrez al escribir su biografía, sólo las aten­ciones de la defensa del país contra los ingle­ses en 1807 pudieron arrebatarle su pluma. su vida personal se conocen pocos da­tos. Estuvo casado con Josefa Torres y con ella adoptó dos hijos: José Benjamín y Car­lota Joaquina. El nombre de la pequeña fue elegido en homenaje a la infanta española, hija de Carlos IV, y esposa del regente de Por­tugal. Un grupo de reconocidas figuras de la política criolla, entre los que se encontraban Hipólito Vieytes, Mariano Moreno, Juan José Castelli y los hermanos Rodríguez Peña, in­tentó en 1809 que Carlota Joaquina se con­virtiera en regente del Virreinato del Río de la Plata, ya que su hermano, el «rey deseado» Fernando VIIestaba prisionero tras la invasión de Napoleón Bona­parte a la península ibérica y el ascenso al tro­no español de su hermano, José Bonaparte.

Sin embargo, Hipólito Vieytes se convirtió en un importante personaje histórico gracias a su producción de jabones y velas. Junto a su amigo Nicolás Rodríguez Peña instaló su comercio, según la visión de la ma­yoría de los historiadores, en Tacuarí y Venezuela. Su jabonería sirvió como lugar de reunión para los criollos que estaban buscando una salida frente a la crisis de legitimidad del poder espa­ñol. Así, en el Cabildo Abierto del 25 de Mayo se resolvió la formación de la Primera Junta de gobierno patrio. La muerte lo sorprendió cinco años después de haber conseguido su ob­jetivo de crear un gobierno criollo. Sin embargo, en ese tiempo participó en una misión en el Ejército del Norte, reem­plazó a Mariano Moreno como secretario de Gobierno y Guerra, fue intendente gene­ral de Policía de Buenos y diputado en la Asamblea del Año XIII.

Una anécdota que lo muestra en su face­ta más humana es que cuando se decidió en­grosar con una Compañía de Castas las filas del Ejército del Perú, él dio la libertad al único esclavo que poseía y le colocó bajo las bande­ras de la patria, fiel a su pensamiento.

Pese a haber sido un hombre tan im­portante en la formación de nuestra Pa­tria, tras la caída de Alvear, fue desterrado al pueblo de San Fernando, donde murió el 5 de octubre de 1815.

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario