Tiempo en Capital Federal

21° Max 15° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 55%
Viento: Suroeste 25km/h
  • Martes 27 de Octubre
    Despejado15°   21°
  • Miércoles 28 de Octubre
    Cubierto con lluvias14°   17°
  • Jueves 29 de Octubre
    Parcialmente nuboso10°   15°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Herramientas para nuevas realidades

Por Aníbal Ibarra, legislador Frente Progresista Popular.

Email This Page

Las recientes inundaciones pusie­ron en el debate público la falta de obras hidráulicas en la ciudad. Como tantas otras veces, se escucha­ron motivos, explicaciones y excusas acerca de la falta de iniciativas públi­cas al respecto. Lo cierto es que, tras finalizar las obras del Maldonado, emprendidas con fondos obtenidos en 2005, el gobierno porteño no avanzó un solo paso más en la conti­nuidad del Plan Hidráulico, cuyo dise­ño se concluyó también en ese año. 

La falta de iniciativa no incumbe solamente la asignación de fondos para esas obras que, como hemos señalado en varias oportunidades, pueden ser realizadas en buena me­dida con los recursos fiscales con que cuenta la ciudad de Buenos Aires. El gobierno porteño tampoco toma en cuenta los lineamientos señalados por el Plan Hidráulico, no sólo en cuanto a las obras necesarias, sino tampoco en cuanto a las medidas preventivas y de políticas urbanas que están vigentes, pero, sin embargo, hoy no se aplican.

El Código de Planeamiento Urba­no es una herramienta obsoleta que no responde a las actuales condicio­nes climáticas y geoambientales de la ciudad. Las dos zonas inundables que considera, La Boca y el Bajo Bel­grano, no tienen hoy las mismas ca­racterísticas que cuando se elaboró. La Boca ya no se inunda por sudesta­da, como antes, y el Bajo Belgrano no se cuenta entre las zonas más inun­dables. Es necesario volver a discutir un nuevo Código de Planeamiento Urbano para incorporar nuevas reali­dades y también para evitar que sean los desarrolladores inmobiliarios los que decidan el perfil urbanístico de la ciudad, como ocurre actualmente.

Por otra parte, el Plan Hidráulico, mucho más moderno que el Códi­go, señala con claridad cuáles son las medidas necesarias para prevenir inundaciones de esta magnitud. Para mencionar solo algunas de ellas: Ex­tensión de los espacios verdes y del arbolado público; uso de materiales porosos y absorbentes en solados, pavimentos y veredas; necesidad de establecer normas específicas para cada zona inundable (lo que implica la reforma del Código de Planea­miento Urbano al que nos referimos más arriba); sistemas de alertas; etc.

El Gobierno de la Ciudad tiene que trabajar todos los días con el Plan Hidráulico en la mano. Es necesaria su presencia en la calle, a través de los organismos correspondientes, frente a cada alerta; la limpieza y reparación de sumideros, y la comunicación di­recta con quienes viven o trabajan en las zonas inundables.

DZ/km

Fuente Especial para Diario Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario

Columnistas
Diario Z
Notas Relacionadas