Tiempo en Capital Federal

29° Max 25° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 82%
Viento: Este 35km/h
  • Sábado 22 de Enero
    Muy nuboso con lluvias24°   29°
  • Domingo 23 de Enero
    Cubierto con lluvias23°   28°
  • Lunes 24 de Enero
    Cubierto24°   30°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 21/01/2022 10:15:47
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Hay otros mundos, entre ellos el de Gordín

Un extraño efecto en el cielo. Retrospectiva de Sebastián Gordín. En Mamba, San Juan 350. Hasta el 20 de abril. Lunes cerrado. Martes gratis.

Por Julia Villaro
Email This Page
gordin

Arquitecturas monumentales para seres diminutos. Sacapuntas asesinos emergiendo de cajas de madera. Entre el Italpark, el Biznique y los ornitorrincos mutantes ha construido su anecdotario de imágenes Sebastián Gordín (Buenos Aires, 1969), que tan bien supo recoger el Mamba para montar Un extraño efecto en el cielo, primera retrospectiva del artista.
La muestra ocupa tres salas, a través de las cuales el espectador se convierte paulatinamente en espía. Asiste primero a la infancia del artista; a sus paseos al cine y al ya mencionado Italpark; al sabor de sus golosinas; a sus pesadillas. Poco a poco los recuerdos se retraen y las escenas se vuelven más herméticas, hasta conformar esos espacios que con precisión milimétrica y paciencia oriental, el artista ha construido para señalar el vacío. Maquetas, escenas más o menos realistas, de las que nos separa un vidrio, espacios en los que –habitados o no– siempre sobreviene la soledad de manera involuntaria, de soslayo, disimulada por la ironía y el juego.
Nos recibe en la segunda sala la obra Quién mató a quién, una escultura policromada y de tamaño natural en la que el propio Gordín yace en brazos de un ornitorrinco gigante. El tono se vuelve más inquietante en sus Aguanieves, serie de maquetas en las cuales una llovizna perenne no deja de caer sobre una suerte de bosques de bronce. Los Gordinoscopios son grandes cajas cerradas dentro de las cuales el artista ha confeccionado copias a escala de arquitecturas reales. El espectador –a esta altura un mirón asumido y declarado– accede a ellas espiando a través de una mirilla.

La antesala del subsuelo del Mamba es para las tapas de revistas pulp (el clase B de las magazines de los años 20) que el artista ha recreado en marquetería, dedicándoles una reivindicación llena de imágenes de ensueño. Para lo último se han reservado sus Museos, bibliotecas y nocturnos. Vuelven las maquetas, esta vez con muestras a medio montar, bibliotecas en pleno derrumbe, ¿autómatas? de madera fragmentados. Espacios silenciosos y solitarios con presencias inminentes, dadas a la fuga. Instantes congelados en los que asistimos a la intimidad de alguien que en realidad no existe. De forma orgánica, la muestra abarca diversos momentos de una producción plástica que, aunque vasta y versátil, siempre antepone su sello. Consciente de que la fantasía acecha en cada rincón y habita sobre todo en la mirada que conferimos al mundo, Gordín ha sabido hacer, de estas extrañezas, un tono propio.

Un extraño efecto en el cielo. Retrospectiva de Sebastián Gordín. En Mamba, San Juan 350. Hasta el 20 de abril. Lunes cerrado. Martes gratis.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario