Tiempo en Capital Federal

24° Max 18° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 64%
Viento: Sureste 27km/h
  • Sábado 4 de Diciembre
    Cubierto con lluvias19°   23°
  • Domingo 5 de Diciembre
    Parcialmente nuboso con lluvias19°   22°
  • Lunes 6 de Diciembre
    Nubes dispersas18°   24°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 03/12/2021 17:11:52
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Gyula Kosice: Poetizar el mundo

Se puede visitar el museo con la obra del escultor.

Por
Email This Page

Desde Almagro hacia el espacio infinito, Gyula Kosice imagina sus obras con precisión de relojero que adelanta el futuro. «Si no tengo todo resuelto primero en mi cabeza no empiezo la obra. El proceso de realización desde la maqueta hasta la obra completa puede demorar un año», dice el artista plástico. Agua, luz y movimiento son las dimensiones por las que corre su obra, más allá de los motores, hélices, ventiladores, equipos LED y plexiglás.

Kosice abre su taller-museo todos los viernes para quienes se atrevan a emprender una visita guiada al futuro, cuyo corazón es «La ciudad hidroespacial». Pero antes de abrir el ingreso, Kosice prefiere encender para los visitantes las luces LED de sus últimas obras. La última, terminada este año, es «Mural sonoro». «Éste es el segundo mural sonoro en el mundo. Lo defino como ‘semiesfera de aluminio y verbo hidroespacial'», explica el escultor, plástico, teórico y poeta argentino, nacido en la ciudad de Kosice, actual Eslovaquia, en 1924. Unos pasos a la izquierda se encuentra el «Homenaje a Moholy-Nagy», relieve con agua móvil, luz led y luz neón, realizado hace tres años. Y la sorpresa: una obra que funciona como zoom, con burbujas, que permite ver un sector del salón. «Es el ‘Espejo retrovisor'», lo titula Kosice, con naturalidad.

Después nos lleva a ver una obra en proceso de realización: «Ésta es una columna lumínica con esfera suspendida. Tiene un disco móvil con tecnología LED y un motor que hace que el agua toque las paredes internas de la semiesfera. Dos aireadores impulsan las burbujas», describe. La obra está en el segundo ambiente cerrado de su taller, sobre una mesa alta llena de materiales y papeles de todo tipo, en una zona a la que el público no tiene acceso.

El museo cuenta con cinco salas, dedicadas a la pintura, la escultura, la lumínica y la hidrocinética, y finalmente «La ciudad hidroespacial», de la que Kosice dice «es la culminación de un estado de cosas».

«El espacio es infinito y no está ocupado, salvo por aviones. ‘La ciudad hidroespacial’ puede estar a miles de metros sobre el nivel del mar. El cuerpo humano está compuesto por un 75 por ciento de agua al igual que el planeta. Así que no es descabellado que las ciudades puedan diseñarse teniendo en cuenta esta realidad. Esto lo va a resolver la tecnología dentro de veinte años, no antes», predice Kosice. Pero el artista ya preparó las maquetas. No hay que viajar mucho para verlas. Kosice imaginó 500 lugares para vivir, que señala como su deseo no utópico de poetizar el mundo.

DZ/rg

 

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario