Tiempo en Capital Federal

14° Max 11° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 90%
Viento: Nordeste 22km/h
  • Jueves 24 de Junio
    Cubierto con lluvias12°   16°
  • Viernes 25 de Junio
    Cubierto10°   14°
  • Sábado 26 de Junio
    Cubierto  14°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Gustavo Marangoni: “La Ciudad tiene recursos y se merece un mejor gobierno”

El presidente del Banco Provincia se postula por el sciolismo. Dice que es “necesario” que el FpV porteño defina candidatos a través de las  PASO.

Por Franco Spinetta
Email This Page
marangoni

Era apenas un niño que jugaba todos los días al fútbol en el Parque Saavedra, pero ya sabía qué quería ser cuando fuera grande: político. Las conversaciones sobre la figura de Juan Domingo Perón con un personaje del barrio lo marcaron tanto que a los 15 años ya se sentía peronista. Mientras tanto, trabajaba en un almacén y repartía su tiempo participando, como militante eclesiástico, de misiones en Santiago del Estero.

Marangoni tiene hoy 48 años y es el presidente del Banco Provincia desde 2011. Sigue yendo muy seguido al Parque Saavedra a bicicletear y también sigue siendo peronista. Desde hace 17 años es un fiel acompañante de la carrera política del gobernador Daniel Scioli. Y ahora apuesta –desde ese espacio y como parte del FpV– a la Jefatura de Gobierno en 2015.

Nació en 1966 en el seno de una familia trabajadora. Es licenciado en Ciencias Políticas de la Universidad del Salvador, donde además es profesor desde hace 26 años. Dirigió la carrera durante tres años y renunció en 2011 para asumir la presidencia del Banco Provincia, la segunda banca pública más grande del país con 10 mil millones de pesos en activos, 420 sucursales y más de 10 mil empleados.

En su despacho de la sede porteña del Banco Provincia, ubicada en San Martín y Bartolomé Mitre, Marangoni está a sus anchas, entre libros y cuadros históricos, como un retrato de Arturo Jauretche, el pensador nacional identificado con el peronismo que también dirigió la banca provincial. Marangoni habla pausado y busca el tono de las respuestas, agrega citas históricas y saca a relucir su experiencia como docente. Es un ávido lector (asegura haber leído más de mil títulos) y ahora también es autor del libro Política ATP, donde une dos de sus pasiones: la política y el cine.

¿Por qué quiere ser Jefe de Gobierno?

La Ciudad se merece un mejor gobierno. Con muchos recursos, se hace muy poco. Hablamos no sólo de recursos materiales, sino también intelectuales, con la fuerza emprendedora que nos caracteriza. Es una administración que ha aumentado más del 500 por ciento los impuestos –en términos reales, un incremento de más del 50 por ciento. La presión tributaria era del cuatro por ciento del Producto Bruto Geográfico. Hoy es del seis por ciento. Estamos frente a una administración mediocre. La pregunta lógica es dónde están esos recursos que podrían haber servido para extender las líneas de subterráneos y haber atacado el déficit vivienda.

¿Cree que ésos son los principales problemas?

Más allá de lo que hicieron el mercado y el gobierno nacional a través de Procrear, no hay ninguna iniciativa del gobierno porteño. Vivienda e inseguridad son prioridad. Han creado una policía que tiene bonitos uniformes y patrulleros, pero que no es una intervención seria. Su única actuación fue en el Borda y todos vimos el resultado. Macri adoptó en este tema, como en muchos otros, una postura facilista: “Yo no tengo nada que ver”.

La relación con la provincia también es difícil.

Sobre todo con el tema de la basura. Scioli se tuvo que poner muy firme para que la Ciudad comenzara a reducir los envíos al relleno sanitario. Finalmente, se ha reducido, pero no en los términos que establece la ley. Hay un presupuesto muy grande, pero la Ciudad pocas veces ha estado tan sucia.

¿Por qué?

Han llegado a plantear cosas espantosas: “Nosotros les mandamos la basura y ustedes los enfermos”. No se puede gobernar sin una agenda metropolitana. La Ciudad no tiene muros, pero el macrismo mantuvo una lógica: las cosas buenas y visibles son ideas del gobierno porteño y lo feo y malo es culpa de la Provincia y de la Nación. No creo que los porteños tengan los servicios públicos acordes con el nivel de impuestos que tributan y la riqueza que generan. Una Ciudad que tiene el 10 por ciento d e su población en villas, con todo lo que eso significa en términos de falta de dignidad, tiene que poner a disposición la mayor parte de los recursos para solucionar esta situación. La urbanización y la legalización dominial son cosas urgentes.

¿Es por falta de recursos?

No. O faltan ideas –lo cual sería muy grave–, o falta la voluntad, que es más grave aún. Es mucha gente que vive en esas circunstancias. Y contrariamente a lo que muchos creen, la mayoría son porteños, nacidos y criados acá. Y así no lo fueren, no tendrían por qué vivir así tampoco.

¿Cómo se hace para que la integralidad (Ciudad, Provincia y Nación) no se vea afectada por los diversos signos políticos?

A veces la voluntad es tan o más importante que lo institucional. No hay por qué jorobarles la vida a las millones de personas que viajan por día para laburar. Facilitar la vida diaria tiene que ser el objetivo. Hay que proponer una mirada política. Detrás de aquellos que se presentaron como gestores o técnicos, surgieron propuestas muy pobres. Es muy frívola la visión que tiene el PRO de la Ciudad. Y de la Argentina, ni hablar.

¿Cómo piensa el armado político para su candidatura?

Hay que hacer una convocatoria amplia. Mi identidad es justicialista, pero hay que abrirse a sectores independientes. Un elemento central será la descentralización: las comunas tienen que legitimarse. Hoy están deslegitimadas porque el vecino pregunta para qué está el comunero. Bueno, esto mismo, con contenido, con capacidad de acción, ya no sería lo mismo.

¿El FpV porteño debe ir a las PASO?

Absolutamente. El FpV tiene que hacer una PASO en todo el país. Y el que pierde debe acompañar, como corresponde. Tiene que haber internas, no hay nada peor que las candidaturas naturales o a dedo porque eso empobrece al sistema democrático. No sólo hay que ir a internas, sino que hay que reforzar a los partidos, algo que empezamos a hacer en el PJ porteño. Se está predicando en función de la competencia, apertura, amplitud y en no ejercer un opocisionismo cerrado. Yo creo que la gente estaba esperando esto del peronismo.

Es un distrito complicado para el PJ.

Muchas veces los gobiernos han sido apéndices del gobierno nacional. Se habla mucho de las cosas macro y está bien que hablemos de deuda y perspectivas. Pero el vecino quiere escuchar qué se va hacer para que esté más seguro en su casa, para que esté más limpia.

¿Qué cosas rescata del gobierno porteño?

La peatonalización del microcentro está muy bien. Es una buena política. Pero después de las seis de la tarde, se convierte en un basural a cielo abierto. Y después de las ocho  se convierte en tierra de nadie. Estamos hablando de la periferia de Bolívar 1. La peatonalización tiene contramarchas porque las calles y las alcantarillas se hunden: dijeron que el problema son los camiones de caudales: ¿qué esperan que circule en un área repleta de bancos?

¿Tiene una opinión sobre el desempeño del Banco Ciudad?

El Banco está en una situación sana, con utilidades, pero uno siente que el servicio a los emprendedores no es suficiente. El Banco Provincia, por ejemplo, hace dos años estaba sexto en colocación de préstamos. Ahora estamos terceros, superamos a Macro, Galicia y Francés. Y prestamos el 75 por ciento a las Pymes y el 25 a las familias. Los números del Banco Ciudad no son los mismos. Y estamos en una Ciudad que tiene un marco de negocios y emprendimientos muy grande y requiere de una banca que funcione como palanca del desarrollo. Uno no critica por criticar: el Banco está mejor que años atrás, pero por eso mismo puede hacer mucho más. Y ahí es donde nosotros, el Provincia, somos un buen ejemplo.

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario