Tiempo en Capital Federal

15° Max 11° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 75%
Viento: Este 25km/h
  • Jueves 23 de Septiembre
    Cubierto con lluvias13°   16°
  • Viernes 24 de Septiembre
    Despejado11°   17°
  • Sábado 25 de Septiembre
    Despejado12°   18°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Gustavo Lombardi: “Aprecié el fútbol cuando me retiré”

El ex defensor de River explica por qué dejó las canchas y cómo se volvió periodista deportivo.

Por Matías Navarro García
Email This Page
gustavo_lombardi

Su paso por el fútbol fue breve pero muy importante. River, Salamanca, Middlesbrough y Alavés fueron los clubes que albergaron a Gustavo Lombardi, hasta que a los 26 años decidió retirarse del fútbol “cansado del ambiente”. Alejandro Sabella lo marcó y su mujer fue clave para que se inclinara por el periodismo. De eso y de la realidad que vive River, habló con Diario Z.

¿Qué cambió desde que te alejaste del fútbol hasta que te volviste periodista deportivo?
Lo entendí años después, pero me fui a Salamanca escapando, cansado de todo. Yo había jugado allá y me habían quedado muchos amigos, así que decidí irme a vivir ahí, empezar de nuevo. Hice una gira con mi representante, que me ofreció ser el nexo entre él y los jugadores que tenía en Europa, pero no me convenció la idea. Puse un bar con mi familia y tuve otros emprendimientos. Pero extrañábamos y a los tres años decidimos volver.

¿De qué escapabas?
De la vida que llevaba. Era contradictorio, porque hice el duelo de algo que era importante para mí, pero donde nunca me sentí cómodo. Me retiré a los 26 porque no me sentía bien en el ambiente del fútbol. La exposición es muy grande, y más habiendo jugado en un club como River. Quise alejarme y después, leyendo historias de otros futbolistas, me di cuenta de que es bastante normal.

¿Cómo comenzaste a relacionarte en el periodismo?
En 1997 hice el primer año de la carrera, pero tuve que dejar porque me fui a jugar a España, aunque siempre seguí ligado a esta profesión. Hasta mi mujer es periodista, je. Cuando me reconcilié con el fútbol, casi naturalmente se juntaron las dos cosas. Es algo que no te absorbe tanto como jugar, que fuera del entrenamiento tenés que cuidarte con las comidas, en las vacaciones, vivir las concentraciones… acá yo vengo, hago mi trabajo y me vuelvo a casa. Manejo mis tiempos.

¿No son pocas las horas netas de trabajo de un futbolista?
No tanto, porque en mi época pasábamos muchísimo tiempo concentrados. Jugábamos miércoles y domingos pero estábamos casi toda la semana ahí adentro. Si bien no estás entrenando, estás alejado de tu familia, y no me gustaba. Algunos disfrutan estar ahí, la pasan bien, pero mi cabeza quería estar en otro lado.

Vos no veías mucho fútbol, ¿eso no te perjudicaba?
Muchísimo, y me arrepiento, pero es muy difícil combinar todo. Hoy sé mucho más de lo que sabía cuando jugaba. Yo salía de la concentración y no tenía ganas de seguir mirando fútbol. Si no, en vez de retirarme a los 26 lo hubiera hecho a los 22. Aprendí a apreciar el fútbol una vez que me retiré.

¿El futbolista tiene mucha ventaja sobre el periodista por las experiencias vividas?
Puede tener ventaja, pero la preparación de un periodista no la tiene el jugador. Ciertas vivencias son una ventaja para el que jugó, pero no sirven de nada si no se las puede explicar bien. Ojo que también hay muchos que quieren estar en la TV para que se acuerden de él y lo llamen para dirigir. Ahí sacan diferencia los que realmente quieren dedicarse a esto, como Diego Latorre y Jorge Bermúdez, a quienes no les interesa entrenar. Se preparan de otra manera. La forma de comunicar es fundamental, también para ser DT.

River viene de ser campeón con Ramón Díaz, que fue tu entrenador.
Hay diferentes maneras de comunicarse. Creo que Ramón Díaz nunca necesitó extenderse a explicar tanto, él tenía una forma intuitiva de llegarle a un jugador, sabía cuándo sacarlo y ponerlo, y qué palabra decir. Creo que uno de los grandes cambios que hizo de esa época es que antes tenía 11 titulares, dos o tres suplentes y listo. Hoy se ha dado cuenta de que no sirve más eso, que la realidad cambió, y logró que los suplentes también rindieran. Fijate si no Funes Mori, Villalva, Kranevitter, Chichizola…

¿Qué técnico te marcó más?
Uno fue Sabella, que lo tuve en la Reserva, cuando Passarella era el entrenador y Gallego su ayudante. Me hizo incorporar un montón de cosas y mirar el fútbol desde otro lado. Él era el más cerebral del trío. Todos sabían, pero Passarella tenía el nombre, la distancia y el respeto que imponía; el Tolo tenía acercamiento con el grupo, y Alejandro era el cerebro de todo eso. No cambió nada, era más introvertido.

En pocas palabras

Panelista de Indirecto, por TyC Sports.

Campeón de los Aperturas 96, 97 y 99; Clausuras 97 y 2000; Libertadores 96 y Supercopa 97, todo en River.

Campeón del mundo Sub 20 en Qatar 1995.

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
Comentarios (1)

Deja tu comentario