Tiempo en Capital Federal

22° Max 19° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 81%
Viento: Sureste 16km/h
  • Domingo 18 de Abril
    Cubierto19°   23°
  • Lunes 19 de Abril
    Despejado18°   23°
  • Martes 20 de Abril
    Despejado17°   22°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Gustavo Cordera: ‘Ya no quiero ser tan macho’

El ex líder de La Bersuit Vergarabat habla de los aprendizajes de esta etapa creativa.

Por Gabriel Cocaro
Email This Page

En mayo de 2009, todavía bajo el paraguas protector de la Bersuit Vergarabat, Gustavo Cordera editó Suelto, su primer trabajo solista. Tres meses después, oficializó su salida del grupo y así cerró una historia de más de dos décadas. En el balneario uruguayo de La Paloma, su lugar de residencia desde hace un lustro, el cantante empezó a reorganizar la energía dispersa: compuso nuevos temas, armó un ecléctico septeto y salió a tocar por ciudades del interior uruguayo. Con el correr de las presentaciones, la banda fue ganando cohesión y en agosto de 2010 apareció: Gustavo Cordera en La Caravana Mágica Vol. 1, álbum de carácter festivo, con algunas letras existencialistas, que combinó cumbia, folklore y rock. Hace días, llegó a las bateas Gustavo Cordera en La Caravana Mágica Vol. 2, registro producido por Juanito «El Cantor», Matías «El Chávez» Méndez y el propio Cordera, que continúa y profundiza la línea de su antecesor.
En los afiches promocionales, y en la gráfica del CD, figura en forma destacada tu nombre. Pero el resultado final de la obra trasluce un esfuerzo de todo el combo.
Así es. Estas nueve canciones fueron creadas durante los ensayos del conjunto. Yo traía una idea y, a partir de ella, trabajaba con los chicos en el armado sonoro. Nos grabábamos, nos escuchábamos e íbamos modificando cosas. Cada miembro de la banda, desde su bagaje melódico, aportó algo y convirtió al álbum en una experiencia musical grupal.
El trabajo ostenta un amplio abanico estilístico. En varios temas, los géneros se cruzan desprejuiciadamente.
¡Ésa es la idea! Por ejemplo en «Canción para mi cabeza», el reggaeton se combina con samba brasileño, rock, una pizca de música disco en el medio y toques de raggamuffin en el fraseo. Un estilo musical no puede permanecer en un compartimiento rígido y estanco, debe relacionarse con otros. En este momento, mi desafío es concentrarme en una composición y trabajar casi como un escultor: raspando la piedra para encontrar la figura imaginada. Con «India negra cumbia» trabajé un año entero: la creé, le di forma, la destruí y la volví a crear hasta llegar al resultado final que, sinceramente, no sé qué es.
De las épocas de adrenalina y excesos, que marcó el tiempo de Bersuit Vergarabat, pasaste a una postura más introspectiva y espiritual. ¿Cómo te describirías en este momento de tu vida?
No me considero un genio ni nada que se le parezca. Como cualquier ser humano, vine a este mundo con un propósito y mi trabajo interior es reconocer cuál es. Estoy en ese proceso. Mientras tanto, soy un poco más consciente de mis pasiones y trato de perdonarme por mis celos, mi envidia, mis estupideces, mi ira y mis miedos. También, reconozco en mí un canal de comunicación con fuerzas sobrenaturales. Algunos le dirán Dios, otros lo llamarán Cosmos. Cada cual tendrá una palabra diferente para nombrarlas. Les recomiendo a los lectores: si se sienten mal, abran el corazón porque allí hay energías importantes y sanadoras.
¿Para disfrutar de esta madurez personal y artística, fue condición necesaria hacer un corte abrupto con tu anterior conjunto?
Estoy orgulloso de haber formado parte de esa banda, de haber creado tantas canciones y de haber entregado veintiún años de mi vida a ella. Honro y celebro mi pasado. Pero la naturaleza nos enseña que todo tiene un ciclo. Es necesario el fin de un día para que luego haya otro amanecer. Artísticamente, estoy naciendo por segunda vez y eso se debe a que pude dejar morir a Bersuit.
Es notorio el contraste entre la fuerte impronta masculina que tenía Bersuit y el aura femenina que, por momentos, irradia La Caravana Mágica, tu nueva agrupación.
En Bersuit éramos todos tipos, con personalidades fuertes y egos grandes. En La Caravana hay vibraciones amorosas de hombres y mujeres que, en algunos casos, tienen treinta años menos que yo. Son ellos quienes me invitan a bajarme del lugar de «líder» y a comprender que aún debo aprender muchísimas cosas. Para mí, era muy importante comenzar esta etapa con energía femenina porque la necesito para completarme. En definitiva, ya no quiero ser tan macho.

En pocas palabras

• Desde 1992 hasta 2007 editó nueve discos junto a Bersuit Vergarabat.
• En 2009 se separó del grupo e inició una carrera solista.
• Gustavo Cordera en la Caravana Mágica Vol. 2 es su nuevo cd.

 

DZ/LR

 

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario