Tiempo en Capital Federal

20° Max 14° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 62%
Viento: Sur 21km/h
  • Miércoles 30 de Septiembre
    Despejado15°   21°
  • Jueves 1 de Octubre
    Cubierto15°   18°
  • Viernes 2 de Octubre
    Nubes dispersas  14°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Guillermo Tella: “Mandás los pobres al sur y tenés un nicho rico al norte”

Arquitecto, urbanista y coordinador de la Li­cenciatura en Urbanis­mo de la Universidad de General Sarmiento, Guillermo Tella habla sobre la desordenada trans­formación urbanística de la Ciudad. Obras faraónicas aisladas, planes de transporte con relativo éxito, falta de inversión para prevenir inunda­ciones y la intención del jefe de Go­bierno de duplicar la población.

Por Franco Spinetta
Email This Page
metrobus 2

¿Qué destacaría en materia urbanística durante el último año?

Se produjeron varias transforma­ciones, algunas positivas y otras no tanto. El Gobierno dio pasos con­cretos para desincentivar el uso del automóvil, sobre todo en el cen­tro. La llamada peatonalización es un plan muy bueno. La llegada del Metrobús, una obra insignia, tam­bién es interesante, aunque hubo polémica. La obra se concretó, está instalada, y marca un rumbo.

¿Instalar la bicicleta como me­dio de transporte es un logro?

Sí, y muy interesante. Las bicicle­tas empezaron a verse con más intensidad, se ha masificado. Esto debería crecer mucho más. Este sistema permite hacer viajes cor­tos con mayor fluidez, y descon­gestionan muchísimo.

¿No hay falta de coordinación entre los distintos sistemas?

En la Ciudad parece que los dis­tintos medios de transporte salen a competir entre sí. Y la verdad es que son todos complementarios. Además hay frenadas dos obras fundamentales. Una pare­ce estar a punto de destra­barse, la Autopista Illia, que va a sacar los camiones de la Costanera y los llevará por un carril exclusivo. Y tam­bién falta hacer la Autopista Ribereña, un enlace con to­das las autopistas que ingre­san a la Ciudad.

¿Qué otros desafíos se plantean?

El gran desafío es la inten­ción manifiesta del jefe de Gobierno de duplicar la po­blación de la Ciudad, tener 6 millones de habitantes.

¿Cómo es eso?

Según la perspectiva de Macri, sería para que los 3 millones de perso­nas que entran por día a la Ciudad vivan en ella. Esto implica construir una ciudad arriba de la otra. Si bien es cierto que hay muchas vivien­das desocupadas, también hay mu­cha gente con problemas de acce­so. Hay áreas muy colapsadas, otras no tanto, y otras son espacios ver­des recreativos. No son espacios va­cantes. Por momentos, el macrismo cree que el Parque Roca o el Autó­dromo son lugares donde se pue­den hacer desarrollos inmobiliarios.

¿Qué opina de construir la Vi­lla Olímpica y luego destinarla a viviendas sociales?

Es interesante, lo hicieron Bar­celona, Londres… la recomposi­ción del tejido urbano a través de eventos urbanísticos. Pero acá hay un punto en el que yo no estoy muy seguro de si eso está bien. En la Comuna 8 hay mucha vivienda social, lo que necesitás es no con­sagrar ese lugar como un destino para los pobres, sino tratar de que exista mixtura social. Si no, man­dás los pobres al sur y garantizás un nicho de ricos en el norte.

¿Se fomenta la fragmentación?

La segregación social es un pro­blema grave. Todas estas acciones tienden a fomentar las desigual­dades. Un sur pobre que recibe de repente estas megainfraestruc­turas no va a salir de su pobre­za. Todo lo contrario: se va a pro­fundizar. Proyectan una planta de transferencias de cargas en el Par­que Roca. ¿Por qué no la hacen en el Parque Tres de Febrero?

¿Qué impacto urbanístico tie­nen las megaobras como el Banco Ciudad de Parque Patri­cios, el Centro Cívico en el Bor­da y el Centro de Exposiciones?

Posicionan en forma competitiva a la Ciudad. El impacto de estas ac­tividades en el entorno siempre es fuerte. Pero creo que son iniciativas aisladas que se encaran sin un mar­co de discusión adecuado. Hay que rediseñar un marco normativo, te­nemos un Código de Planeamiento Urbano vetusto, obsoleto. No hay unidad morfológica. Existe una in­tención de modificarlo, pero por el momento no hay voluntad política.

Si se repite una tormenta como la del 2 de abril, ¿qué pasa?

Lo mismo. Las obras del Maldo­nado avanzaron bastante, pero las del Vega y el Medrano y el Cil­dañez, en la zona sur, están muy retrasadas. El 2 de abril no hubo sudestada y sin embargo el agua llegó a lugares impensados, como Flores, Floresta, Liniers. En la zona más alta de la Ciudad. Esto tiene que ver con la permanente imper­meabilización del suelo, la falta de infraestructura. Pero parecería que no formara parte de la agen­da de los problemas.

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario