Tiempo en Capital Federal

11° Max 7° Min
Parcialmente nuboso
Parcialmente nuboso

Humedad: 64%
Viento: Sur 13km/h
  • Martes 7 de Julio
    Cubierto  10°
  • Miércoles 8 de Julio
    Cubierto  11°
  • Jueves 9 de Julio
    Cubierto  13°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Grúas y parquímetros: harían un nuevo llamado a licitación

La renovación de las empresas concesionarias, aprobada por ley en 2011, se encuentra frenada y quieren relanzarla.

Por Néstor Rivas
Email This Page
2038737-grua_390.jpg

En 2011, la Legislatura porteña aprobó por ley el llamado a licitación para renovar el sistema de estacionamiento medido de la Ciudad. El plan incluía no sólo la renovación de las empresas concesionarias del servicio sino también, entre otros, la extensión de los parquímetros al 45 por ciento de las cuadras porteñas. Pero todo quedó ahí. La norma –resistida por los vecinos que se verían afectados– encontró varios escollos judiciales y finalmente el año pasado, Mauricio Macri, cuando todavía era Jefe de Gobierno porteño, resolvió postergar la apertura la licitación por tiempo indeterminado. Ahora el gobierno porteño busca reflotar el plan original y no descarta realizar un nuevo llamado a licitación, según declararon funcionarios de la secretaría de Transporte a dos matutinos porteños. La medida apuntaría a sortear las trabas judiciales partiendo de foja cero.

El sistema actual se encuentra a cargo de dos empresas, Dakota-STO y BRD-SEC, cuyos contratos vencieron en 2001 y fueron renovados año a año hasta hoy. Ambas empresas abonan un canon de apenas $30 mil mensuales cuando recaudan $4 por ficha y $580 por cada auto que acarrean: se estima que embolsan unos $10 mil por hora. Eso no es todo. Además, el gobierno porteño cubre con fondos públicos todos sus gastos operativos, incluidos los salarios de sus empleados, y les provee sin cargo las playas de acarreo ubicadas al lado de la Facultad de Derecho y debajo de la avenida 9 de Julio.

Ambas empresas debían cubrir todo el territorio de la ciudad, pero en los hechos sólo operan en las cercanías de sus respectivas bases. Es decir, el centro y macrocentro porteño.

El proyecto del gobierno es extender de cuatro mil a más de 85 mil las plazas de estacionamiento arancelado y subdividir la ciudad en cinco zonas, cada una a cargo de una empresa diferente. A su vez, la tarifa se desdoblaría en tres tipos de acuerdo a la demanda de cada zona, con descuentos o exenciones a los vecinos residentes según el caso. El gobierno porteño aportaría las correspondientes cinco playas de acarreo y las empresas deberán hacerse cargo de la instalación y mantenimiento de los parquímetros y de la señalización.

Según el proyecto oficial, un cambio sustancial en el trato con las empresas será que pasarán a recibir una retribución a cargo del Gobierno de la Ciudad, desdoblada de los ingresos que tenga el sistema, tanto sea por estacionamientos como por acarreos.

La implementación del nuevo esquema genera ansiedad. Se trata de uno de los servicios más criticados y estresantes para los vecinos de la Ciudad, como bien supo reflejarlo el director Damián Szifrón en sus Relatos Salvajes.

Cuando los legisladores de la Ciudad aprobaron el nuevo llamado a licitación, incluyeron una cláusula que establecía que al cabo de un año de promulgada la ley, si la renovación no se había concretado aún, el gobierno porteño pasaría a hacerse cargo del servicio.

Ocurrió en 2011 y así seguimos.

 

DZ/nr

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario