Tiempo en Capital Federal

28° Max 21° Min
Cubierto con llovizna
Cubierto con llovizna

Humedad: 62%
Viento: Sureste 28km/h
  • Jueves 3 de Diciembre
    Nubes dispersas18°   26°
  • Viernes 4 de Diciembre
    Cubierto18°   23°
  • Sábado 5 de Diciembre
    Despejado16°   21°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Gonzalo Ruanova: ‘Estamos para aportar, no para destruir’

El legislador por Nuevo Encuentro habló del escenario política tras la muerte de Néstor Kirchner.

Por
Email This Page

Su recorrido político es el paradigma del nuevo tiempo donde los jóvenes adquieren notable protagonismo. Gonzalo Ruanova tiene 33 años -«nací un 17 de octubre», aclara-, comenzó a militar en la CTA de la mano de Germán Abdala, fue murguero en Los Verdes de Montserrat hasta que ingresó a la Legislatura con casi 27 años. Uno de los laderos de Martín Sabbatella en la Ciudad y de los diputados más jóvenes del arco político, tomó notoriedad pública porque fue uno de los legisladores escuchados por Ciro James.

Si pensamos en código político, tras la muerte de Néstor Kirchner ¿cambió la relación del Espacio Nuevo Encuentro con el Gobierno?
No se pueden poner palos en la rueda, nuestra relación es de apoyo a las medidas y políticas que consideramos que defienden los intereses de los más desposeídos, lo que no implica algunas diferencias respecto a las propuestas superadoras que hemos hecho y que aún no forman parte de la agenda del Gobierno. Vamos por la profundización de un modelo que ha construido un piso de derechos para todos y todas que tenemos que defender, pero que aún no ha cerrado todas las brechas de desigualdad que deseamos. Estamos para aportar, no para destruir. Nuestro espacio político no puede limitar su mirada al mero electoralismo coyuntural.

Pertenece a un espacio donde el referente es un tipo joven, ¿le sorprendieron las muestras de cariño al ex presidente por parte de la juventud?
Sucede que cuando desde la política se muestra que hay un espacio para los jóvenes y ese espacio implica tensionar estructuras, poner en marcha propuestas innovadoras y buscar caminos para que esas ideas se transformen en políticas concretas, la política vuelve a enamorar, tiene más autonomía, aumenta su campo de acción y su poder de convocatoria. Hace 10 años miles de jóvenes pedían que se vayan todos, hace unos días lloraban por la muerte de un político. Este logro, del que el ex presidente no es ajeno obviamente, es una dosis de oxígeno para el sistema político argentino. Y creo que el año que viene vamos a tener muchos más jóvenes candidatos y ocupando lugares de gestión.

Imagino que se sintió más interpelado como joven y como político.
Sí, uno de los legados más importantes de Néstor Kirchner fue haber desnudado la farsa del consenso, que es la herramienta central para mantener el status quo. El mal llamado consenso sirve para esconder el desacuerdo y la lucha de intereses contrapuestos. La etapa que inaugura Kirchner es la lucha por la redistribución de todo, del poder, de los recursos, de los ingresos y de la palabra. Llevado a la política práctica implicó devolverle su lugar a la soberanía popular, reconstruir el lugar central de la política. Porque esa lucha por la redistribución es una lucha centralmente política. Implica tocar intereses, recortar beneficios, modificar la estructura fáctica del poder que hizo de la Argentina un país de pocos y para pocos. Y este desafío volvió a mostrar el eje constitutivo de la política: el conflicto. Porque la política es valorar. Elegir qué intereses defender.

¿En qué radica la denuncia que le hizo a Daniel Chain, ministro de Desarrollo Urbano?
Acá hay una sociedad anónima cuya razón social es Roosevelt Desarrollos Inmobiliarios SA y sus accionistas son dos integrantes del gobierno porteño. Uno es él y otro el subsecretario de Planeamiento, Héctor Lostri, quienes invirtieron en la obra siendo funcionarios públicos. Chain y Lostri participaron de la compra del terreno, poco antes de que el Ejecutivo porteño decidiera que por allí iba a pasar la extensión de la Línea B de subtes. Es muy malo estar de los dos lados del mostrador.

¿En qué está trabajando como legislador?
En seguridad, me gusta mucho el tema. Me parece un error de los partidos políticos que nos denominamos de izquierda, nacional y populares, dejarlo libre. No alcanza con el relato de que la seguridad es un problema multicausal. Aunque éste es un tema que excede a Macri, ya que desde el regreso de la democracia se habló del tema pero cada vez que hubo que dar una respuesta la política lo primero que hizo fue llamar al comisario amigo y si es posible que tuviera anteojos Ray-Ban, bigotes y que dé la idea de que va a impartir orden. Y quedó demostrado que esa idea fracasó.

¿Se puede modificar la Policía Metropolitana o habría que barajar y dar de nuevo?
Hay que rediseñar ésta, pero va a ser muy difícil sacarle el lastre de Palacios. Está la posibilidad de armar algo nuevo, con conducción civil, hoy hay carreras universitarias donde salen licenciados en seguridad. Un ejemplo es la policía de seguridad aeroportuaria con Marcelo Saín con mucha tecnología, interviniendo debido a la modalidad de delito que tiene cada barrio, porque no es lo mismo Mataderos que el centro, ni Saavedra y Once.

Burzaco es un civil.
Y fue un buen paso, pero no tuvo la voluntad política ni la decisión para cambiar de fondo lo que Palacios había armado. Esta policía nació con un jefe antes que con un proyecto, y así le fue: Palacios está en cana en Marcos Paz, Chamorro procesado y 14 purgas de tipos que se fueron. Los problemas de seguridad deben ser resueltos por la política, no nos podemos hacer más los desentendidos porque la policía no los resuelve. Acá está la experiencia de los senderos seguros en la Ciudad, que era que en los ingresos y egresos de los colegios secundarios y primarios había mucho hurto, de zapatillas, de mochilas y de celulares. Y se resolvió con la presencia del Estado, con el cuerpo de agentes de tránsito, con policías, articulando con los padres, la cooperadora y los comerciantes y hoy eso no existe más.

¿Qué soluciones tiene el Espacio para la educación? ¿Comenzar el próximo ciclo lectivo el 28 de febrero es una?
Sí, pero el deterioro allí es histórico, porque si hay un 60% de porteños que manda a su hijo a una institución privada, te das cuenta que hubo una idea de conformar una educación clase A y otra clase B y eso fue responsabilidad de varios gobiernos. El error de Macri en esto fue haber dicho que el problema no era de recursos, que tenía los equipos preparados y que iba a resolver la ineficiencia. Y si te fijas, en 2008 y 2009, en lo que es mantenimiento de escuelas y hospitales no se llegó a ejecutar más que el 60% de la partida.

Fue murguero, ¿cuál es la importancia del regreso del feriado del carnaval?
Las fiestas de carnaval son fiestas populares desde hace más de un siglo. Los pedidos de amplios sectores sociales y de artistas populares y murgueros lograron que la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires haya reestablecido los feriados de carnaval. Que el gobierno nacional lo haga a nivel nacional no es más que respetar las prácticas sociales de un pueblo que ha hecho del carnaval un lugar de diversión y de encuentro y un hito más en la batalla cultural por reestablecer aquellas prácticas que la dictadura quiso eliminar por decreto.

¿Cómo evalúa el accionar de la Comisión Investigadora que analiza la responsabilidad política de Mauricio Macri en el caso de las escuchas?
No hay que generar ni un show mediático ni una investigación paralela a lo que está haciendo la Justicia, sino determinar responsabilidades políticas, y no sólo de Macri, porque también hay ex y actuales ministros involucrados en esto. Lo más grave de esta causa es la intervención del teléfono de Burstein, y más grave que eso es la reacción de Mauricio Macri, que en vez de denunciar penalmente a Palacios y James puso en estado de sospecha e intentó ensuciar a Sergio Burstein, la víctima. Eso era una tarea que hacía la dictadura. Y el año que viene vamos a estar ante una circunstancia inédita en la Ciudad, que es el comienzo de un juicio oral a un jefe de Gobierno, imputado de cuatro delitos federales por una cámara que falló por unanimidad. Pero no es bueno que la Ciudad viva de crisis en crisis, y no es bueno que se juegue con la institucionalidad.

DZ/KM

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario