Tiempo en Capital Federal

24° Max 18° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 64%
Viento: Sureste 27km/h
  • Sábado 4 de Diciembre
    Cubierto con lluvias19°   23°
  • Domingo 5 de Diciembre
    Parcialmente nuboso con lluvias19°   22°
  • Lunes 6 de Diciembre
    Nubes dispersas18°   24°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 04/12/2021 10:33:05
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Gil Lavedra: ‘Renovar no es solamente cambiar nombes’

Un radical de pura cepa que apoya en la interna a Ricardo Alfonsín.

Por
Email This Page

El diputado radical Ricardo Gil Lavedra llega a su estudio, una casa antigua sobre la avenida Santa Fe, unos minutos retrasado y se disculpa. En el Congreso ya hay movimiento y reuniones de bloque de las que tiene que participar como jefe de bloque de la bancada radical. Y como si fuera poco, el tránsito de la Ciudad, que está imposible. Pero además, Gil Lavedra, que integra el Morena, un sector interno del partido, es parte fundamental del engranaje partidario que postula a Ricardo Alfonsín como candidato para la interna del 30 de abril que disputará con el senador Ernesto Sanz. El diputado, embarcado en ese proyecto, acompaña a Alfonsín en actos y recorridas por el interior durante los fines de semana. En los últimos días, el nombre de Gil Lavedra también tomó relevancia en el distrito porteño, pero el diputado decidió dejar esa pelea. Por ahora, hay dos referentes que ya manifestaron abiertamente sus aspiraciones a competir por la candidatura radical, la diputada nacional Silvana Giúdici y el ex intendente porteño Facundo Suárez Lastra. Desde el sector aliado al vicepresidente Julio Cobos también se impulsa a la ex ministra de Salud Graciela Ocaña, quien en el pasado estuvo junto a Elisa Carrió y luego como funcionaria del kirchnerismo, pero en la UCR estiman que una vez que se elija al candidato radical se van a iniciar conversaciones con otras fuerzas políticas como el socialismo, el GEN e incluso con el partido de Ocaña, para armar un frente común con vistas a los comicios porteños.

¿Por qué decidió no presentarse en las internas porteñas del radicalismo?
Por varias razones. En 2009 los vecinos de Buenos Aires me eligieron diputado y luego mis compañeros de bancada me eligieron jefe del bloque. No se pueden hacer tantas cosas al mismo tiempo y no sería serio presentarme a Jefe de Gobierno ahora porque entiendo que es una función que requiere de la máxima dedicación a los temas de la Ciudad. No se puede estar saltando de candidatura en candidatura.

¿En qué términos se resolverá la interna partidaria?
Todavía hay mucha incertidumbre. Macri no ha decidido si será candidato en la Ciudad o si irá por la presidencia, pero tampoco ha convocado a elecciones. Sería bueno que se definieran las fechas…
Las últimas gestiones radicales, Fernando de la Rúa y Enrique Olivera, son bien consideradas por la mayoría de los porteños a la luz de la gestión de Mauricio Macri, que cuenta con un bajo nivel de aprobación.

¿Por qué cree, a pesar de esto, que el radicalismo ha perdido peso electoral en el distrito?
El radicalismo en el distrito ha sufrido el hecho de que el último presidente radical ha sido un hombre local. Pagó doble la circunstancia de que Fernando de la Rúa fuera un dirigente que tuvo un fuerte liderazgo aquí. El fracaso de la Alianza se pagó doble. Y por cierto, creo que las dos gestiones radicales fueron buenas, por eso aspiramos a que los porteños vuelvan a confiar en nosotros. El radicalismo quiere volver a conquistar a los porteños.

¿Cómo cree que será la performance de Ricardo Alfonsín en la Ciudad?
Va a hacer una gran elección en ambas instancias, en la interna y en la elección presidencial. Creo que es un distrito con una fuerte injerencia radical y creo que Alfonsín puede convocarlos con su plan de gobierno, que será progresista.

¿Alfonsín y Sanz representan las líneas internas dentro del partido?
Sanz formaba parte del Morena, el movimiento que creó Ricardo (se ríe). Desde ahí queríamos superar la segmentación local y buscar una representación nacional. También significaba una renovación. Yo no veo grandes diferencias entre ellos, pero creo que Ricardo encarna la renovación más plenamente. Las diferencias no van a estar en el programa, que creo que en los trazos generales serán coincidentes. Los matices estarán dados por sus personalidades. Pero ojo, en un país como el nuestro, tan marcadamente presidencialista, las diferencias personales de los candidatos importan mucho.

¿Hacen a la gestión?
Hacen a la confianza o a la credibilidad que pueda despertar un dirigente. Creo que Sanz es un buen candidato, pero entiendo que éste es el momento de Ricardo porque tiene mayores chances de penetrar en el voto popular. Me parece que es el candidato que mejor sintetiza el tiempo que se viene en la Argentina.

¿A qué se refiere con que se necesita «renovación» en el radicalismo?
Renovar no solamente es cambiar nombres. Hay que cambiar determinadas prácticas. Tenemos que plantear un partido moderno, más ágil y abierto a toda la ciudadanía. Queremos un partido que interprete las exigencias de un período histórico. Otra cosa que considero importante es la necesidad de que haya un recambio generacional: es decir que los cuadros dirigentes le den un lugar a la juventud. Un partido sin jóvenes es un partido que se estanca.

¿Cuál será la agenda parlamentaria del partido?
La primera preocupación es que el Congreso pueda funcionar. La experiencia indica que durante los años electorales el Parlamento tiene una performance de baja calidad. Ésta es una exigencia que reposa en todos los bloques, no podemos permitir que el Congreso se clausure porque hay elecciones.

¿Cuáles serán los proyectos que la oposición impulsará este año en el Congreso?
Seguramente convocaremos a la ministra de Seguridad, Nilda Garré, para que explique cuáles son las medidas que tiene previsto adoptar para abordar la problemática de la inseguridad. Además, estamos evaluando llamar a una consulta popular para que el Gobierno acceda a aplicar el 82% del salario mínimo vital y móvil al escalón más bajo de jubilaciones y pensiones. Por otra parte, hace pocos días presenté un proyecto de ley para crear la Comisión Bicameral para el Control de la Corrupción Estatal, que constituiría un paso importante en la lucha contra la corrupción y aseguraría una mayor transparencia. Y presenté otro para conocer los detalles de la información que tomó estado público acerca de que la Dirección de Lealtad Comercial, dependiente de la Secretaría de Comercio Interior, que intimó en los últimos días a varias consultoras respecto al modo en que desempeñan su trabajo.

Durante la entrevista, Gil Lavedra también confirmó que se les restituirá el estado parlamentario a las medias sanciones de la Modificación del Consejo de la Magistratura, Decretos de Necesidad y Urgencia y a la Modificación del Régimen de Administración Financiera que fueron rechazadas por el Senado.

¿Cuál es la postura del radicalismo sobre el régimen penal juvenil?
El derecho positivo argentino respecto de la responsabilidad penal de los menores, establecido por dos normas de la dictadura, es abiertamente inconstitucional pues contraviene disposiciones expresas de la Convención sobre los Derechos del Niño, además de numerosas recomendaciones de organismos internacionales. Desde hace más de una década la UCR viene impulsando la sanción de un régimen penal juvenil que adecue nuestra legislación a los requerimientos constitucionales y a los estándares universales. Incluso en 2000 el Poder Ejecutivo remitió al Congreso una iniciativa sobre la materia que si bien no fue sancionada, sirvió de base a decenas de proyectos posteriores que tampoco tuvieron éxito. En diciembre de 2008 la Corte Suprema de Justicia urgió al Poder Legislativo a sancionar en un plazo razonable las normas que permitan terminar definitivamente con la inaceptable «situación irregular» y la hipócrita «tutela» actualmente vigente.

¿Se tratará en Diputados el proyecto que salió del Senado?
El Senado ha dado media sanción, con un alto grado de consenso entre las diferentes fuerzas políticas, a un proyecto de ley de responsabilidad penal para los menores de 14 a 18 años de edad que satisface en general las exigencias constitucionales. Cuando se trata de matar o de violar no parece que la inmadurez no permita comprender cabalmente la criminalidad del acto y dirigir sus acciones conforme a dicha comprensión. El bloque de diputados de la Unión Cívica Radical intentará que se convierta en ley el proyecto en discusión lo más pronto posible. Queremos evitar que una falsa mirada «progresista» permita la subsistencia de un sistema que avergüenza a un país respetuoso de los derechos humanos.

DZ/sc

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario