Tiempo en Capital Federal

14° Max 10° Min
Parcialmente nuboso
Parcialmente nuboso

Humedad: 65%
Viento: Nordeste 15km/h
  • Sábado 24 de Agosto
    Cubierto11°   15°
  • Domingo 25 de Agosto
    Cubierto11°   14°
  • Lunes 26 de Agosto
    Nubes dispersas12°   18°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Germán Chiaraviglio: «Nunca bajé los brazos»

El atleta dejó atrás las lesiones, ganó una medalla de Plata en Toronto y se prepara para Río 2016.

Por Matías Hermann
Email This Page

La pasó mal con su lesión, la luchó, no bajó los brazos y cerró un 2015 inolvidable con Medalla de Plata en los Panamericanos de Toronto y clasificación a la final del Mundial de Beijing. El garrochista le cuenta a Diario Z el porqué de los logros conseguidos en el año. “Me da mucha satisfacción haber peleado en su momento”, sintetiza el santafesino.

¿Por qué el salto en garrocha?

Empecé haciendo pruebas de atletismo pero después me gustó más la garrocha porque era más atractiva y también por la familia. Mi papá y mis hermanos, todos, nos dedicamos a esto.

¿Cómo fue entrenar en un país sin tradición en atletismo?

Santa Fe tiene una tradición de atletismo muy importante, una pista de atletismo de material sintético que se hizo para los juegos Cruz del Sur en el 82, fue ahí donde empezamos a practicar y ahí está toda la actividad del atletismo de la ciudad. Empecé en un principio con el apoyo de mi familia, un poco de la Federación y de a poco a representar a la provincia de Santa Fe y, en algunos torneos, a la Argentina.

¿Cómo se vivió en tu familia esta situación de estar todos ligados a la misma disciplina?

Lo vemos bastante natural por más que no lo sea, nos criamos así, como una familia que son todos abogados o médicos. En nuestra casa era habitual hablar de atletismo y hoy lo sigue siendo. Es el ADN de nuestra familia.

Una lesión te tuvo a maltraer. ¿La pasaste mal?

Tuve una operación en el tobillo izquierdo. Fue bastante complicado porque hasta dar con la tecla y decidir operarme pasó casi todo el 2009. No sabía qué diagnóstico tenía y en marzo de 2010 decido operarme y fue un largo camino entre muletas y ejercicios hasta volver a competir recién en abril de 2011. Pase un año y muchos meses sin competir. Cuando arranqué fue muy de a poco. En esos años se aprende un montón de cosas, fueron años duros. Uno se bajonea pero son etapas de una carrera y lo importante es que nunca bajé los brazos.

¿Se te pasó por la cabeza largar todo?

No, siempre lo dije, el día de mañana iba a decir que lo podía haber intentado. Soy muy cabeza dura, tengo que admitir que no hubiera sido algo normal dejar el atletismo o que el atletismo me deje por una decisión. Tenía que haber una posibilidad de salir adelante, no sabía cuándo pero estaba confiado que una vez más iba a volver a saltar.

Y ahora este gran 2015.

Me da mucha satisfacción haber peleado en su momento para hoy en 2015 decir que fui campeón sudamericano, que saqué plata en Toronto con la mejor marca de mi carrera después de 9 años y por primera vez entrar en una final del Mundial de adultos y estar dentro de los mejores diez saltadores. Es un pronóstico que no me lo esperaba en 2014, si bien arranqué 2015 muy bien pero fue superlativo con respecto a mis expectativas. Me pone muy feliz de cara a 2016.

¿Qué cambió con la lesión?

Tengo más experiencia, aprendí varias cuestiones. Hace dos años que puedo entrenar de manera sana y continua. Eso tuvo que ver con adaptar el entrenamiento a mis condiciones, que son tener un tobillo dos veces operado y no sobrecargarlo. Además de saltar cuando hay que saltar, no llegar a un estrés y correr el riesgo de lesionarme, me siento muy bien físicamente y no tuve dolores. Entrenar de manera continua para nosotros es muy importante. Eso hizo que mejore la parte anímica y que esté más confiado y seguro a la hora de saltar.

¿Estás ubicado muy lejos de los mejores?

Me encantaría decirte que estoy cerca. Cada centímetro a partir de ahora cuesta mucho más y ellos son los mejores del mundo. Estar entre los diez mejores hoy en el Mundial me pone recontra feliz. Hace un año ni estaba clasificado, y hace tres años ni siquiera fui a los Juegos Olímpicos de Londres ni al Mundial de Moscú. Estoy un escalón arriba, me pone recontra feliz y voy a hacer todo lo posible para acercarme lo más que pueda.

¿Tu objetivo es permanecer dentro de los diez primeros?

Eso sería algo muy importante, mantener el nivel que tuve, levantar el piso, probar alturas altas. Este nivel de 2015 no va a ser fácil de mantener y será una linda tarea para 2016. No quiero dar pronósticos para Río, nunca fui de hacer eso.

DZ/sc

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario