Tiempo en Capital Federal

21° Max 18° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 92%
Viento: Suroeste 23km/h
  • Lunes 26 de Octubre
    Despejado15°   21°
  • Martes 27 de Octubre
    Despejado14°   19°
  • Miércoles 28 de Octubre
    Cubierto con lluvias14°   18°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Gamers: Una pasión digital

Se reúnen para compartir su fanatismo por los videojuegos.

Por Alejandro Caminos
Email This Page
Noche de los Videojuegos3

Probablemente alguna vez escuchamos como un reto la frase “la vida no es un juego”. Sin embargo, para los gamers, puede no ser así, ya que estos fanáticos de los videojuegos son personas que se destacan por la pasión y el interés que tienen tanto hacia los videogames como a sus diferen­tes consolas.

Los gamers buscan el placer lúdico y encontrar nuevos desa­fíos en la dificultad de cada tí­tulo. Incluso llegan a analizarlos como si se tratara de una pelícu­la, desde los personajes, la músi­ca, la facilidad para jugarlo y los gráficos.

Iván Albertti tiene 25 años, es licenciado en Ciencias de la Com­putación de la UBA y cree que el ser gamer es un hobby y no una tribu urbana. Además, su princi­pal regla es que “hay que amar a todos los videojuegos y conso­las por igual y no jugar un juego solo por su aspecto”. Tal es su pa­sión que comenzó con la Atari a los tres años. Y el Monster Ran­cher 2 para PlayStation fue el cul­pable de su ausencia del colegio por dos días.

Esta cultura estalló en el país a finales de los 80’ y en los ’90 gra­cias a la aparición de la Atari, el Family Game, el Sega, la PlaySta­tion y la Nintendo 64. Se sumaron los arcades en los diferentes cen­tros de videojuegos y, años des­pués, los cybers y sus juegos en red, como el Counter Strike y el Grand Theft Auto, Vice City.

En la actualidad los gamers cuentan con espacios propios para juntarse, como La Noche de los Videojuegos, en Niceto Club. Según el redactor de la revista Nah! y organizador Emiliano Sas­sin, la fiesta es una excusa para que la gente se junte a disfrutar de varios juegos con sus distintas consolas, que van desde diferen­tes arcades hasta la PlayStation 3. Incluso hubo un juego de carreras llamado Daytona en medio de la pista de baile.

Santos de las Carreras, otro de los promotores del evento, cuen­ta que la idea apareció una noche mientras jugaban, y casi como una parodia a La Noche de los Museos. Cabe destacar que en su primera edición concurrieron 600 personas, mientras que en la se­gunda fueron 750 los presentes.

Incluso, este mundo cuen­ta con una orquesta propia dedi­cada a tocar solo música de vide­ojuegos llamada Power Up. Para el director, Mariano Cazorla, “el mensaje que buscamos dar es el de pasarla bien y que se saquen el prejuicio de que ser gamer y dis­frutar de la música de los juegos es algo raro”, informó el músico.

Maximiliano Peñalver condu­ce el ciclo radial ¡Malditos Nerds!, que se emite los martes y miérco­les de 23 a 1 por Vorterix Rock. Para este veterano del ambiente gamer, el secreto está en no lu­crar con este hobby porque “dejar de ser creíble es igual a perder el público gamer”. Con 41 años, Pe­ñalver es especialista en el rubro desde hace más de diez años y di­rector de la revista Loaded.

La relación de la Ciudad con los videogames no siempre fue tan fructífera: en 1998, se apro­bó la ley N°16, que prohibía la dis­tribución, comercialización, venta y/o alquiler y promoción publici­taria de Carmaggedon, un juego que consistía en atropellar peato­nes en medio de una carrera. La reglamentación fue derogada dos años después. Otro caso fue el de la denuncia hecha por la fun­dación Todos por Igual en 2008 para que se proscribiera el Coun­ter Strike por considerarlo “noci­vo para la salud mental y psíqui­ca de la comunidad, en especial, de los jóvenes”. Respecto a los su­puestos efectos nocivos de los vi­deojuegos, el psicoanalista Javier González Mora reparó que los gamers suelen ser introvertidos y oposicionistas. Pero que los jue­gos no son determinantes en una persona si esta no tiene conduc­tas violentas ya establecidas.

Revistas, programas de radio, orquestas o convenciones temáti­cas. Lo cierto es que esta cultura llegó para quedarse. Y lejos está de decir “Game over”.

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario