Tiempo en Capital Federal

31° Max 24° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 66%
Viento: Este 26km/h
  • Domingo 24 de Enero
    Despejado25°   33°
  • Lunes 25 de Enero
    Despejado27°   35°
  • Martes 26 de Enero
    Cubierto con lluvias21°   30°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Gabriela Cabezón Cámara

La periodista y escritora recuerda su Navidad inolvidable.

Por Gabriela Cabezón Cámara
Email This Page

Yo sé que eso de la «noche de paz» para muchos es un infierno: los lugares comunes tienen fuerza siempre, pero a veces operan por contraste o contra­dicción. En mi caso, el lugar común regía en positivo y con esto quiero decir que reinaba casi sin fisuras. Era una noche alegre y pacífica. Había un porche de baldosas rojas que se abría a un cielo de ese azul que sabe ser oscuro con esa calidez un poco amarillenta tan propia del cielo acá en verano, donde recuerdo haber observado los primeros fenómenos celestes: el brillo redondo y dominante de Venus, las caras de los reyes ma­gos en la luna llena, alguna que otra estrella fugaz. A mí, pensar en la pequeñez de la Tierra me llegó así, tirada sobre las baldo­sas rojas que todavía estaban ca­lientes -siempre hace calor el 24 de diciembre y el porche daba al Oeste- alguna de esas noches de Navidad, cuando podía quedarme despierta hasta tarde. Había, para mi felicidad, muchas cosas dulces. Había, cuando tuve la edad que mis padres consi­deraron suficiente, estrellitas. Había la espera ansiosa, la lucha por mante­nernos despiertos hasta que llegara Papá Noel. Nos manteníamos despiertos, pero el tipo llegaba siempre cuando es­tábamos haciendo otra cosa y lo seguía la alegría de abrir regalos: la primera bicicleta, por ejemplo. Y empezar a andar, con mi papá ayudándome a subir y acompa­ñándome por toda la cuadra, de esquina a esquina, el tableteo de las rueditas contra los listones de la vereda. Nada demasiado salien­te, ni raro, ni excepcional. Pero fue precioso.

DZ/km

 

Fuente Especial para Diario Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario