Tiempo en Capital Federal

15° Max 13° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 92%
Viento: Suroeste 13km/h
  • Lunes 26 de Julio
    Despejado  14°
  • Martes 27 de Julio
    Despejado  10°
  • Miércoles 28 de Julio
    Parcialmente nuboso con lluvias  9°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Fundación Baccigalupo: Donde todos pueden jugar

Diez años de trabajo por la calidad de vida de jóvenes con capacidades especiales.

Por alejandro-percia
Email This Page

Hace ya 10 años que la Fundación Baccigalupo trabaja para conseguir que niños, jóvenes y adultos con discapacidad intelectual encuentren en el deporte una herramienta para lograr una mayor integración en la sociedad, mejorar su calidad de vida y potenciar su desarrollo psicofísico. Con sedes en Buenos Aires, Mar del Plata, Salta, Bahía Blanca y Río Gallegos, este año más de 400 alumnos de todo el país tendrán clases de hockey, tenis, fútbol, básquet, iniciación deportiva y running.

El proyecto nació en 2002 como el sueño de Cecilia Baccigalupo, una destacada jugadora de paddle (llegó a ser tricampeona mundial), cuando descubrió que podía unir su vocación docente, su trayectoria como deportista y el amor que siente por los jóvenes especiales.

Andrea Benaim es la directora ejecutiva y trabaja en la institución desde 2005, cuando conoció a Cecilia Baccigalupo en una semifinal de Copa Davis, donde realizaron una exhibición con jóvenes con discapacidad intelectual junto a los tenistas argentinos. «Salió excelente, fue un momento sublime, y ahí Ceci me preguntó si quería ayudarla en su fundación. Desde ese día estoy feliz de formar parte», expresa.

Para este año se proponen incrementar el número de alumnos que asisten a las escuelas deportivas de la fundación, para que cada vez más niños, jóvenes y adultos disfruten de los beneficios que brinda el deporte. También incorporarán un día más de clase en Mar del Plata y Salta y buscarán participar en congresos y seminarios para intercambiar experiencias con otras ONG que trabajan en la misma dirección.

Profesores y padrinos
La fundación cuenta con la colaboración de importantes figuras del deporte nacional: Lionel Messi, Gabriela Sabatini, Cachito Vigil, Magui Aicega, Guillermo Vilas y Paola Suárez, entre otros. También Manu Ginóbili, que en un reciente encuentro con más de 150 alumnos expresó: «No me agradezcan a mí: yo soy el agradecido. Uno puede jugar en la NBA, pero nada se compara con pasar un rato con estos chicos. Estoy orgulloso de que me hayan elegido como padrino».

En cuanto a los profesores, Andrea cuenta que buscan personas que tengan «entrega, con cariño y respeto a los niños y jóvenes con discapacidad intelectual». También «profesionalismo, ganas de aprender, alegría y trabajo en equipo».

Para Diego Nys, el coordinador deportivo, lo más destacable es la función social que cumple la fundación. «A través de nuestras actividades estamos enviando un mensaje a la sociedad: todos pueden realizar deportes, sólo depende de las reglas de juego que se propongan. Este mensaje lo transmitimos a nuestros alumnos en cada una de las clases, como en los eventos de integración junto con otros colegios y clubes», recalca.

Asimismo, agrega que «la práctica deportiva tiene como objetivo lograr la mejora de aspectos físicos, psicológicos y sociales, así como la diversión a través de variedad de actividades». Según su experiencia, «ayuda a prevenir enfermedades, promoviendo una vida sana y feliz, además de generar aprendizajes y valores que luego se transmiten en el resto de los ámbitos de la vida cotidiana. Por ejemplo: respetar los tiempos del otro, cuidados de sus pertenencias, higiene personal y aprender que a veces se puede perder».

Lorena La Terza forma parte del equipo hace siete años y actualmente es coordinadora de las escuelas de hockey y profesora de básquet. Sostiene que lo más importante de la tarea que llevan adelante es que «los alumnos pueden practicar un deporte específico, que no está impuesto, sino que es elegido por ellos mismos y, si bien hay reglas adaptadas en algunos casos, realizan una actividad que sienten propia, en la cual trabajan y aprenden a ser deportistas».

«Juegan con otros, comparten experiencias, momentos, jugadas, actitudes y millones de cosas que el deporte nos enseña. Esto luego se traslada a la vida personal y social de cada uno, en la cual se manifiestan muchos de estos comportamientos adquiridos», resalta.

La respuesta de los alumnos es de «felicidad», según Lorena. «Disfrutan de practicar deporte, de jugar, de ganar, de que gane otro, de compartir. Siempre el trabajo tiene que ver con la personalidad de cada uno y, como los alumnos convencionales, cada uno de ellos tiene su forma particular de responder, de comprometerse, de comprender, aunque lo importante es que aprenden y se divierten».

DZ/rg

 

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario