Tiempo en Capital Federal

29° Max 19° Min
Parcialmente nuboso
Parcialmente nuboso

Humedad: 55%
Viento: Nordeste 29km/h
  • Martes 24 de Noviembre
    Cubierto con lluvias22°   28°
  • Miércoles 25 de Noviembre
    Cubierto con lluvias22°   28°
  • Jueves 26 de Noviembre
    Nubes dispersas22°   25°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Frutos para comer al paso

Un proyecto online contiene una base de datos de los árboles frutales callejeros. 

Por Norma Rossi
Email This Page
naranjo_DSC0058

La ciudad está llena de árboles frutales, vamos a difundir sus ubicaciones así todos disfrutamos de la fruta que nadie consume y se desperdicia.” Con ese sencillo llamado, Ludmila Medina (23) –estudiante de Agronomía (UBA)– convoca a los vecinos a través de su página de Facebook; creada, según relata “porque me daba pena ver tanta fruta en la calle y tan pocos la consumen”. Ya tiene más de 7.000 seguidores interactivos, que aprenden a identificar los frutales, y todos los datos sobre los distintos árboles que se pueden hallar en las veredas o en los parques públicos.
Todo comenzó hace tres años, cuando cursando “producción vegetal orgánica” Ludmila participó de un censo de árboles que organizaba el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
Así tomó contacto con un dato poco conocido: como una gran verdulería al paso, las veredas de la city están plagadas de frutales. De naranjas a ginko biloba, lo que usted se imagine.
Al año siguiente (2011) el gobierno porteño la contrató como inspectora del arbolado público. Imaginativa y decidida, aprovechó la oportunidad para lanzar su proyecto “La ciudad nos regala sabores”, donde entre todos los participantes arman un listado de especies y su ubicación precisa.
La página www.arbolesciudad.com cuenta con álbum de fotos para aprender a reconocerlas, propiedades, y datos de consumo. E incluye una serie de árboles ornamentales,
también dispersos por la ciudad.
“Para que exista un equilibrio en todo este sistema, la idea es pedir permiso al vecino dueño del árbol –aclara Ludmila–. No ‘saquearlo’, y pensar en quienes pueden ir a juntar fruta más adelante, ya sea el vecino, u otro de nosotros.”
Como datos básicos, también puntualiza que lo más común de encontrar son los cítricos (naranjas, mandarinas, limones y pomelos). “También hay muchos paltos pero como son muy altos, es necesario enseñar a la gente cómo obtener esa fruta sin lastimarse.” Con ellos comparten la city , desde durazneros, damascos, ciruelos y moreras, hasta olivos, nogales, bananos e higueras. Y, al mismo muchas ricas frutas –y frutos– desconocidos para nuestro paladar, como los nísperos –similar a un pequeño durazno– y la pimienta rosa.
En cuanto al consumo de estos tesoros naturales al alcance de la mano, Ludmila cree que existen muchos prejuicios. ”La fruta de los árboles en la calle no es brillosa ni perfecta como la que uno ve en la verdulería y muchos desconfían de su origen, justamente porque –a diferencia de ella– esos árboles frutales no son rociados con insecticidas y otros productos destinados a ‘proteger’ la fruta –explica–. Por eso, algunos frutos de la calle tienen gusanitos, producto de las mosca; pero son los menos. Es muy sencillo limpiarlos y consumir las partes que no están apestadas. Y al estar libres de pesticidas, incluso resultan más saludables que mucha fruta comprada”.
La cuenta pendiente, también para Ludmila, es saber cuál es el efecto que produce en la fruta de la calle la contaminación ambiental. Hay que tener en cuenta que el gobierno porteño prohíbe plantar árboles frutales en la vía pública. Por eso Ludmila –aunque parte de él– motoriza su proyecto de forma privada y sin asistencia estatal. De acuerdo con sus investigaciones, la mayoría de los árboles frutales que hoy tiene Buenos Aires fueron plantados por los inmigrantes europeos llegados durante los siglos XIX y XX; y algunas administraciones municipales, antes de que se prohibieran.
Ludmila sueña con crear un mapa virtual completo, con todos los frutales de la ciudad. Según los datos actuales son alrededor de 5.660, de acuerdo con uno de los pocos datos que se pusieron a disposición del público después del censo del arbolado de 2010.

Para comunicar la dirección exacta de un frutal, enviarla por mensaje privado a la página de face: La ciudad nos regala sabores.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario